fbpx
3 febrero, 2023

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

A LA IMAGEN LE QUITARON LA CRUZ, VEA AQUÍ POR QUÉ….

JUAN LÁZARO/reporterosenmovimiento.com

#TEPETLIXPA, EDOMEX, 3 de enero 2023.- A la imagen del Dulce Nombre de Jesús, santo patrono del pueblo de Tepetlixpa, le quitaron la cruz de madera que cargaba por qué los feligreses «creían de que le lastimaba el clavo que tenía en el hombro».

Corrían los años cuarenta cuando el pueblo aceptó que el Santo «no sufriera más» y desde entonces ya no carga la cruz de madera.

Aunque con el tiempo esa cruz se extravió y ya no la volvieron a ver.

JUAN ROSALES EL BISABUELO DE MARCELINO

La historia la cuenta el señor Marcelino Buendía Rosales, de 87 años de edad y tataranieto de Juan Rosales, aquel posadero que recibió en su casa a unos peregrinos del pueblo de Huazulco, del estado de Morelos que llevaban una caja con la santa imagen.

En el tiempo en qué le quitaron la cruz a la imagen del Dulce Nombre de Jesús, el padre de Marcelino, el señor Ascencio Buendía, era mayordomo y por eso recuerda bien esa decisión del pueblo de Tepetlixpa.

Marcelino Buendía a pesar de su avanzada edad, intenta que el nombre del señor Rosales, su bisabuelo, sea incluido en la historia de la forma en cómo participó en aquel hecho histórico de que el Dulce Nombre de Jesús se quedará en Tepetlixpa.

Él mismo reparte una hoja en la que relata la historia similar a la que también se puede adquirir en la parroquia en la que se venera al Santo, pero con datos más precisos.

ERAN PEREGRINOS DE HUAZULCO 

De acuerdo a don Marcelino de 1830 a 1840 se tuvo la presencia de los peregrinos de Huazulco en la posada.

Juan Rosales al ver a la santa imagen pidió permiso para que la colocarán en una capilla llamada de los Dolores para que el pueblo la venerara.

Los feligreses de Tepetlixpa le llevaron música, flores, rezaron y le mostraron mucho amor.

Al otro día, los peregrinos de Huazulco querían seguir su camino pero a la imagen ya no la pudieron mover y desde entonces se quedó en Tepetlixpa.

Su fiesta es la última semana de enero, estableció Marcelino, aunque el pueblo empieza desde el 29 de diciembre, un mes antes.

El 3 de enero, las primeras comparsas de chinelos salieron al «brinco» por las calles de Tepetlixpa, cómo publicó reporterosenmovimiento.com en su página de Facebook.

PARROQUIA DETERIORADA

Marcelino Buendía platicó que en los años 1940 al 50 la parroquia estaba en decadencia y fue un sacerdote de nombre Jacobo qué la empezó a arreglar.

Pero por las condiciones de deterioro, en 1950 se decidió tirar la vieja capilla y construir otra.

De los años de 1950 a 1970, la parroquia de Dulce Nombre de Jesús estuvo en obra negra y poco a poco se fue terminando hasta tener el edificio actual.

Ya en 1975 hubo una persona que financió el hermoso decorado del interior de la parroquia, con la cooperación del pueblo.

Este decorado duró tres años hasta que se acabó el dinero.

Pero no faltó voluntad de los feligreses que aportaron recursos para terminar el decorado.

Gracias a ese esfuerzo del pueblo de Tepetlixpa hoy tienen un santuario visitado por miles y miles de feligreses de toda la República Mexicana.

Su fiesta dura más de un mes y llegan comparsas de chinelos de los pueblos cercanos a rendirle tributo.

DE OFICIO MÚSICO 

Marcelino Buendía es un vecino de Tepetlixpa que se dedicó a la música e incluso era primera trompeta y participó en una posada que organizó el entonces presidente de la República, Adolfo López Mateos.

EL 29 DE ENERO «LA FIESTA GRANDE»

De acuerdo a Felipe Ranchos, de la comparsa Juvenil de Tepetlixpa, el 29 de enero será la fiesta grande, pero antes y después hay «brinco» de chinelos, de marotas.

Tan solo ayer lunes, participaron cinco comparsas que bailaron por las calles del pueblo y por la noche se quemó un castillo.

La fiesta viene en grande en TEPETLIXPA, así que si va usted. Disfrútala.

A %d blogueros les gusta esto: