fbpx
31 enero, 2023

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

12:40 p.m. horas

• El diputado Miguel Sámano destacó el impacto que tuvo la pandemia de COVID-19 sobre las finanzas públicas, pero también la insuficiencia de acciones para la protección de la planta productiva y el empleo.

• El legislador Ismael Hernández señaló que el gobierno, se preocupó más por obras faraónicas, que por la salud de los mexicanos.

El diputado federal Miguel Sámano Peralta aseguró que el voto de la bancada priista sobre el Dictamen de la Cuenta Pública del 2020 es rotundamente en contra, porque, subrayó, los resultados de las auditorías arrojan diversas inconsistencias que convocan a una reflexión profunda sobre el ejercicio del gasto público.

Al exponer el posicionamiento de la fracción del PRI, el legislador mexiquense indicó que es relevante que para ese año se haya compensado la caída de los ingresos públicos mediante el uso de 204 mil millones de pesos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios, lo que repercutió en la disminución de estos recursos a la mitad en el lapso de un año.

Sin dejar de lado, anotó, los cinco mil 640 millones de pesos que están pendientes de aclarar por parte de Seguridad Alimentaria Mexicana (SEGALMEX), así como más de dos mil 500 millones de pesos en lo que respecta a los recursos destinados por el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) para la atención de la pandemia de COVID-19.

En ese sentido, Sámano Peralta enfatizó que una de las principales características del Ejercicio Fiscal 2020, fue el impacto que tuvo la pandemia de COVID-19 sobre las finanzas públicas, pero también, aclaró, lo fue la insuficiencia de acciones para la protección de la planta productiva y el empleo.

Así como las irregularidades en el programa Sembrando Vida que otorgó apoyos económicos ordinarios por 243 millones de pesos sin acreditar con la documentación comprobatoria que estos fueron entregados a los beneficiarios, lo que Indicó es preocupante porque para el mismo, en 2023 se ejercerá un presupuesto superior a los 37 mil millones de pesos.

Concluyó que los datos antes referidos son algunos ejemplos que obligan a revisar con mayor detalle la aplicación de los recursos públicos y estar al pendiente de que se solventen todas las inconsistencias durante las siguientes etapas del proceso de fiscalización.

En su oportunidad, el legislador priista Ismael Hernández Deras precisó que las acciones del gobierno dejan de manifiesto que por encima de la salud de los mexicanos, se preocupó más por obras faraónicas, que evidentemente no contabilizaron las vidas perdidas de los mexicanos.

Por eso hoy, subrayó, la actual administración, con la pandemia y la educación, tiene una deuda enorme, porque hay una generación de niños y jóvenes que en el tema académico por la pandemia, hoy no han tenido la formación mínimamente de calidad en cada comunidad.

A %d blogueros les gusta esto: