RINDE FRUTOS PROGRAMA DE AGRICULTURA URBANA DE CHIMALHUACÀN

GetAttachmentChimalhuacán, Méx.-La construcción del segundo invernadero del agricultor José Alfredo Canal Gómez, el aumento de la producción del señor Nicolás Buendía Pérez y el desarrollo de 11 productores agrícolas más y de 10 huertos escolares, son el resultado del apoyo que el Gobierno del Nuevo Chimalhuacán ha brindado a los agricultores a través del programa Agricultura Urbana.

El invernadero de 200 metros cuadrados de jitomate huaje, es el nuevo integrante de la familia del productor José Alfredo Canal Gómez, quien, desde la siembra de la primera semilla hasta la última, ha cuidado con dedicación y esmero su parcela para que su primera cosecha, a realizarse en el mes de octubre, arroje frutos frescos y saludables.

“Nunca imaginamos tener dos invernaderos… el tipo de clima y suelo que tenemos aquí en Chimalhuacán,  las asesorías y la donación de semillas, junto con el producto biológico que nos ha ofrecido el gobierno municipal, son los responsables del desarrollo de nuestros invernaderos”, expresó José Alfredo Canal.

El presidente municipal, Telésforo García Carreón, quien dijo ser un entusiasta de la actividad agrícola, felicitó y agradeció a los productores por seguir al pie de la letra cada uno de los cuidados: “el producto final es un alimento fresco y saludable que va directamente a la mesa de las familias chimalhuacanas por lo que es de mucha importancia que en su tratamiento no sean utilizados productos químicos y es un orgullo que sea un producto 100 por ciento hecho en nuestro municipio”.

Asimismo, el alcalde de extracción antorchista informó que desde hace más de un año y medio se les ha brindado apoyo a los productores agrícolas de este municipio, a través del programa Agricultura Urbana, en el cual son beneficiados con semillas y producto biológico del que obtienen un ahorro de cinco mil pesos.

Nicolás Buendía Pérez, originario de este municipio, recordó cuando tuvo la iniciativa de sembrar jitomate, pues ya tenía la experiencia de cosechar hortalizas, sembrar flores y extraer agua miel: «mi cultivo de jitomate creció muy débil, yo creí que no había remedio, ahora después de las sugerencias y las semillas que me han brindado, en 500 metros cuadrados tengo cultivo de jitomate con plantas que miden casi dos metros de altura y mi producción ha aumentado a 24 kilos por metro cuadrado”.

Por otra parte, en lo que respecta a los huertos escolares, respaldado por el programa Agricultura Urbana desde hace tres meses, fue construido por 90 alumnos La espinaquita feliz, el huerto de la escuela primaria José Martí, donde se ha cultivado betabel, acelga, rábano y lechuga, además de la instalación de un huerto hidropónico, para el cual el gobierno municipal donará el tinaco que alimentará a cerca de 100 plantas.

La señora Olga López Álvarez, madre de familia, expresó estar muy sorprendida de lo que han logrado los niños en el huerto: «desde el primer día, mi hijo estaba muy entusiasmado e ilusionado, estamos muy orgullosas de nuestros hijos y también contribuimos con esta iniciativa, pues hacemos de comer platillos muy ricos con estas verduras, en una ocasión una señora hizo unas quesadillas de acelgas que compartió aquí en la escuela y estaban muy sabrosas, a los niños les gustó mucho”.

Anuncios

Deja un comentario