fbpx
26 septiembre, 2022

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

Opinión: Mario Palomino con violencia y desvío de recursos de NAEM busca desestabilizar al SNTE

Por Rodrigo de Santiago/ una colaboración para reporteros en movimiento

16:59 p.m. horas

La tarde del viernes, trascendió la cobarde agresión que ejerció Mario Palomino en contra del Profr. Víctor Alfonso Espinosa Alarcón en las oficinas de SEIEM ubicadas en el municipio de Tultitlán, cuando el dirigente estatal irrumpió en esas oficinas con un grupo de personas violentas encabezados por su hijo el regidor de Ecatepec, Mario Cervantes Montero, y el Director de Educación del Ayuntamiento de Tecámac, Humberto Manrique Salmerón.

Ante los hechos, hubo un repudio general por parte del gremio magisterial contra los actos de violencia, en redes expresaron que “cómo era posible que alguien que toda la vida vivió del Sindicato y de los Maestros, hoy los traiciona por dinero y para beneficiar a su familia”; también, mostraron solidaridad con su compañero agredido, hicieron un llamado a la unidad, a cerrar filas con su líder Rigoberto Vargas Cervantes y a no caer en provocaciones de grupos externos que buscan desestabilizar a la Sección 36.

El reclamo de Palomino es reincorporarse a su plaza como maestro; sin embargo, se comenta que la verdadera intención es saltar del barco de NA que él mismo hundió, saqueó y que tiene como real objetivo desestabilizar la dirigencia sindical a la cual se debe. Fuentes cercanas a los SEIEM, afirman que fue imposible atender la solicitud de Mario Palomino por no cumplir con todos los requisitos de ley; frustrado, exigió trato especial y al no conseguirlo, ordenó a sus golpeadores atentar en contra de los trabajadores.

Ya a nadie le extrañan las formas “cavernícolas” de hacer política de Palomino, pues ha hecho de la violencia su modus operandi, todos quienes lo conocen saben que, en su gestión como dirigente partidista, la falta de argumentos, talento y, sobre todo, el nulo oficio político, terminaron por desquiciar a un personaje “mareado del poder” que le ha dado el manejo discrecional de más de 200 millones de pesos que recibe como prerrogativas y que son recursos públicos.

Pero el tema no solo es político, pues Palomino quiere reincorporarse a una plaza como maestro y seguir manejando los dineros de NA, algo que es jurídicamente imposible ya que la Ley de Servidores Públicos del Estado de México y el estatuto de NA prohíben claramente que cualquier servidor público pueda, simultáneamente, ser dirigente partidista; por tanto, si quiere regresar a las aulas -en donde, por cierto, ya ni lo conocen- tendría que renunciar como Presidente del partido.

Alguien debe avisarle al dirigente de Nueva Alianza que la democracia sindical ya nada ni nadie la detiene y que hoy las maestras y los maestros eligen libremente a sus dirigentes. Dicen que el poder atonta a los inteligentes y a los tontos los vuelve locos, y vaya que sí, pues nadie entiende como aspira a dirigir a los maestros, cuando mantiene secuestrado el brazo político y ejerciendo violencia en contra de ellos.

Algo es seguro, la militancia de NA y los maestros no olvidan y no tolerarán la traición de Mario Palomino.

A %d blogueros les gusta esto: