fbpx
30 septiembre, 2022

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

• NOM-046, la ruta de obligaciones institucionales.

Por. Diana Hernández.

17:00 hrs.
Ciudad de México/ Cimac. 15 agosto, 2022.- De acuerdo con el centro de análisis México Evalúa, durante el segundo semestre de 2021, 5 millones de mujeres mayores de 18 años experimentaron algún tipo de violencia sexual en México.

Sin embargo, en el 99.7 por ciento de los casos no hubo denuncias ni investigaciones al respecto. Frente al panorama, es importante que las mujeres conozcamos el papel de las dependencias de gobierno ante estos delitos, pues solo así se puede avanzar para cerrar esa brecha de injusticia.

Una parte importante en esta labor es la información. Es por eso que la organización por los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres Ipas México –entre muchas otras asociaciones– se ha encargado de difundir lo que necesitamos saber en caso de que seamos víctimas de violencia sexual.

Al hablar del tema, lo primero que debemos conocer es que en México hay una norma oficial donde se detallan las rutas para que las diferentes dependencias de gobierno –principalmente del sector salud– respondan frente a un delito sexual. Esta regulación es la NOM-046, y puedes hacerla efectiva
con estos consejos de Ipas.

¿Cómo deben actuar las y los funcionarios de salud con las víctimas de violencia sexual?
De acuerdo con lo establecido en la NOM-046, las víctimas de violencia sexual deben recibir atención de manera inmediata, ya que sus casos se consideran como urgencias médicas.

Este cuidado debe estar enfocado en tres aspectos. En primer lugar, estabilizar a la víctima tras el daño psicológico sufrido a causa de la agresión; en segundo, si es posible debe haber una reparación de daños con un tratamiento adecuado y respetuoso. Por último, la atención médica ofrecida a la víctima debe evitar que tenga complicaciones de salud.

Ipas México recuerda que todas las instituciones de salud pública en el país están obligadas a ofrecerte atención médica tras haber experimentado violencia sexual. Además, se incluye el uso de anticonceptivos de emergencia hasta cinco días después de la agresión.

En caso de que la víctima no haya tenido acceso a estos medicamentos, las instituciones de salud pública están forzadas a practicar una Interrupción Legal del Embarazo (ILE) si es que la mujer afectada lo solicita y para ello no se
necesita una autorización judicial por parte de ningún Ministerio Público.

En caso de que la víctima sea menor de edad, tampoco necesita la autorización de su madre, padre o tutores. Lo único que necesitan tanto mayores como menores de edad es una solicitud por escrito y dar su consentimiento informado. Quienes lo requieran pueden contactar a Ipas México para saber cómo redactar la solicitud.

La violencia sexual es un delito que daña a la víctima no solo de manera física, también hay secuelas psicológicas que necesitan tratarse con especialistas en salud mental. Esto contribuirá a que la víctima reciba la contención y ayuda necesarios para continuar con su vida en distintas esferas.

A %d blogueros les gusta esto: