fbpx
9 agosto, 2022

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

El ciclo de los años un pasaje por nuestra vida

Fernando Ramón Olivas Ortiz

13:07 p.m. horas

  • De allí que se piense que los viejos somos sabios y lo mejor es que nosotros mismos nos lo creemos.
  • Se habla que subieron a 73 años la esperanza de vida para los adultos mayores hombres, las mujeres subieron de 75 a 78 años
  • En tanto, los abuelos, viejos, ancianos, hombres y mujeres con experiencia y sapiencia, hoy sólo son llamados adultos y adultas mayores.

Cuando niños, no sabemos lo que queremos ni a donde vamos y por eso no le damos importancia a los años. De joven, los años nos ayudan y pensamos que serán para siempre y no les damos importancia y nos los queremos acabar. Al madurar la persona los años siguen ayudando y mucho los disfrutamos.

Al llegar a ser adulto mayor, los años vividos nos hacen sentir bien y tratamos de conservarlos. Ya al llegar a la ancianidad y casi al final de nuestras vidas, los años ya no nos estorban y nos aferramos a la existencia para seguir viviendo. Pero inevitablemente llega el último ciclo de los años y es cuando nos despedimos y nos vamos.

Muchos años vividos son pruebas existentes de lo que hemos aprendido y muchas veces puesto en movimiento, de allí que se piense que los viejos somos sabios y lo mejor es que nosotros mismos nos lo creemos.

¿Quién no presume las recetas de la abuela y por supuesto los consejos del viejo?.

Por eso, día a día los abuelos pomposamente llamados adultos mayores para no lastimarnos, estamos viviendo una existencia completamente diferente a cómo nos la enseñaron y nos platicaron nuestros padre y abuelos.

En verdad, esta pequeña reflexión es motivo de mucho análisis, porque, aunque los jóvenes, mujeres y hombres pretendan hacernos sentir bien, la verdad es que ellos están examinando su propia vida y su impaciencia es propicia con los tiempos actuales que estamos viviendo, en donde la vida se vive segundo a segundo por las nuevas tecnologías.

En nuestros tiempos platicábamos de las cosas que haríamos en las vacaciones o en el mes siguiente, lo más próximo era el día a día y lamentablemente las nuevas generaciones han acabado con esas premisas de vida. En tanto, los abuelos, viejos, ancianos, hombres y mujeres con experiencia y sapiencia, hoy sólo son llamados adultos y adultas mayores.

Por lo mismo, seguimos dejando nuestra huella en esta vida y pienso que son pocos los que quieran dejarla a pesar de malestares y enfermedades fingidas y reales, nuestra generación aprendió a luchar desde niños y continuó haciéndolo de joven y ya como adulto, reafirmó sus conceptos y en la madurez de su vida, definió su andar y pensamiento y llegó a adulto mayor.

Mientras no encuentran otro término para no ser peyorativos con los ancianos, viejos o abuelos, que toda la vida sabíamos y queríamos llegar a hacerlo, y afortunadamente muchos lo estamos logrando y el nivel de vida sigue creciendo y los 68 años de vida que se les daba a las personas adultas mayores se han quedado atrás, porque los viejos hoy ya superamos la barrera de los 70 años de vida y se habla que subieron a 73 años la esperanza de vida para los adultos mayores hombres , las mujeres remontaron de 75 a 78 años

En realidad muchas personas viven más esas edades y la superan por que los científicos de todo el mundo han Encontrado qué muchos problemas de salud relacionados con el envejecimiento han descubierto que en los genes se encuentra la clave de todo o al menos algo.

No podemos negar que en ese andar a la modernidad hemos conseguido llegar más fácil a los alimentos, antibióticos, las vacunas, en fin, la medicina moderna que nos ha proporcionado menos riesgo de padecer enfermedades infecciosas y sobretodo el cáncer.

Este pequeño pensamiento se debe a la cantidad de chats y mensajes subliminales donde con música de fondo nos dan a conocer importantes pasajes de nuestra vida y la mejor manera de llegar al final de ella, pero nosotros, por supuesto, hombres y mujeres, nos hemos impuesto la tarea de vivir cada día de nuestra existencia de la mejor manera y muchos lo estamos logrando.

Afortunadamente sobre todo las abuelas, siempre tienen a su alrededor familiares o amistades que les ayudan a mejorar su ambiente y de esa forma tienen una mejor manera de enfrentar diariamente su vida.
Los hombres por su naturaleza, muchas veces se quedan solos, pero acostumbrados a su vida nómada, resisten y logran ubicarse en el tiempo y espacio, por supuesto es solo una opinión y cada quien puede dar la propia.

A %d blogueros les gusta esto: