fbpx
18 mayo, 2022

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

DESDE MÉXICO A 204 AÑOS DEL NACIMIENTO DE CARLOS MARX

Por JUAN CARLOS ROJAS IBARRA

15:13 p.m. horas

El muy trascendente y destacado filósofo y sociólogo alemán nació un día como hoy, 5 de mayo, pero de 1818. Hace más de 200 años, para ser precisos doscientos cuatro. Con un pensamiento revolucionario, dedicó su vida a escribir sobre muy diversos temas, sobre todo en cuanto a la filosofía, economía y sociología.

Pero lo fundamental de su pensamiento fue visibilizar las precarias condiciones de vida y la explotación de los trabajadores del mundo, a manos de una clase social: la burguesía. Su obra cumbre fue “El Capital”, extensísimo trabajo en donde paso a paso analiza el fenómeno de la propiedad privada, los factores de la economía y la forma en que se explota la fuerza de trabajo del proletariado.

Compañero y cómplice de mil batallas políticas y teóricas, Federico Engels contribuyó con Marx en su trascendental obra cuyo fin era abrir los ojos de los trabajadores para que despertaran y tomaran conciencia de la realidad y, desde luego, realizaran la tarea de transformar la sociedad.

Carlos Marx propuso un método de conocimiento de la realidad, al que denominó “Materialismo Dialéctico”, fusión de las ideas del materialismo filosófico de Feuerbach y el método dialéctico propuesto por Hegel, otros filósofos alemanes.

Su teoría de “La lucha de clases” permitió un enfoque científico del análisis histórico. De esta forma, el “Materialismo Histórico” ha sido no solamente una herramienta teórica, sino un instrumento para el cambio social revolucionario.

Eso es el “marxismo”: un enorme conjunto de ideas revolucionarias que sigue vigente en la actualidad. Se trata de una obra muy extensa que abarca casi todos los ámbitos del conocimiento y que debe ser conocida por quienes se proponen el cambio social en beneficio de los explotados del mundo
El “Manifiesto del Partido Comunista” es un llamado a la lucha del proletariado en contra de sus opresores, para derrocar el sistema capitalista e instaurar el comunismo.

Marx y Engels llegan a la conclusión que los trabajadores son los únicos llamados a poner fin a la división de la sociedad en clases, destruyendo la propiedad privada, origen de esa división social, para instaurar una sociedad comunista, donde no haya explotados ni explotadores, solamente igualdad para todos.

Visionarios, previeron la dificultad para lograrlo y con el ejemplo de la Comuna de Paris, en dónde la revolución del pueblo francés de 1789 fue aplastada por la burguesía, propusieron que, antes de arribar al comunismo, debería establecerse una sociedad intermedia a la que denominaron “Socialismo”, es decir, la “Dictadura del Proletariado”.

Así, el socialismo es una dictadura de la inmensa mayoría en contra de la minoría ridícula de burgueses, para evitar con la fuerza de las armas populares, que se subleven los ricos y recuperen sus privilegios. El comunismo llegaría cuando desapareciera de la faz de la tierra el último país capitalista.

Hoy, a más de dos siglos de su nacimiento, el pensamiento de Carlos Marx sigue vivo, más vigente que nunca, luego de la larguísima noche mediante la que el neoliberalismo entronizó nuevas formas de explotación capitalista de los trabajadores, que solamente han traído miseria material, social y espiritual a la humanidad.

El pensamiento marxista significa una luz al final de camino, luz que se agranda y que se convertirá en una luminosidad tan grande que deslumbrará los codiciosos ojos de los explotadores, al tiempo que podrá orientar el camino que habremos de seguir para terminar con la locura perniciosa del capitalismo.
¡El Marxismo vive! ¡Carlos Marx vive! ¡Viva Carlos Marx!
5 de mayo de 2022.

A %d blogueros les gusta esto: