fbpx
17 septiembre, 2021

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

EXTORSIONABAN EN CHIMALHUACÁN

11:35 a.m. horas

• Durante la intervención, los oficiales aseguraron un arma de fuego con cartuchos útiles, telefonía celular y una motocicleta.

• De acuerdo con las víctimas, los probables responsables en repetidas ocasiones dejaron en sus negocios mensajes amenazantes para exigir derecho de piso.

#Chimalhuacán, #Estado de México, 2 de septiembre de 2021.- Trabajos de inteligencia priorizados en la actual administración, permitieron que elementos de la Secretaría de Seguridad (SS) detuvieran en flagrancia a dos posibles implicados del delito de extorsión; en la acción, aseguraron un arma de fuego, telefonía celular, así como una motocicleta.

En respuesta a diversas denuncias por cobros de piso hechas por supuestos integrantes de la organización criminal conocida como “La Familia Michoacana”, personal de la Unidad de Inteligencia e Intervención para la Prevención (UIIP) con sede en Valle Oriente, iniciaron las indagatorias.

De acuerdo con los afectados, en repetidas ocasiones, sujetos de identidad desconocida dejaron en sus negocios notas con mensajes amenazantes, en los que especificaban un número telefónico al que debían comunicarse; sin embargo, las víctimas hicieron caso omiso y pidieron auxilio de las autoridades.

Al instante de realizar entrevistas con uno de los perjudicados, este reconoció a dos individuos quienes viajaban en una motocicleta, señalándolos como los sujetos que instantes antes lo habían amagado con un arma de fuego, además de ser quienes exigían el dinero de la extorsión.

Inmediatamente, se efectuó el despliegue territorial que permitió a los oficiales alcanzar el automotor; acorde al protocolo de actuación y luego de identificarse como policías estatales, efectuaron una inspección preventiva a Irvin “N” y Jonathan “N” de 19 y 22 años de edad, respectivamente. Al concluir, aseguraron un arma de fuego, tipo revolver, calibre 32 milímetros de la marca Smith & Wesson con cartuchos útiles, tres mil pesos en efectivo y tres teléfonos celulares.

Por señalamiento y después de leer los derechos que la ley otorga, los posibles responsables fueron trasladados junto con los objetos decomisados, a la Agencia del Ministerio Público con sede en Nezahualcóyotl, donde se iniciarán las investigaciones para determinar su situación jurídica.

A %d blogueros les gusta esto: