fbpx
17 abril, 2021

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

Crece organización de mujeres de la periferia de la Ciudad de México

CIMACFoto: César Martínez López.

Por. Hazel Zamora Mendieta.

20:45 hrs.
Ciudad de México/ Cimac. 8 de marzo de 1021.- Las mujeres de Milpa Alta, Tláhuac y Xochimilco decidieron no unirse a las manifestaciones feministas del centro de la Ciudad de México. Este Día Internacional de la Mujer marcharon por las calles en las que habitan para convocar a sus pobladoras a organizarse frente al machismo, el despojo de tierras, el desabasto de agua y la construcción de proyectos industriales.

Pertenecen a la capital del país, pero como explicó en entrevista Akire, pobladora entre límites de Xochimilco y Tláhuac, las atraviesan otras necesidades que quieren visibilizar.

“Como estas demandas de las chicas de la periferia, volteemos a ver nuestras problemáticas, que nos acuerpemos y nos acompañemos, entre más seamos, más la gente nos va escuchar. Es hablar de nuestro territorio, reconocerlo, y saber que tenemos historia y nuestros orígenes son de pueblos originarios, entonces, nuestra lucha es distinta a la de una persona de la Ciudad que quizá no podrá tener arraigo con el territorio. Nosotras no nos entendemos sin el territorio”.

En estas tres alcaldías de la periferia de la Ciudad de México han comenzado a vincularse las mujeres y sus luchas. Del 6 al 8 de marzo se organizaron para protestar contra la violencia hacía las mujeres y la explotación de sus territorios; primero en Milpa Alta, luego en Tláhuac y finalizaron en Xochimilco.

Akire, se unió en su bicicleta el domingo 7 de marzo a la manifestación en Tláhuac, que partió del Eje 10 Sur, donde se planea construir un centro comercial en los límites de un área natural protegida del pueblo originario de San Francisco Tlaltenco.

“Se pretende hacer un centro comercial, anunciado con bombo y platillo. Yo como vecina tenemos la experiencia con el Chedraui, desde que está, el agua nos falta mucho. Nos lo dijeron, no lo permitan. Se depreda todo el comercio local, depredan los mantos acuíferos que siguen extrayendo el agua y nos mandan agua sucia”.

Akire, habitante de Xochimilco y Tláhuac, durante la marcha | CIMACFoto: César Martínez López.
Al igual que Akire, otra de las manifestantes y habitante en Tláhuac llamada “Gitana periferia”, agrega que la construcción de este centro comercial las ha impulsado a organizarse porque impacta de manera directa en la economía de los comercios locales y el desabasto de agua que ya experimentan en la zona.

“Estamos denunciando estas estrategias de guerra por parte del Estado al quitarnos nuestra agua. No tenemos agua estable, el agua llega sucia, llega esporádicamente. El megaproyecto, además de estar en ese pueblo, va acarrear más problemas, tanto al ecosistemas, la fauna y la flora. Sobre todo esta atentando las formas agrícolas en la gente está viviendo. En Tlaltenco se sigue llevando la agricultura y el comercio local”.

El sitio que eligieron como su destino es también simbólico, pero de la violencia feminicida que les impacta. La caminata finalizó en la escuela primaria Enrique C. Rebsamen, en Tulyehualco, Xochimilco. Ahí, el año pasado fue desaparecida y después asesinada Fátima, una niña de apenas 7 años de edad. Antes de llegar a la primaria las mujeres pararon en el lote baldío donde su cuerpo fue hallado para exigir justicia.

Esta red mujeres comienza a crecer y hacer presencia en sus colonias, donde con consignas llaman a quienes las observan desde las puertas de sus casas, coches, negocios y tianguis a reaccionar contra la violencia.

A %d blogueros les gusta esto: