fbpx
18 enero, 2021

Información sin censura

OPINIÓN: TRES DIPUTADAS SE NEGARON A APOYAR A REGIDORA DE NICOLÁS ROMERO, PORQUE EL ALCALDE AGRESOR ES DE SU GRUPO «LOS PUROS»

IMG-20201127-WA0114

RODRIGO DE SANTIAGO

Dicen que en política no hay coincidencias y resulta que para un grupo de diputadas morenistas, la sororidad contra sus pares que sufren violencia política no es pareja, pues en un punto de acuerdo donde la Legislatura Mexiquense exigió que se sancione al Presidente Municipal de NICOLAS ROMERO, Armando Navarrete López, por diversas represiones contra la segunda regidora, las únicas que se abstuvieron en la votación fueron las tres legisladoras que impuso Daniel Serrano Palacios dirigente del mal llamado grupo político de Los Puros: Beatriz García, Elba Aldana y Alicia Mercado.

IMG-20201127-WA0113

Desde la tribuna, hubo señalamientos de que por su voz crítica en las sesiones de cabildo, la regidora es blanco de ataques y represión política sistemática del alcalde, Secretario del Ayuntamiento y varios de sus compañeros y han despedido a todos sus colaboradores.

Pero, llama la atención que cuando hace un par de meses, fue la propia Beatriz García quien montó un show mediático, armó una manifestación con huestes de Daniel Serrano acusando violencia política hacia una de sus compañeras de bancada, hoy hicieron mutis contra las denuncias ventiladas en contra del alcalde Armando Navarrete, quien pertenece también al grupo de Los Puros.

Así que la sororidad por parte de la diputada Beatriz García hacia mujeres que padecen algún tipo de violencia, solo se aplica si no afecta a los hombres que pertenecen a su grupo político.

Resulta muy lamentable que los dirigentes del autodenominado grupo de Los Puros (puros hostigadores, perversos y falsos) usan la ley a conveniencia personal o de grupo, este es el caso del líder Daniel Serrano, enfrascado en la lucha por hacer prevalecer su hegemonía política y conseguir ser candidato a la alcaldía de Cuautitlán Izcalli.

IMG-20201127-WA0115

Apelan a violencia política de género cuando por cuestiones políticas les favorecen, pero cuando una mujer que no pertenece a su grupo, que no tiene vínculos con ellos, la sufre ese grupo faccioso calla.

Se repliegan, se hacen de lado para observar y dejar pasar el abuso y la violencia. Lamentable que diputadas de chocolate usan el estandarte de la violencia de gènero para buscar imagen y posición para buscar la reelección en el próximo proceso electoral.

A %d blogueros les gusta esto: