fbpx
22 mayo, 2022

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

CONFLICTO DE LÍMITES ENTRE TECÁMAC Y TONANITLA EN ZONA DE DUCTOS

IMG-20191216-WA0242

* Históricamente la población es aguerrida, en el municipio 125 del Edoméx

* Indiferencia gubernamental y falta de gobernabilidad, causan molestias a decenas de habitantes, la incertidumbre está latente

Por: Salvador Sierra

TONANITLA, Estado de México (17 de diciembre de 2019).- Más allá de de un conflicto limítrofe, la tarde noche de ayer lunes, aquí se violaron los derechos humanos, se puso de manifiesto la ingobernabilidad de Alfredo del Mazo Maza y de la alcaldesa de Tecámac, Mariela Gutiérrez, que no da solución a un conflicto, que aparte de enfrentar a autoridades, no se hace valer la ley, poniendo en riesgo a la población.

Tonanitla, el último municipio de recién creación para ocupar el número 125, se resiste a ser una plancha de concreto y a sembrar casas, todavía gran parte de su población se dedica a la agricultura y ganadería, otros a comercializar sus productos, sin embargo, al desligarse del municipio de Jaltenco, le ha costado sufrir las consecuencias, contar con munícipes saqueadores, que se han protegido políticamente y su obra, solamente se ha visto en sus casas y sus beneficios son personales, no comunitarios.
Tecámac fue creado el 12 de septiembre de 1825 y que dentro del territorio se asientan diversas dotaciones ejidales como las otorgadas a los pueblos de Xaltocan o Tonanitla, que se
fundó el 3 de diciembre de 2003, es decir, 178 años después.

IMG-20191216-WA0243El periódico Excelsior, en el año 2013, refiere lo siguiente:

TONANITLA, Méx., 22 de julio.— Una fuerte explosión despertó a los habitantes de la zona ejidal de Tonanitla, luego de que estallara uno de los ductos de Pemex, por una toma clandestina.

La fuerte explosión dejó como saldo siete personas lesionadas y dos patrullas quemadas.

Según los primeros reportes, al filo de las 3:30 horas de ayer, los vecinos dieron aviso a las autoridades de que en medio de los cultivos, por donde pasan ductos de Pemex, había un incendio y las flamas alcanzaban hasta los 50 metros de altura.

El incendio se registró en un oleoducto de 30 pulgadas, de la red Nuevo Teapa-Venta de Carpio-Tula, en Tonanitla, Estado de México, el cual fue cerrado para suspender el suministro del crudo.

Hasta el lugar llegaron policías y bomberos de Tonanitla, registrándose una explosión, donde resultaron lesionadas siete personas, entre ellas el director de Seguridad Pública municipal, Jaime Medrano Castillo. Las unidades 06 y 09 de la policía también resultaron afectadas.

Hasta el lugar se presentó personal especializado del sector ductos, de Petróleos Mexicanos (Pemex), quienes trabajaron en coordinación con autoridades del Estado de México.

Screenshot_20191216_225013De inmediato se activó el Plan de Respuesta a Emergencias de Pemex: se suspendió el suministro de crudo y se cerraron las válvulas de seccionamiento de Tonanitla y Zumpango. Hasta aquí lo que publicó Excelsior sobre los riesgos en los ductos.

Las tomas clandestinas en los oleoductos son una amenaza frecuente para Petróleos Mexicanos (Pemex), que pierde cientos de millones de dólares al año por el robo de petróleo.

De acuerdo a información de Pemex, en los primeros cinco meses del año se identificaron y clausuraron mil 200 tomas clandestinas de combustibles.

LO QUE ROBAN La gasolina, el gas LP y el petróleo son los productos que más roban.

Históricamente, Coahuila, el Estado de México, Sinaloa, Nuevo León y Tamaulipas son los estados más afectados por la ordeña de ductos de Pemex.

Así se comentaba, en el 2014, el diario Unomásuno, daba cuenta de otros invidentes similares y de la ordeña de ductos de gas, sí gas, altamente explosivo, que en caso de un siniestro en minutos el saldo sería rojo, de muertos y lesionados, por la cercanía de Ojo de Agua, municipio de Tecámac, asentamiento urbano con alta densidad poblacional.
A nadie les interesó, lo que pudiera haber pasado.
El gobierno estatal, dejó que se pudieran confrontar policías con policías.
Pobladores con pobladores, mientras que pobladores de Tonanitla, al decirse agredidos por la policía de Tecámac, violando sus derechos humanos, según quejas interpuestas en la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM), se realizaron actos de abuso de autoridad y privación ilegal de la libertad, por órdenes de la superioridad -¿la alcaldesa Mariela Gutiérrez Escalante?-.
Acto seguido se presentó el alcalde de Tonanitla, Tomás Primo Negrete Chavarría, de oficio mecánico automotriz, para hacer valer sus derechos, según dijo: «defender lo mío».
Pero todo se salió de control, cuando habitantes que solicitaban contar con un distintivo de identidad, que se conformaría con un Arco de Bienvenida, se vieron rebasados con un no y la prepotencia e inmadurez de gobierno de Tecámac.
Pudo ocasionar más allá de una trifulca, una tragedia, ya que hubo diferentes bloqueos de vialidades en la zona del conflicto, en donde se quemaron llantas, sin medir los riesgos de la cercanía de los ductos de alta presión o la gasolinera que comparte la línea divisoria.
Más allá del caos vial, se sumó la incertidumbre de la población, de como se puede escalar un conflicto, sencillo y a la vez complejo en donde imperó la sinrazón, falta de criterio, sin calcular el daño de los vecinos de la región que ahora son enemigos. Y también las fuerzas del orden, antagónicos, mientras que el hampa organizada deámbula por el boulevard Ojo de Agua y los chupaductos, algunos viven en Héroes Tecámac, otros en Santo Tomás Chiconautla.
Y otros funcionarios estatales, apresurados en desayunos, comidas o cenas decembrinas, y, otros preparando sus vacaciones a Europa o destinos vacacionales nacionales.

A %d blogueros les gusta esto: