VECINOS LA SECUESTRARON; UNO QUEDA LIBRE Y HOY RECIBE AMENAZAS DE MUERTE DE LOS FAMILIARES

236ef483-0141-452e-b1af-80cd6afb31fd.jpg

Por: reporterosenmovimiento 14:23 horas. AZCAPOTZALCO, Edomex. 29 de marzo de 2019. El viacrucis de una joven que fue secuestrada y despojada de sus pertenencias en su propio domicilio aún no culmina, tras un enfrentamiento entre los secuestradores y la policía, los sujetos fueron remitidos al hospital en calidad de detenidos, pero uno de ellos salió libre y hoy, la víctima es amenazada por familiares de los delincuentes, quienes resultaron sus vecinos.

María del Carmen fue víctima de secuestro y robo en su domicilio ubicado en la colonia Preciosa, en Azcapotzalco, cuando dos de sus plagiarios fueron capturados al enfrentarse a tiros con la policía capitalina justo en el momento en el que saqueaban su domicilio; sin embargo, uno de ellos que se encontraba herido y bajo custodia en el Hospital de Balbuena, fue puesto en libertad.

El delincuente, identificado plenamente por su víctima como uno de los que la secuestró, sólo fue consignado por robo a casa habitación sin violencia, según consta en la carpeta de investigación CI-FAZ/AZ-2/C/D/00350/03-2019 iniciada en la Agencia Investigadora AZ-2, ya que “extrañamente” el Ministerio Público de la Fiscalía Antisecuestros, Christian Peña Castro, no vinculó esta querella con la carpeta de investigación CI/FAS/UI-2 C/D/00485/03-2019 que él inició por el secuestro de la joven, quien se encuentra amenazada de muerte por familiares de los detenidos y sus cómplices, pues resultó que los secuestradores eran sus vecinos.

El temor de María del Carmen es que el otro plagiario que se encuentra recluido en el Reclusorio Oriente también sea dejado en libertad, ya que sólo le giraron orden de aprehensión por el robo y no por el secuestro, pese a que ella los identificó plenamente a los dos como los que la secuestraron y después con ayuda de otros sujetos la llevaron a encerrar a un habitación del hotel Zaragoza, ubicado en Buenavista y Guerrero.

En ese lugar la mantuvieron encerrada más de 10 horas mientras negociaban con sus familiares el pago de su rescate y aprovecharon todo este tiempo para vaciar sus tarjetas bancarias y saquear su departamento; sólo que los plagiarios no sabían que en la parte baja del mismo vivía su hermana, quien al escuchar ruidos y ver la luz encendida llamó a la policía y les dijo que su consanguínea estaba secuestrada y que alguien estaba en su departamento, lo que motivó la intervención de los uniformados, quienes al llegar fueron recibidos a tiros por los secuestradores y al repeler la agresión lograron la captura de dos de ellos afuera de la casa de su víctima, quien en esos momentos ya había sido liberada en el Eje Central y Montevideo.

Pese a que la víctima reconoció plenamente a sus plagiarios, proporcionó audios de las negociaciones con los secuestradores, video del hotel Zaragoza, en Buenavista, donde la mantuvieron cautiva varias horas y hasta imágenes de los cajeros automáticos donde los plagiarios vaciaron sus tarjetas, la Fiscalía Antisecuestros no solicitó la orden de aprehensión contra los dos detenidos por este delito y uno ya fue dejado en libertad pese a que la víctima fue amenazada de muerte por  los mismos detenidos y sus cómplices.

Este caso deja en evidencia que personal de Fiscalía Antisecuestros (FAS) de la PGJ, cuyo titular es Arturo Vaca Rivero, abre la puerta para que muchos plagiarios obtengan su libertad por “falta de pruebas” al llegar con los jueces.

Ahora, María del Carmen solicitó audiencia con la procuradora Ernestina Godoy para ponerla al tanto de las anomalías que cometieron en la FAS, sin embargo, se la otorgaron hasta el lunes 1 de abril, pero su temor es que vayan a dejar libre al otro detenido y cumplan con las amenazas de muerte contra ella y su familia.

Anuncios

2 comentarios

  • Podría solicitar una orden de protección…

  • Roberto Buendia

    Pues si tanto miedo tiene y no confía en las autoridades que se valla del pais, que ponga en venta su departamento y se busque otro lugar para vivir de lo contrario los familiares de las personas privadas de la libertad la van a matar, porque es bien sabido que muerto el perro se acaba la rabia y en este caso muerta la víctima no hay delito y solo pasarán un tiempo encerrados pero con la seguridad de que saldrán y podrán volver a cometer delitos, lo recomendable es que se desaparezca y ya no le busque más pies al gato

Deja un comentario