OPINIÓN: LA MAFIA SINDICAL OBSTRUYE AL ESTADO MEXICANO?

IMG_20180708_163028

Claro que es posible tener instituciones del Estado, eficaces y eficientes, con el personal profesional para cada una de sus dependencias de gobierno, que cumplan el perfil y la experiencia necesaria para hacerlas caminar a tono con la demanda de los ciudadanos y los intereses de la Nación. Solo que, al interior del gobierno, de cualquier nivel, existen grupos de interés que se reparten a través del sindicato diversas posiciones y a través de posiciones directiva, el manejo de los puestos de confianza.
La pregunta es ¿con quién acabar primero? Porque los de base y sindicalizados tienen el respaldo de una mafia sindical que por contrato no pueden ser despedida, a menos que acuerdes con el líder que amasa las cuotas, la salida de unos a cambio de $$$ y la permanencia de otros, so pena de salir si no obedecen.
Los de confianza y por contratos, están a la disposición de los que llegan y son por lo general los que ocupan los altos cargos en el gobierno y los sueldos fabulosos que todos esperan contar con ellos, pero son sacrificables a placer del gobernante en turno que, en ocasiones los mueve a otras posiciones menos favorecidas, de acuerdo a la relación con el nuevo mandamás y apechugan.
Creo que el subibaja en los mandos policíacos describe mejor los movimientos que cada sexenio se realizan en los gobiernos y en los Tres Poderes de la Unión, porque comandantes en un gobierno, los vemos de rasos en otro, los de abajo en posición intermedia y después todo vuelve a la “normalidad” burocrática, porque muchas veces los que han sido mandos, siguen mandando aun cuando estén temporalmente degradados del rango que tenían. Una simulación.
Y esa simulación que en lo que va del siglo XXI siguieron los gobiernos de todos los colores, es lo que generó la insurrección ciudadana en las urnas, cansados ya los mexicanos de que nos sigan viendo la cara, la violencia crece, la inseguridad también, miles de ejecutados, desaparecidos y los delitos de alto impacto pese a las promesas no disminuyen y nadie acepta su responsabilidad, acusando al otro partido que gobierna el estado, el país o el municipio, cuando todos somos corresponsables.
Para nadie es un secreto que, en el llamado mundo occidental, los sindicatos dejaron de ser revolucionarios desde hace mucho tiempo para convertirse en un grupo de interés conservador que impide el desarrollo de las instituciones y en cambio mantiene los privilegios de quienes los dirigen, por lo que la defensa de los trabajadores pasa a segundo término y de eso, hay muchos ejemplos.
Pero no es todo, si los de base se organizan, también desde puestos directivos claves, existen personal de confianza que reparte las posiciones de los que este sexenio o trienio se van, y por lo general están en posiciones cercanas a los que toman decisiones y venden su experiencia profesional para ordenar y hacer funcional, a su manera, tal o cual dependencia, que los que llegan desconocen
Lo ideal sería que los principales cargos para hacer posible la aplicación de las políticas públicas diversas de un gobierno, se concursen no como la farsa que actualmente se realiza desde la época de Fox, para cumplir con la formalidad, sino un verdadero casting del conocimiento y la experiencia de los aspirantes.
Lo malo en este país es que la costumbre se hace ley y la cercanía política sigue siendo la forma en que se decide quién ocupa los principales puestos del gobierno, aunque esto no garantice un actuar eficaz y eficiente de ninguna dependencia.

COMUNICACIÓN SOCIAL
Sin duda que lograr que un gobierno garantice la Libertad de Expresión y el Derecho a la Información de todos los ciudadanos, es un reto que ninguna administración ha cumplido hasta ahora, ya que solo se han limitado a repartir pautas de publicidad a sus amigos, allegados políticos y compadres que hacen fortuna con la hacienda pública, donde muchos recursos materiales del gobierno se han utilizado para complacer a tal o cual “comunicador”.
Es necesario definir una política de Comunicación Social que en verdad promueva y difunda las acciones de gobierno y sus políticas a favor de la población, sin resaltar personaje alguno, promover la identidad nacional y la ciudadanía como parte del legado democrático de nuestras instituciones.
Lo importante son los ciudadanos, no los gobernantes, porque son los mandantes de quienes eligieron para hacerse cargo de realizar las políticas a favor de la comunidad, del municipio, de la entidad y del país, de acuerdo con la competencia de cada gobierno.
El presidente de la República, como jefe del Estado Mexicano, debe delinear y dar a conocer cuál será esa política de Comunicación Social que servirá como guía a las entidades y municipios para replicarla en sus zonas de influencia y coadyuvar a garantizar el derecho a la información de todos los mexicanos.
Para cumplir con sus planes de austeridad republicana, los medios públicos de Estado deben servir como herramienta para hacer llegar a todos los rincones del país, la información objetiva y veraz de las acciones de gobierno, permitiendo la participación ciudadana cuyas opiniones se reflejen en sus contenidos programáticos plurales e informativos.
La sociedad de la información global que vivimos exige de los gobiernos, inmediatez en tiempo real, de los sucesos que forman parte de lo cotidiano de la vida política, económica y social de una Nación y ante ello, cada cabeza de sector debe de contar con un responsable y equipo mínimo, no importa como lo llamen, que garantice la información objetiva y sin matices, para hacerla de conocimiento a los ciudadanos como su responsabilidad.
Sin duda que el área muy numerosa, por cierto, conocida como Cepropie, de la Secretaría de Gobernación, encargada de producir material audiovisual para televisión de las actividades públicas del Ejecutivo federal, a través de programas informativos y especiales para los medios de comunicación públicos y privados, deberá esmerarse en cumplir con objetividad y legalidad, su función.
Para lograr la 4ª transformación es necesaria la participación de los profesionales del ramo de cada uno de los sectores en que se divide el poder ejecutivo para sus funciones, acción que deben homologar los demás poderes y niveles de gobierno. Deben ser los mejores, mujeres u hombres del país, sin importar filiación alguna.

ORTEGA A LA CÁRCEL
Por genocidio en Nicaragua deben ser juzgados los sandinistas que encabezan Daniel Ortega y Rosario Murillo, que con su gavilla de paramilitares y policía nacional, a mansalva han matado a 450 nicaragüenses, en su mayoría estudiantes, así como tienen a cientos de desaparecidos y heridos en esa nación.
Sergio Ramírez, quien fuera vicepresidente de Nicaragua con Daniel Ortega precisamente y uno de los líderes el FSLN, detalla en un despacho de prensa porque la Revolución Sandinista se fue al traste y convirtió a Ortega en el nuevo Somoza de Nicaragua en el que lleva 21 años como presidente de esa Nación, en dos etapas.
Detalla porque el autoritarismo sigue siendo parte de la forma de gobierno en su país, donde incluso la ministra de Salud de Nicaragua ha despedido a un centenar de médicos por atender a los heridos que la policía y los paramilitares dejan en las calles, ya que se enfrentan sin armas a las fuerzas del gobierno. Cumplir el legado de Hipócrates es un delito, deben dejarlos morir, es la instrucción del gobierno sandinista.
Los nicaragüenses aspiran a lograr la democracia y la libertad de manera pacífica, pese a que los llaman terroristas y a la iglesia que busca el diálogo, de golpista, lo cierto que Ortega debe irse ya.
Comentarios a uliseshj@hotmail.com
Visita http://www.legislativotv.com.mx

Deja un comentario