OBSERVANDO: BOMBAS DE TIEMPO, TANQUES DE GAS EN UNIDADES HABITACIONALES

Por: PEPE TOÑO

Las unidades habitacionales se han convertido en una bomba de tiempo debido a que los tanques estacionarios de gas requieren mantenimiento y las empresas gaseras no brindan este servicio, la vida útil de un deposito es de al menos 10 años y hay sitios en que tienen más de 20 años de ser utilizados por los ciudadanos de esos sitios. En Nezahualcóyotl, San Vicente Chicoloapan, Texcoco, Ecatepec y otros municipios conurbados cuentan con las casas de interés social que se han convertido en un serio problema para los habitantes.

En cada una de las unidades hay tanques de gas de 300 hasta 500 kilogramos de gas, recipientes que requieren de un mantenimiento pero ante la falta de organización no hay quien brinde ese servicio de una manera frecuente, los tanques los cambian cuando ya presentan fugas, los ciudadanos sólo dan servicio a parte de la instalación que llega al interior de sus viviendas.

Hace casi 15 años la Diputada Federal por la zona norte de Nezahualcóyotl, Elisa Garzón Franco había hecho la propuesta en el congreso para que alguna autoridad brindará el servicio a los tanques estacionarios, pero dicha propuesta fue rechazada bajo el argumento de que los ciudadanos son los que tendrían que pagar y no el gobierno, sólo se logró que los distribuidores de gas en los tanques de 20 y 30 kilógramos los cambiaran y colocaran llaves para evitar  accidentes.

En la actualidad ningún diputado ha presentado la iniciativa para regular la supervisión de tanques estacionarios, incluso se ha terminado ese programa donde los ayuntamientos a través de Protección Civil realizaban la supervisión de los tanques “chicos” a los distribuidores, había retiro de los cilindros, pero esa acción ya no se ve en ningún municipio por lo cual los vendedores de gas en tanques de 20 y 30 kilogramos dejan depósitos en mal estado.

Esos tanques son llenados de una forma clandestina a través de los camiones pipas, sin la supervisión de personal capacitado de Protección Civil del estado o del municipio, por lo cual los tanques tampoco reciben el mantenimiento adecuado lo que los convierte en una bomba de tiempo dentro de los hogares, mientras que los tanques estacionarios pueden ocasionar un accidente de grandes alcances que pueden dejar personas sin vida.

La vida útil de los tanques ha concluido y deben ser renovados en su totalidad para evitar daños a terceros en caso de accidentes, se han registrado fugas de gas que dejan personas heridas o muertas, todo ello a consecuencia de la falta de mantenimiento en los tanques de gas que no reciben una atención adecuada por los distribuidores y vendedores de gas.

Urge que la autoridad competente tome cartas en el asunto antes de que suceda una tragedia, sobre todo en los negocios como rosticerías, tortillerías, cocinas económicas y otros negocios donde utilizan el gas para expender sus productos a los consumidores.

Anuncios

Deja un comentario