fbpx
10 abril, 2021

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

OPINIÓN: ANTORCHA MANIPULA A VÍCTIMAS DE «LA DEGOLLADORA» DE CHIMALHUACÁN

* Abanderan a víctimas de «La degolladora», para presionar al gobierno federal

*Llega a Chimalhuacán el líder nacional de Antorcha, Aquiles Córdoba Morán, para asegurar que la asesina es un agente, una paramilitar del gobierno de Enrique Peña Nieto.

image

JUAN LÁZARO SANTIAGO

¿En qué mundo vivirán los líderes de la organización priista, Antorcha Campesina? ¿Qué buscan con ventilar públicamente sus fantasías? ¿Porqué no aceptan que en Chimalhuacán existe un alto grado de descomposición social y violencia?

Ellos, creen que la asesina -que hasta el momento le quitó la vida a dos mujeres e hirió a otras cinco personas-, fue enviada por personajes del gobierno federal para «crear inestabilidad social y psicosis en Chimalhuacán».

Aquiles Córdoba Morán, líder nacional del Antorchismo -un hombre con cierta sabiduría, pero manipulador-, llegó el jueves 24 de septiembre a Chimalhuacán, para acusar al gobierno federal de Enrique Peña Nieto, de haber enviado a una mujer bien entrenada, una agente, una paramilitar para desestabilizar al gobierno local de Antorcha.

Dijo que cuando agarren a la mujer, van aprobar que es una agente del gobierno federal y desaprobó que esa persona mantenga en el terror a miles al pueblo de Chimalhuacán, que está organizado y tiene a sus líderes. «Nomás eso me faltaba».

«Vamos a agarrar a esa vieja y vamos a demostrar que es una agente del gobierno, mandada para sembrar el terror»» expresó ante sus fieles seguidores en un acto público.

¿Ustedes le creen a los líderes Antorchistas?

Asimismo, Paula Rojas en su programa en Radio Fórmula, se quedó sorprendida con la versión del alcalde de Chimalhuacán, Sergio Díaz Espinosa, de que el autor intelectual de los ataques a mujeres y hombres de ese municipio, es el gobierno federal, para frenar una marcha de más de cien mil Antorchistas para exigir que se aclare el secuestro y asesinato de Manuel Serrano Vallejo, padre de la ex alcaldesa de Ixtapaluca.

Aunque atrás de esta petición está la negociación de millonario presupuesto para su organización política.

¿Y ahora los líderes de Antorcha Campesina, a quién culparan directamente de meter a una asesina a sueldo a Chimalhuacán, para desacreditar su gobierno y marchas políticas? a ¿Enrique Peña Nieto? ¿Miguel Ángel Osorio Chong? ¿Luis Miranda?

¿Usted cree que al gobierno federal le interesa crear un clima inestable en Chimalhuacán, cuando tienen el agua hasta el cuello con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa?

O que ¿Enrique Peña Nieto se ocupe en este momento en ellos, cuando tiene conflictos políticos y económicos por lo de la Casa Blanca y la corrupción con la empresa española OHL?

Lo que veo, es que esta organización priista, quiere aprovechar este lamentable hecho de violencia y muerte en Chimalhuacán para «hacerse las víctimas del gobierno federal» ante sus fracasados movimientos y marchas en ls Ciudad de México, para presionar a la federación de que les dé más millones de pesos.

Lo que es cierto, es que en Chimalhuacán hay constantes asesinatos en las calles, aunque aclaro, que el tema de «la degolladora» es especial y se detonó en este momento.

Pero, esperemos que la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) resuelva pronto el caso de la asesina serial y la tranquilidad a las familias de Chimalhuacán. Para acallar las fantasías de las líderes Antorchistas que se creen perseguidos y acosados por el gobierno federal.

Aunque, el procurador Alejandro Gómez, puede quedar otra vez en ridículo, porque junto con su antecesor, no pudieron resolver el secuestro y asesinato del padre de la ex alcaldesa de Ixtapaluca.

Por el momento, los padres de familia de algunas colonias de Chimalhuacán, han tomado la iniciativa de salir a la calle, con palos, para ir a recoger a sus hijas e hijos de las escuelas, para evitar que sean víctimas de «la degolladora».

PARA EL ARCHIVO…

En Chimalhuacán, nada se mueve si no es con la aprobación del gobierno Antorchista y sus líderes. Desde el primer momento en que se hicieron públicas las muertes y ataques, está organización priista, se apoderó y controló todo el escenario de las agresiones.

Incluso, los Antorchistas convocaron, manipularon y realizaron la manifestación en la fiscalía Especializada de homicidios en Nezahualcóyotl.

Asimismo, junto con los sobrevivientes de los ataques, dieron una conferencia de prensa, para aprovechar y acusar al gobierno federal de ser «los siniestros» que quieren desestabilizar a la administración Antorchista en Chimalhuacán.

Ahí, en vez de proteger a las personas que sobrevivieron al ataque de «la degolladora», las exhibieron públicamente para que se les tomará fotos y vídeos, cuando deberían de estar sus bajo reserva por ser testigos del ataque de una asesina.

En esa conferencia de prensa, la alcaldesa Antorchistas electa, Rosalba Pineda Ramirez, dejó su frase para la posteridad: «Es una mano siniestra de instancias federales que están generando problemas en Chimalhuacán».

Algunos de los sobrevivientes no estuvieron de acuerdo con las declaraciones de la alcaldesa electa, porque aceptaron estar en la conferencia de prensa, para presionar a las autoridades estatales a capturar a la asesina, pero se dieron cuenta de que fueron usadas para que Antorcha ataque al gobierno de Enrique Peña Nieto.

ANTORCHA MANIPULADORA DE PSICOSIS

Cabe señalar, que el 6 de septiembre del 2012, Antorcha Popular tuvo un enfrentamientos entre mototaxistas de su agrupación, con otra organización de moto taxistas en Chicoloapan y se creo un psicosis en contra de ellos, de que llegaban a las comunidades, armadas y para matar gente.

El rumor fue esparcido por transportistas de Chicoloapan y se extendió por todo el Valle de México, sembrando miedo entre las poblaciones.

Nada fue cierto, ni Antorchistas, ni armas, ni nada, solo fue un rumor que se activó por miedo a este grupo derivado por el enfrentamiento entre moto taxistas y que Antorcha aprovechó las circunstancias y le dio vuelta alma psicosis a su favor, pintando bardas, diciendo: «¡ahí vienen los Antorchistas!, con más servicios y cultura».

Así, también le «dan vuelta» a la crisis social y violencia que se viven en Chimalhuacán, donde gobiernan desde hace 15 años y se niegan a dejar el poder, diciéndose «víctimas de una agente del gobierno federal» para no aceptar que su gobierno es como cualquier otros, tiene fallas de inseguridad y excesiva violencia.

A %d blogueros les gusta esto: