fbpx
12 junio, 2021

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

OPINIÓN: LA CAÍDA DEL PAN EN EDOMEX

JUAN LÁZARO SANTIAGO

imageEn la recién pasada elección del 7 de junio, el Partido Acción Nacional (PAN) en el Estado de México, se desplomó en su votación y sus estructuras políticas municipales se debilitaron al máximo, algunos candidatos, al sentirse perdidos negociaron con los partidos más fuertes o de plano, se hundieron junto con su barquito azul.

Hubo algunas excepciones electorales como Naucalpan, donde ganó Edgar Olvera y Huixquilucan, con Enrique Vargas, en Atizapan, conservó el poder, en otras comarcas pequeñas también ganaron algunos panistas, pero en la mayoría de municipios, las pérdidas fueron dolorosas.

En Texcoco, la candidata a la alcaldía, Verónica Cuenca Diaz, declinó a favor de Higinio Martínez Miranda, de Morena, ya que casi toda la campaña estuvo metida en impugnaciones de sus compañeros azules que no la dejaban hacer su trabajo de proselitismo.

Pero lo peor fueron los casos de Nezahualcóytl y Valle de Chalco, donde los candidatos se pusieron, de plano, al servicio del PRD y sus candidatos, para alcanzar algunas migajas de poder u algún puesto público en la próxima administración.

El PAN quedó en tercer o cuarto lugar en diferentes municipios; muchos de sus candidatos a puestos de elección popular, quedaron decepcionados, ya que cada vez es más fuerte la caída de este partido político de derecha y que tuvo sus momentos de gloria con Vicente Fox y Felipe Calderón.

Esta caída del PAN en el Estado de México, tiene responsables con nombres y apellidos: Óscar Sánchez Juárez y Ulises Ramírez, quienes abandonaron a sus huestes no sólo en la campaña política recién pasada, sino desde que tomaron las riendas del poder panista.

Obvio: el presidente del partido azul mexiquense es Óscar Sánchez, pero el que realmente manda es Ulises Ramírez, alias «El Pingüino», quién utiliza métodos priísta para mantener el control en las filas blanquiazules.

Ante este panorama, se abrió la elección para elegir al nuevo dirigente nacional del PAN, en la cual participan dos aspirantes: El senador Javier Corral y el diputado Ricardo Anaya.

lamentable, Óscar Sánchez y su socio, Ulises Ramírez, van con Ricardo Anaya en el Estado de México, quién a la vez, representa el poder de Gustavo Madero.

La elección para el nuevo líder nacional del PAN será el próximo 16 de agosto, pero todo parece indicar que en el estado de México ganaría Ricardo Anaya, a pesar de que de necesita un enorme cambio en las filas del panismo mexiquense, para no seguir en debacle.

El chihuahuense, Javier Corral, cuenta con el apoyo de José Luis Luege, quien va en su planilla, así con José Luis Durán Reveles, ex alcalde de Naucalpan-cuyos hermanos huyeron del PAN ante su caída- y también tiene el respaldo de Edelmira Gutiérrez Rios, ex alcaldesa de Cuautitlán,

Sin embargo, no sólo Óscar Sánchez y Ulises Ramírez, van con Ricardo Anaya, sino también el recién destituido tesorero del PAN, Óscar García, quien formó su propio grupo y los alcaldes electos de Huixquilucan, Enrique Vargas, Edgar Olvera, de Naucalpan; Alfonso Bravo, Ricardo Gudiño, así como el ex diputado federal por Neza, Carlos Pérez Cuevas.

Después de que concluya la elección nacional del PAN, vendrá la lucha por la sucesión en la dirigencia azul del Estado de México, aunque Óscar Sánchez Juárez, tiene toda al intención de reelegirse a pesar de la caída del panismo mexiquense.

Hay una nueva generación de panistas que desean un cambio en el el Estado de México, para que este partido de derecha, no siga cayendo al extremo de que sus dirigentes se vuelvan serviles a los hombres del poder, ya sean del PRD, Morena o PRI.

Pero antes, se tiene que resolver la elección a nacional, en la que Javier Corral ofrece vientos de cambio, mientras que Ricardo Anaya, seguirá la misma línea política que ha hundido al PAN no sólo en el Estado de México, si no en todo el país.

PARA EL ARCHIVO…
Aunque también Gustavo Madero y Ricardo Anaya, se pusieron al servicio de Enrique Peña Nieto y del PRI. El PAN requiere de nuevos cambios.

Los 18 alcaldes electos del PAN en el Estado de México, lograron su triunfo, gracias a sus propios esfuerzos, poca ayuda recibieron de su dirigencia estatal, aunque la mayoría de ellos están impugnados por el PRI, incluso, Huixquilucan y Naucalpan.

A %d blogueros les gusta esto: