GRILLOS Y GANDALLAS

foto de El Arco de Ciudad Nezahualcóyotl(Lectura Obligada)

* GERMÁN ARÉCHIGA TORRES SU AGANDALLE HISTÓRICO DE LA FUNDACIÓN DE NEZA

* NUNCA VIVIÓ NI VIÓ LAS PENURIAS DEL ESFUERZO DE SUS FUNDADORES

* ESCRITORES Y PERIODISTAS COMO EMILIO ALVARADO GUEVARA, LEONCIO MARTÍNEZ GARIBALDI, LORENO ARENAS RUÍZ Y EVELIO SALAZAR FLORES NO HAN TENIDO EL RENOCIMIENTO QUE MERECEN

Juan Manuel Hernández Segundo

A propósito de la fundación de Ciudad Nezahualcóyotl, varias historias y versiones se han escrito de sus comienzos de lo que fueran las colonias del Ex Vaso de Texcoco; algunos se han aprovechado para beneficio propio como es el caso del compilador Germán Aréchiga Torres, muy distante de de ser cronista y escritor cuyo único merito fue haber sido hijo de uno de los asesores de los fraccionadores de terrenos .

Situación que ha capitalizado a beneficio propio y explotado de sobremanera sin tener conocimiento en carne propia de lo que vivieron y padecieron cientos de familias fundadoras del municipio 120 del Estado de México.

Solamente por aclarar Aréchiga Torres (es descendiente del ingeniero práctico Germán Aréchiga Ruiz) quien en su calidad de hijo de familia era conocido por el rumbo de la colonia Aurora, como el ”junior” de la calle de Águila Negra y Mañanitas, jovenzuelo al que no se le permitía que ni el aire lo tocará, y mucho menos se juntará con los adolescentes de aquellos años, por tanto todo sus escrito son un compendio de versiones que ha recogidas de vivencias de los viejos habitantes; porque desconoce las vicisitudes que pasaron los primeros habitantes que conformaron a esta ciudad y que en sus diversos datos que aporta Aréchiga Torres, señala como marginales, lo anterior vine a colación porque, en sus libro puntualiza la fecha de su nacimiento, que data del 15 de mayo 1962, y que tanto es obvio que desconoce a fondo el esfuerzo y penurias de los habitantes de esta entidad en sus comienzos, y menos aún cuando no se le permitió desde su adolescencia mezclarse con la banda que gustaban de irse a nada a las aguas del bordo de Xochiaca y tampoco se le permitía salir a la calle por las frecuentes tolvaneras.

Periodistas de Nezahualcóyotl que no han tenido el apoyo de los gobiernos priísta y perredistas, como en el caso de Aréchiga Torres y que realmente en sus trabajos históricos aportan puntos reales de la conformación de esta ciudad, como es el caso de Emilio Alvarado Guevara en su titulo “Historia de Nezahualcóyotl “ y Leoncio Martínez – Garibaldi en su título “Ciudad Nezahualcóyotl: Perfiles biográficos”,

asimismo Lorenzo Arenas Ruiz Ruíz y Leoncio Martínez – Garibaldi con su trabajo al limón “Monografía de la Ciudad”.

Mención aparte merece los teclazos históricos del viejo maestro del periodismo local Evelio Salazar Flores, conocedor profundo del nacimiento, acontecer e historia de esta entidad y que cada año edita con propio esfuerzo “Recopilación de datos del nacimiento de Nezahualcóyotl”.

Solamente como una aportación, al recuerdo de aquel Neza que se quedó en la memoria, de los que vivimos el esfuerzo de nuestros viejos, por proveer un techo donde vivir y crecer.

Ahí se queda en la memoria la Plaza de Toros Aurora y el Cine Lago, y que por costumbre aún circulan los Chimecos como destino “Aurora Toreo-Cine Lago”, “El Tinaco” donde había pipas que surtían de agua a las colonias de la zona oriente y que era referente la glorieta donde hoy se levanta la Cabeza de Coyote” del escultor Sebastián a un lado de Plaza Santa Cecilia.

Las primeras pulcatas como la Don Camachito, Juana Gallo y la Cantina el Tirol lugares donde se discutía de historia, política local y nacional. Cómo no recordar a esa dama de buen ver, que promocionaba los terrenos llamada “La Pirata”, por su sugerente atuendo negro y antifaz, mujer que se aposta los domingos en el cruce de las Avenidas López Mateos y Madrugada.

También a unos pasos solamente en el cruce de Cuarta Avenida y López Mateos se levantaba “El Arco” donde se daba la bienvenida a los visitantes colocado a un lado de la primer distribuidora de materiales para construcción llamada de igual manera “El Arco” justamente donde hoy se encuentran las oficinas de la diputada Silvia Lara Calderón.

Y la vieja edificación de una de las primeras casas prefabricadas que aún hoy se puede ver y que se haya en el cruce de Avenida Madrugada y Soy Juana Inés de la Cruz.

Llega a la memoria las explosiones de las dinamitas en el lago de Texcoco, que colocan los comuneros de Chimalhuacán para exterminar a cientos de chichicuilotes y patos o el levantamiento de moscos, y del aguauhutle, con los que se cocinaba tortitas capeadas, así como los charales de lago para elaborar tamales, manjares que se podían disfrutar en la pulcata de Juana Gallo por el rumbo del mercado y balneario de San Juan Pantitlán, donde se realizaban las primeras reuniones de los polacos de Neza.

En el recuerdo están las gafas de plástico, con micas de colores para proteger los ojos en días de ventisca y tolvanera, que hacían parecer exterrestres en medio de la borrasca desértica.

Esas botas de hule que llegaban a las rodillas, para cubrirse las piernas de los lodazales, o para apachurrar el chicharrón de salitre que semejaba grandes extensiones de nieve; así mismo recordar los primeros jacalones de madera, que fueron las primeras neverías ambulantes.

Hay que señalar a los primeros chavos políticos de Neza, afiliados a la Confederación de Jóvenes de México (CJM) que en Nezahualcóyotl la filial se denominaba Federación de Jóvenes de Ciudad Nezahualcóyotl (CJN), ahí están: Miguel Ángel Ramírez Vázquez, Víctor Arias Denis, Romelia Rodríguez, José Santos, José Sánchez Barrera, Ignacio Rodríguez Monjaráz, Jerónimo García, Alicia Hernández, Carlos Uriel Montesinos y Armando Correa Díaz, entre otros que escapan al recuerdo.

Ellos sí conocieron, vivieron y participaron, en el esfuerzo de los primeros colonos, la historia que más tarde conformaría los que hoy es Ciudad Nezahualcóyotl y que no presuponen una participación en la que nunca estuvieron involucrados, como es el caso de Germán Aréchiga Torres, que nunca vivió y nunca estuvo en sus primeros años de esta historia que sigue estando fuera de su alcance, pese a lo que conoce por terceros lo que lo convierte en compilador y no en escritor como dice que es.

4 comentarios

  • Wooow. Gracias!!! Soy hija del Sr. Lorenzo Arenas Ruiz. y uno de los libros fue encuadernado a mano por mis hermanas y hermano. Gracias por darle reconocimiento

  • Saludos, creen que pudieran mandarme una foto del Doctor Ariel Juárez y Villalba. Graciad

  • vernica villalobos vargas

    orgullosa de conocer al C Evelio Salazar un guerrero que no tiene fin.
    de los mejores críticos de antaño que no tiene literalmente pelos en la lengua

  • saludos, usted conocio al Doctor Ariel Juárez y Villalba, espero me pueda responder y dar algo de información sobre el.

Deja un comentario