OPINIÓN: LOS REYES LA PAZ EN DONDE LAS CALLES SE CONVIERTEN EN RÍOS

Inundaciones, un problema de raíz que sigue sin solución

Fernando González M.

FGM3Las inundaciones que hemos visto a los largo de estas semanas han dejado, sin duda, graves problemas en nuestro país. Si bien, el problema de Guerrero y otros estados es lamentable, también hay lugares que viven con este problema desde hace años.

Para no ir tan lejos, tenemos el estado de México, y más en particular el municipio de La Paz, donde año con año las calles se convierten en ríos y las colonias en pequeñas lagunas. Muchas autoridades, como lo es el caso de la presidencia municipal, se limita a decir que las personas deben dejar de tirar basura en la calle, que ese es el problema por el que hay inundaciones.

Tan es así, que hasta realizó una propaganda en la que se “invita” a los ciudadanos a barrer sus calles y no tirar basura. Con la finalidad de “hacer conciencia entre los habitantes”. Desafortunadamente, el problema no sólo es la basura. Es cierto, que es un factor para las inundaciones, pero existen problemas más profundos que deben analizarse y en los cuales hay que poner mayor atención.

Comencemos por el que ellos mismos manejan, la basura. Se trata de educar a la gente a no tirar basura, más no de querer culparla por los desastres naturales. Para comenzar podría hacerse con un buen programa escolar en el que a niños y jóvenes se les invite a participar y con ello, comenzaría una nueva forma de pensamiento y actitud. De la misma manera ocurriría con los adultos.

Ahora bien, no podemos dejar de lado la obligación que las autoridades municipales, estatales y federales tienen. En ese sentido, el desazolve continuo de coladeras evitaría tanto encharcamiento. Es posible lograrlo, pero si los responsables de hacer esas tareas no lo hacen, entonces tendrán más problemas. Sería mucho menos costoso desazolvar, que implementar programas de emergencia para cuando la desgracia ya está presente.

Pero el asunto no culmina ahí, otro de los grandes problemas es la infraestructura que existe en los drenajes. La mayoría de las tuberías son viejas y con capacidad para una población determinada. Cuando se realizaron las tareas de drenaje nunca se pensó en un crecimiento poblacional y muchas no tienen la capacidad necesaria para desaguar rápidamente.

Si a ello, le agregamos el simple hecho de que nuestro clima ha venido variando debido al calentamiento global, entonces tenemos como resultado las inundaciones al por mayor como lo es el caso de La Paz.

Pero, qué es lo que se necesita. Es muy simple, invertir en el mantenimiento del drenaje, cambiar la tubería, crear más coladeras que dejen fluir el agua, de la mejor manera posible.

El punto es invertir. El municipio y el estado tienen la obligación de implementar programas que aminoren los problemas a los que se enfrentan anualmente, y no limitarse a simular que trabajan. Esa es una de las tantas razones por las que la gente paga impuestos, entonces los resultados deben verse reflejados en obras y servicios de calidad y sobre todo, que sean ejecutados pensando en las nuevas condiciones sociales que tenemos en nuestro país.

Anuncios

Deja un comentario