fbpx
6 junio, 2023

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

CIMACFoto: César Martínez.


Por. La Redacción.
17:55 hrs.
Ciudad de México. 25 de mayo del 2023.- El pasado 14 de mayo, el senador Jorge Carlos Ramírez Marín dio a conocer una iniciativa para proteger los derechos de las adultas mayores. Dicha iniciativa tiene como objetivo evitar el abandono de este grupo poblacional y promover un trato digno a las personas mayores en general.

De acuerdo con Ramírez Marín (del Partido Revolucionario Institucional, PRI), las personas adultas mayores -especialmente las mujeres– deben gozar de entornos seguros y dignos, así como de atención prioritaria para su salud y de un trato digno, justo y proporcional a sus condiciones, para que alcancen una vejez plena y sana.

Es por ello que el legislador está impulsado una iniciativa para reformar la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores. Esta ley busca, entre otros puntos, evitar el abandono y asegurar que las y los adultos mayores mantengan sus bienes y derechos necesarios para preservar su calidad de vida.

Ramírez Marín explicó que, como consecuencia de los roles de género impuestos socialmente, las mujeres mayores han dedicado sus vidas en mayor medida a las labores del hogar no remuneradas. Esto las ha dejado sin la posibilidad de contar con pensiones o empleos formales, con lo que exponen a un mayor riesgo de sufrir pobreza, violencia y discriminación.

Por esa razón, el legislador propone ubicar a las mujeres adultas mayores como el centro de todas las políticas públicas en materia de género. También lanza esta iniciativa con el objetivo de asegurarles a estas mujeres entornos seguros, dignos y decorosos que cumplan con sus necesidades y requerimientos y donde puedan ejercer libremente sus derechos.

Jorge Carlos Ramírez también sugirió que las adultas mayores deben estar sujetas a programas sociales para tener acceso a una casa hogar, albergue u otras alternativas de atención integral en caso de que se encuentren en situación de riesgo o de desamparo. Por ello planteó que el Estado establezca programas para asegurar a todos los trabajadores una preparación adecuada para su retiro, así como para garantizar a todas las personas adultas mayores una formación para propiciar una vejez plena y sana, con especial énfasis en la mujer.

Lo anterior supone un trabajo en coordinación con las autoridades competentes para que la prestación de servicios y atención que se brinde a las personas adultas mayores en las instituciones, casas hogar, albergues, residencias de día o cualquier otro centro de atención, se realice con calidad y cumplan con sus programas, objetivos y metas para su desarrollo humano integral, asegurando un trato justo y proporcional a la condición de la mujer.

La propuesta fue turnada para estudio y dictamen a las comisiones unidas de Desarrollo y Bienestar Social y de Estudios Legislativos del Senado de la República.

A %d blogueros les gusta esto: