fbpx
2 febrero, 2023

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

* Alan García, Fernando Moreno y Jesús Pintor Alegre, están desparecidos desde diciembre
* La autocensura forma parte de la actividad cotidiana de informar en muchos estados de la República Mexicana

11:22 hrs.
CDMX. 9 de enero de 2023.- La preocupación por realizar la actividad de informar cada día se convierte en una situación más difícil para los periodistas de determinadas regiones del estado de Guerrero, en esta ocasión la tierra caliente de la entidad es donde se encienden los focos rojos porque tres comunicadores de “Escenario Terracalentano” en Facebook están desaparecidos desde el pasado 27 de diciembre y hasta el momento se sabe que están privados de su libertad por un grupo delictivo.



Los tres periodistas comunicadores Fernando Moreno, Alan García y Jesús Pintor Alegre En la publicación, realizada en su propia fan page, relatan que están privados de su libertad por realizar publicaciones en contra de un grupo delictivo, de la región y presumiblemente se trataría de “La Familia Michoacana”. Y en un video de su propia página fueron exhibidos en un video en donde aparecen encadenados de las manos y descalzos.

“Somos parte del equipo de Escenario Calentano y estamos aquí pagando las consecuencias de las publicaciones que se realizaban en contra de estas personas (La Familia Michoacana) y de diferentes personas de la región de Tierra Caliente, del Estado de México, Michoacán y Guerrero”, refiere Fernando Moreno, uno de los periodistas.



Luego aparece otro comunicador, Alan García Aguilar, quien igualmente está encadenado de las manos y descalzo, para referir que la página fue creada hace cinco años.

Por otra parte Jesús Pintor Alegre, es un reconocido periodista de la entidad y también es parte de los desaparecidos, aunque de él, actualmente no se tiene noticias, se supo que desde el 27 de diciembre se desconoce su paradero.

Desde el Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP) pedimos respeto para nuestra profesión y exigimos a las autoridades Federales y Estatales, que se avoquen a solucionar el problema en que están atravesando nuestros tres compañeros en estos momentos y porque es un claro atentado a la libertad de expresión.

EL ESTADO DE GUERRERO ESTÁ EN “EL OJO DEL HURACÁN”
La autocensura forma parte de la actividad cotidiana de informar en muchos estados de la República Mexicana. Son numerosas las quejas y demostraciones de los periodistas de Guerrero y las regiones conflictivas que se ubican en el norte y sur, así como tierra caliente, la montaña y la costa chica y grande del estado.

De esta manera el crimen organizado se adueña de la vida política, económica y social de la comunidad y los periodistas si quieren vivir y sobrevivir se tienen que adaptar a los lineamientos de estos grupos que dictan la forma de informar y no hay autoridad civil o militar que los detenga, que se dice también en algunos casos mandan boletines de prensa y hay de aquel, que no lo publique en su medio de comunicación, llámese impreso, radio, televisión y por supuesto los portales de Internet en Facebook y otras plataformas sociales.

Medios electrónicos y escritos han sido captados y pese a las denuncias ante las autoridades de los tres niveles que si bien dicen no ser omisas, durante años no han hecho nada y es el momento en que los periodistas quedaron inermes ante estas bandas delictivas que se han adueñado del estado de Guerrero y por supuesto de otros más.

Sin embargo hablar de los periodistas de los diferentes municipios y regiones del estado sureño, es comentar que los periodistas han tenido que autocensurarse para seguir trabajando en lo que siempre han hecho y que cada día les cuesta más trabajo realizar, son dramáticas las escenas de periodistas que se retiran de su actividad porque no cuentan con garantías para realizar su misión informativa.

Recientemente en Teloloapan, un periodista quemó su chaleco y artefactos de trabajo para protestar por la falta de garantías para desarrollar su actividad profesional de informar, esto es algo que prende los focos rojos y las autoridades simplemente se vuelven omisas y prefieren que no haya prensa combativa que dé a conocer los sucesos cotidianos en ese estado.

No hace mucho los periodistas de Iguala, la Cuna de la Bandera Nacional protestaron y por medio de una carta abierta señalaban que eran víctimas de agresiones y presiones para publicar determinadas notas, por lo que la mayoría optó por autocensurarse y evitar ser levantado y en su momento asesinado.

Algunos crímenes de periodistas no son resueltos jamás y si bien aparecen, “chivos expiatorios” nunca se sabe bien a bien los resultados de las investigaciones y la mayoría se diluye en el tiempo y jamás aparece el asesino moral y mucho menos intelectual, de esta manera los asesinaros de periodistas permanecen en la impunidad, en Guerrero son varios los crímenes de esta naturaleza, de allí que los periodistas de todas las regiones de esta entidad prefieren auto censurarse.

A %d blogueros les gusta esto: