fbpx
1 diciembre, 2022

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

El lenguaje de programación Objective-C puede brindarle un salario medio anual de 167,500 dólares

18:28 p.m. horas

No es ninguna novedad que la industria de la creación de software mediante la programación está entre una de las que más crece en la actualidad. Con la creación de millones de nuevos empleos durante la pandemia, ante el boom del comercio electrónico y otras aplicaciones móviles o web durante esos duros años, millones de personas están encontrando una excelente salida laboral mediante los distintos lenguajes de programación que existen en el mercado.

Uno de estos lenguajes, como cientos de nuevos que están surgiendo en la actualidad, es Objective-C uno de los veteranos de la industria que está teniendo un resurgimiento luego de algunos “golpes” que sufrió en 2014 con la aparición de Swift. Es que este último lenguaje, presentado por Apple como el sucesor de Objetive-C y una solución al problema de la curva de aprendizaje que representa cualquier lenguaje basado en C, tuvo su impulso durante los últimos años aunque muchos programadores están volviendo a utilizar su predecesor.

Es que muchos programadores que están desarrollando tanto aplicaciones de escritorio como móviles, tanto para Apple como para Windows, descubrieron que el poder de un lenguaje basado en C es mucho mayor que la nueva presentación más “simplificada de un lenguaje como Objective-C sin C” como fue la de Swift. Sucede que muchas veces estos avances pierden un poco el objetivo que solían tener los lenguajes del pasado, que es un delicado balance entre potencia y complejidad.

El futuro de los lenguajes basados en C

Aunque muchos pronosticaron el final de Objective-C, miles de programadores que adoptaron Swift están volviendo al viejo paradigma de la programación orientada a objetos con la complejidad que brinda C. Es que además de ser más potente, están descubriendo que las soluciones propuestas por Swift no fueron tan así, y en realidad algunas terminaron haciendo todavía más compleja la resolución de problemas, que con un lenguaje basado en C suele ser bastante más sencillo.

Según las distintas encuestas que se llevan adelante en el mercado, los salarios también benefician a Objective-C, ya que en promedio los sueldos anuales para este lenguaje están en el orden de los 167,500 dólares o 3,2 millones de pesos mexicanos, cifras realmente impresionantes. Esto es todavía más significativo si se considera que se puede aprender Objective-C mediante un curso online               y quizás terminar consiguiendo uno de estos impresionantes trabajos que además de tener salarios más que competitivos, permiten trabajar de forma remota.

Incluso cuándo muchos señalan que Swift permite ir reconociendo errores y librándolos en la medida que se escribe el código antes de compilarlo, mientras que Objective-C no permite eso, esto no compensa las demás diferencias entre los lenguajes. Es que para muchos famosos programadores como Michael Lauer, “soy extremadamente productivo en Objective-C y veo a este lenguaje como muy elegante, conciso y expresivo. No paro de escuchar sobre los lentos tiempos de compilación de Swift, masivas duplicaciones de librerías de ejecución y todavía no veo mejora alguna en runtime”.

Foto: Fotis Fotopoulos

A %d blogueros les gusta esto: