fbpx
1 diciembre, 2022

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

CIMACFoto

Por. Berenice Chavarría.
16:15 hrs.
Ciudad de México/ Cimac. 4 noviembre, 2022.- La violencia hacia las mujeres en la Ciudad de México no cesa. Muestra de ello son los recientes casos de Lidia Gabriela y Arianda, dos jóvenes a quienes el sistema machista que impera en México les arrebató la vida tras abordar un taxi, demostrando además que no hay transporte público seguro para las mujeres en la capital del país, donde este 2022 han sido asesinadas más de 90 mujeres.

En la CDMX de enero a septiembre se han registrado 92 asesinatos violentos de mujeres, de los cuales únicamente 52 se investigan como feminicidio, de acuerdo con información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP). A la cifra anterior se suman los casos de Lidia y Arianda, víctimas de esta violencia en los primeros días de noviembre.

Lidia Gabriela viajaba en un taxi en la alcaldía Iztapalapa el pasado 1 de noviembre. El conductor presuntamente se habría negado a detenerse frente a la estación del Metro Constitución, donde ella se dirigía, lo que habría provocado que la joven se arrojara del vehículo en movimiento, informó la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX), por lo que el caso ya es investigado bajo el protocolo de feminicidio.

En tanto, Ariadna Fernanda, una joven de 22 años, fue vista por última vez los últimos días del mes de octubre en la Condesa antes de presuntamente abordar un taxi. Sin embargo, horas después fue localizada sin vida en la autopista La Pera-Cuautla.

“Les informamos que iniciamos una investigación por noticia criminal para esclarecer los hechos en el caso de la joven Ariadna que lamentablemente fue encontrada sin vida en la carretera; continuamos en comunicación y coordinación con la Fiscalía General del Estado de Morelos”, informó la FGJCDMX.

La Fiscalía de la CDMX además señaló que una célula de atención a víctimas y detectives de la Policía de Investigación (PDI) pertenecientes a dicha institución se mantendrán en contacto con familiares de la joven.

Los anteriores no serían los primeros casos de feminicidio perpetrados luego de un secuestro en un taxi. Tal como en 2019 ocurrió a Daniela, una joven que salió de su trabajo en Xochimilco rumbo a una fiesta; sin embargo, nunca llegó.

“Ayuda, creo que el taxi me quiere secuestrar. Ayúdame, por favor”, fue el último mensaje que escribió la joven, quien días después fue localizada sin vida en Tlalpan en medio de una búsqueda que desde el primer momento estuvo plagada de omisiones por parte de la FGJCDMX, acusó su familia.

Mara Fernanda Castilla Miranda, una joven originaria de Puebla, fue víctima del mismo modus operandi. Desapareció el 8 de septiembre de 2017 en el municipio de Cholula, tras abordar un servicio de taxi. Sin embargo, siete días después fue localizada sin vida en una barranca en San Miguel Xonacatepec en los límites de Tlaxcala.

Mitzi, maestra de primaria de 24 años de edad, también abordó un taxi en San Luis Potosí el mes de agosto de 2019. Pero horas más tarde fue localizada asesinada con varias lesiones en el rostro.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE 2021), 7 de cada 10 mujeres se sienten inseguras en el transporte público. Además, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) Mujeres, en la Ciudad de México el 96 por ciento de las mujeres han sido víctimas por lo menos una vez de algún acto de violencia en el transporte público.

De esta forma, es posible observar que la impunidad ante la repetición de casos de feminicidio y diversas violencias hacia las mujeres en el transporte público ha creado un panorama de permisividad para los agresores, provocando que las mujeres ya no puedan sentirse seguras en ningún lugar.

A %d blogueros les gusta esto: