fbpx
18 agosto, 2022

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

¿Cómo prevenir taponamientos en las tuberías de agua?

11:15 a.m. horas

Cualquier construcción, ya sea una casa, departamento o empresa utiliza varias instalaciones, ya sean para tener electricidad o agua potable, a esta última se le llama instalación hidráulica.

Al momento de realizar una instalación hidráulica es necesario tomar en cuenta las especificaciones de la construcción, por ejemplo, el número de baños, cuartos de servicio, salidas de agua, etc.

Todo esto viene de una planeación que va desde elegir los materiales a utilizar hasta realizar los trabajos de instalación necesarios, mismos que son importantes para evitar posibles fugas de agua, así como para garantizar siempre un suministro óptimo.

Consecuencias de una obstrucción

Si no hay una buena planeación, pueden surgir problemas de taponamiento en las tuberías. Después de un tiempo determinado de uso pueden presentarse problemas de obstrucción que pueden dañar las tuberías y causar molestias a los habitantes.

El primer signo que puede alertar sobre una obstrucción es precisamente que el suministro de agua se verá interrumpido o perderá presión.

En muchas ocasiones las personas llegan a culpar una baja de presión al suministro de agua potable, sin embargo, esto puede deberse a un taponamiento en las tuberías.

Si estos taponamientos no se tratan a tiempo se pueden generar fisuras en las tuberías por la presión extra que ejercen los sedimentos dentro de las mismas, esto es lo más peligroso pues detectar las fugas no es sencillo, ni económico, pudiendo poner en riesgo toda la instalación hidráulica.

Motivos de una obstrucción

El agua potable que llega normalmente mediante el suministro local ha pasado por procesos de limpieza, pero gracias al viaje que este realiza mediante las tuberías puede llevar consigo sedimentos de tierra, incluso pequeñas piedras.

Estos sedimentos se pueden almacenar en cisternas y tinacos, los cuales son las primeras paradas del agua potable que llega al inmueble, para después pasar a contenedores en las partes altas.

Para evitar que los sedimentos afecten a la instalación hidráulica es necesario el uso de un filtro de agua, estos se colocan antes de la cisterna y deben cambiarse por lo menos cada 6 meses.

No sólo sedimentos pueden afectar a las tuberías, también una alta concentración de sales y minerales en el agua pueden solidificarse, especialmente cuando la temperatura ambiente es alta.

Para eliminar estos minerales y sales solidificadas de las tuberías es necesario recurrir a profesionales para que sean ellos los que realicen el mantenimiento necesario.

Claro, no es necesario que se presenten estas problemáticas para decidir llamar a los especialistas, de hecho, lo mejor es que se realicen mantenimientos preventivos por lo menos una vez al año con el fin de evitar llegar a las situaciones extremas de un daño a la instalación.

¿Cómo prevenirlo?

Después de fijarse en obtener una correcta planeación y construcción, lo ideal es realizar un mantenimiento periódico de las instalaciones. Lo más elemental al momento de realizar un mantenimiento preventivo es realizar un lavado de cisternas, al ser este el primer punto de recolección de agua, es donde se almacena la mayor cantidad de sedimentos.

El lavado de cisternas y su desinfección no es un procedimiento complicado, pero si se necesita contar con todas las garantías de seguridad y equipo especializado, por ello es mejor siempre dejar esto en manos de profesionales.

Revisar la correcta instalación de tinaco y darle mantenimiento dos veces al año, también ayudará a que el agua que entre a las tuberías tenga una mejor calidad y se eviten taponamientos por sedimentos.

Durante el lavado también es necesario cambiar los filtros de agua, así puedes prevenir de manera correcta que tu instalación se vea afectada.

A %d blogueros les gusta esto: