fbpx
28 junio, 2022

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

EN CHIMALHUACÁN PIDEN JUSTICIA POR ATAQUE A BALAZOS DE POLICÍAS A FAMILIA, ASESINANDO A DOS PRIMOS

JUAN LÁZARO SANTIAGO/reporterosenmovimiento.com

• Policías mienten en su informen, dan datos falsos.

• Escoba contra armas.

• Un policía disparó contra un niño.

14:44 horas

#CHIMALHUACÁN, Edoméx. 17 de junio 2022.- Mario Pérez Ramírez recibió cuatro impactos de bala por parte de policías municipales de Chimalhuacán, cuando ingresaron violentamente al interior de un predio ubicado en avenida Ejido Colectivo, esquina calle Ayutli, del barrio Curtidores, de este municipio mexiquense.

Su familiar, José Manuel González, recibió otro balazo de uniformados y al momento de ser trasladado en una ambulancia, a un hospital, falleció.

Era 10 de junio a las 18:30 de la tarde cuando policías municipales de Chimalhuacán llegaron de manera agresiva  a ese domicilio y de acuerdo a videos se metieron al predio para apuntar con sus armas y agredir físicamente  a las personas que se encontraban en su interior.

De acuerdo a la policía municipal recibieron un reporte vía telefónica de personas ingiriendo bebidas alcohólicas al «interior de una camioneta Voyager color oro y de una riña».

¿ALERTA GENERAL POR SUPUESTA RIÑA?

Por este motivo, los policías municipales lanzaron una alerta general y al lugar acudieron de emergencia las patrullas 109, 106, 2008, 2007, 308, TM-1004, TM-1003, TM-1005, TM-914, TM-

1006, TM-916, GTM-04, así como del grupo de operaciones especiales CM-22, CM-23, CM-24, CM-29 Y CM-30.

Además, de la célula IV  con las unidades  MP-231, MP-226, MP-219, MP-228.

«CHINGARON A SU MADRE»

Fue el grito que escucharon los integrantes de una familia que festejaban un cumpleaños al interior de un predio, sobre la avenida Ejidos Colectivos.

En imágenes de un vídeo de 13 segundos se observó que los policías se metieron al terreno particular, apuntaron con sus armas a la familia, incluyendo a los niños.

De acuerdo a testimonios,  no había delito en flagrancia o una orden de cateo otorgada por un juez para que los uniformados se metieran al terreno de propiedad privada.

Si acaso una falta administrativa pero no era suficiente motivo para meterse a una propiedad, agredir a los que estaban ahí y dispararles con sus armas de fuego.

Peritos de la Fiscalía General de Justicia del estado de México (FGJEM) al iniciar las investigaciones encontraron muchos cartuchos esparcidos en el terreno, incluyendo de calibre de armas largas.

¿QUIÉNES  SE ENCONTRABAN AL INTERIOR DEL TERRENO?

Al interior del predio se encontraban integrantes de la familia Pérez, que habían regresado del panteón de Los Rosales, dónde habían acudido a visitar la tumba del patriarca don José. 

La familia también festejaba el cumpleaños de la señora Graciela y le cantarían las mañanitas con su respectivo pastel.

Mario Pérez era el que manejaba un vehículo con los integrantes de su familia de regreso del panteón.

Posiblemente sí se tomó algunas cervezas al llegar al terreno donde se haría el festejo, pero no era motivo para que fuera asesinado de cuatro balazos.

Además, ¿por qué la policía local de Chimalhuacán se metió a un predio particular para asesinarlo a sangre fría?

La alcaldesa Xóchitl Flores Jiménez se ha mantenido callada y no ha dicho nada sobre lo que se puede considerar un artero doble crimen de su policía municipal.

«TODA LA FUERZA POLICIAL»  DE CHIMALHUACÁN  CONTRA LA FAMILIA

Al predio de la avenida Ejidos Colectivos llegaron más de 20 patrullas, cuyos tripulantes bajaron armados para reprimir a los integrantes de la familia Pérez.

En el terreno solo se encontraban cinco hombres, tres mujeres y nueve niños que participaban en el cumpleaños de la señora Graciela.

La casa y la calle Ejidos Colectivos fueron rodeados por toda la fuerza policial de Chimalhuacán, como si se estuvieran enfrentando a «peligrosos criminales». 

Es posible que los hombres de la familia Pérez se hayan puesto a discutir con los policías y lo más que se vio fue que una mujer sacó una escoba para defenderse de la agresión policiaca.

La familia solo se defendía de manera verbal de las agresiones físicas de los uniformados, aunque no se sabe por qué  en cierto momento los policías accionaron sus armas en contra de Mario Pérez y José Manuel González.

Ellos estaban desarmados, incluso Mario no tenía camisa y solo cerraba sus puños en forma defensiva, de acuerdo al vídeo.

Asimismo, las balas alcanzaron a herir de un pie a una mujer y otro policía disparó contra un niño de 11 años que veía con horror la escena.

Afortunadamente, la bala sólo pasó cerca del pequeño que salvó la vida, pero aún así fue lesionado de un brazo con una pedrada.

LA CAMIONETA COLOR ORO ¿ADENTRO O AFUERA DEL PREDIO?

 Según testimonios, Jesús, uno de los integrantes de la familia, intentó llevar a uno de los heridos al hospital en la camioneta Voyager color oro, pero fue interceptado por dos patrullas que se le cruzaron y los policías lo bajaron de manera violenta para someterlo.

Abajo lo patearon sin consideración.

El familiar aún suplicaba que lo dejaran avanzar al hospital con el herido.

La camioneta estaba al interior del predio, de acuerdo a testigos y al vídeo que se hizo viral en las redes sociales, aunque la policía reportó que estaba en la calle.

La Voyager quedó con algunos cristales destruidos, símbolo de la rudeza de la policía de Chimalhuacán.

SE LLEVARON «SECUESTRADOS» A 3 FAMILIARES

Después de que los policías dispararon contra integrantes de la familia, donde falleció Mario en el lugar y Manuel en la ambulancia durante el trayecto al hospital, los policías se llevaron secuestrados a Jesús Pérez Ramírez, Ricardo N y a la señora Elizabeth Chigo González.

Por más de cinco horas, estos tres familiares permanecieron en manos de la policía de Chimalhuacán

Para la familia, ellos estaban desaparecidos o secuestrados por los uniformados, ya que no los presentaron ante la agencia del Ministerio Público de Chimalhuacán, para que se les fincara algún delito.

Los familiares que lograron sobrevivir a la agresión policial, fueron a buscar a sus parientes al Ministerio Público, donde el licenciado Óscar García, de homicidios, les dijo que no estaban ahí, que no habían sido presentados.

Los patrulleros tenían bajo su poder a los tres integrantes de la familia que fueron agredidos físicamente, torturados -de acuerdo a sus familiares- y despojados de sus pertenencias, así como de sus teléfonos celulares.

Además, por varias horas les estuvieron dando vueltas por diversas calles y cerca del ministerio público.

Pero, como no tenían motivos para presentarlos ante el Ministerio Público, los policías los abandonaron por Xochiaca, con las amenazas de tomar represiones si presentaban una denuncia.

LA ALCALDESA XÓCHITL FLORES, SE NIEGA A RECIBIR A FAMILIA AFECTADA 

Luego de que la policía de Chimalhuacán atacara a balazos a la familia dentro de su domicilio, con la consecuencia de dos personas muertas y una mujer con un balazo en el pie, la presidenta municipal Xóchitl Flores Jiménez, ofreció platicar con los afectados.

Sin embargo, la alcaldesa  ha dado largas al asunto y hasta el momento ha pospuesto la reunión con la familia afectada, sin tomar en cuenta el sufrimiento por la pérdida de seres humanos y de que hayan quedado niños huérfanos.

Tan solo Mario Pérez dejó a siete huérfanos.

POLICÍAS ALTERAN INFORME A MANDOS

Las inconsistencias.

1.- En dicho informe expresan que recibieron un llamado, donde supuestamente un grupo de personas se encontraban ingiriendo bebidas alcohólicas sobre vía pública , en av. Ejido Colectivo, esquina calle Francisco Modesto, barrio Tlatel Xochitenco, municipio de Chimalhuacán, en el estado de México y dentro de una camioneta Voyager color oro.

2.- El informe dice que hubo un herido, Justino Ríos de 58 años de edad y que supuestamente se encuentra bajo en influjo del alcohol y al valorarlo un paramédico de rescate municipal refieren que presenta una contusión en cráneo en la región occipital.

A cambio los policías sí asesinaron a dos integrantes de la familia, reconocidos como Mario Pérez Ramírez y José Manuel González e hirieron a una mujer con impacto de bala, por arma de fuego. Además de que se llevaron a tres integrantes de esa familia, Jesús Pérez Ramírez, Ricardo «N» y Elizabeth Chigo González y los retuvieron por  varias horas, mientras los «paseaban» para luego tirarlos por Xochiaca, pero a uno de ellos, a Jesús, lo golpearon antes por querer salvarle la vida a su familiar al intentar llevarlo a un hospital en su camioneta dorada.

3.- Aseguran que  Jesús Pérez de 33 años, y a quien ellos golpearon y «secuestraron», supuestamente presentaba 5 impactos de proyectil de arma de fuego en tórax sin salida, que fue valorado por una paramédico y que fue  trasladado al Hospital general de Chimalhuacán donde permanece para su atención.

4.- Reconocen que una mujer llamada Nayeli Cruz Valadez, de 30 años de edad, fue valorada por  presentar una herida penetrante, por proyectil de arma de fuego, a la altura de tercio medio de tibia y peroné derecho, trasladándola al Hospital General de Chimalhuacán, donde permanece para su atención. Supuestamente valoraron a otro ciudadano, de quién no dan datos y que no era de prioridad, ni ameritaba traslado.

5.-En ningún momento mencionan a las personas asesinadas,  ni los hechos verídicos, ni la versión de la familia o  «la detención de tres de ellos».

• Pero menciona que se generó la denuncia  nuc: eca/rvn/vec/034/171520/22/06 nic: rvn/vec/00/mpi/401/02559/22/06, por el delito de Homicidio, pero no dicen de quién o contra quién, solo que habían puesto a disposición tres armas de oficiales que participaron en los hechos, así como el vehículo involucrado.

LA INVESTIGACIÓN

Después de este doble asesinato, así como lesiones a terceras personas; allanamiento de morada entre otros delitos que cometieron los policías de Chimalhuacán, la Fiscalía General de Justicia del estado de México (FGJEM) apenas investiga los hechos lo que ha dado tiempo de que los agresores y sus mandos puedan huir para escapar de sus responsabilidades.

Además, la presidenta municipal Xóchitl Flores no ha asumido la responsabilidad de atender esa crisis y ayudar a los integrantes de esa familia agredida por su policía.

A %d blogueros les gusta esto: