fbpx
17 mayo, 2022

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

MUJERES DE CHIMALHUACÁN ACUDEN DE MANERA PACÍFICA A OFICINAS DE DERECHOS HUMANOS DE CDMX

Foto de archivo.

• Son sobrevivientes de ataques y torturas por parte de policías.
15:05 hrs.
CHIMALHUACÁN. Edoméx. 6 de mayo de 2022.-  Mujeres sobrevivientes del ataque y tortura pepetrado por el municipio de Chimalhuacán el 2 y 3 de abril, acudirán  , de manera pacífica, a las oficinas del Comisionado de Derechos Humanos de la Ciudad de México.

Ellas indicaron que estarán  realizando  una concentración  pacífica este 6 de mayo fuera de las oficinas del Comisionado para los Derechos Humanos en México, con el fin de pedir que se nos escuche y que más organismos nacionales e internacionales se pronuncien por el incremento de violencia y represión en contra del femininismo mexicano.

«Les pedimos acompañarnos de manera pacífica y hacemos un llamado a todas las colectivas a nivel nacional a replicar esta acción en sus estados» expresaron.

Y aseguraron que, » No dejaremos que nos sigan persiguiendo, criminalizando y toturando.
Nuestras demandas son legítimas, el fuego lo provocó la indiferencia de este Estado Mexicano machista y asesino».

LA HISTORIA

Recordemos que el pasado 2 de abril del 2022 tres  mujeres policías de Chimalhuacán fueron acusadas de agredir a un grupo de manifestantes y por una supuesta desaparición y agresión contra una activista social .

Ellas, las policías fueron detenidas e  investigadas por la Fiscalía General de Justicia en el estado de México (FGJEM), por la presunta desaparición de una activista social la noche anterior, así como agresiones físicas y abuso sexual.

Por la noche del viernes mujeres se apostaron frente al centro de justicia de Chimalhuacán para denunciar la desaparición forzada de la activista social , conocida como Irene, por parte de la policía municipal de Chimalhuacán.

A través de twitter las mujeres dijeron que Irene fue «torturada, golpeada, le tiraron los dientes», además de «tener signos de violencia sexual».

Al respecto, la FGJEM informó  del inició de una carpeta de investigación por el delito de lesiones en agravio de una mujer y en contra de tres policías de la Dirección General de Seguridad Ciudadana y Tránsito Municipal de Chimalhuacán.

«Estas elementos en activo fueron puestos a disposición del Agente del Ministerio Público de la Fiscalía Regional de Nezahualcóyotl por también policías municipales de Chimalhuacán, donde se inició la carpeta de investigación, intervención de médico legista y de la Policía de Investigación, para deslindar responsabilidades».
Además de que, este grupo de feminas  fueron agredidas afuera de las oficinas de la policía cuando pedían justicia para su compañera.

El grupo de mujeres activistas se encontraban el pasado 2 de abril frente al Centro de Justicia de Chimalhuacán -dependencia perteneciente a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM)- acompañando a Irene Cervantes, una mujer que hace dos años denunció que su hija menor de edad fue secuestrada, torturada y violada por agentes de policía del Estado de México.

Desde que denunció el caso, Cervantes, denunciaron sus compañeras, sufre acoso, hostigamiento y hasta fue presuntamente agredida por policías.

Según relataron, el 1 de abril policías de tránsito detuvieron a la mujer alegando que la motocicleta en la que se trasladaba era robada. Tres horas después apareció golpeada y sin dos dientes.

El 2 de abril, varias policías estaban detenidas dentro de dicho centro, y las activistas se juntaron fuera del edificio para pedir que se detuviese a todas las demás personas vinculadas con el caso de Irene y con el de su hija.

Según relataron, desde la tarde de ese día, cuando se juntaron alrededor de 20 mujeres, estuvieron sitiadas por varios hombres que dijeron no ser policías.

En algún momento, la fiscal de género Dilcya García salió a hablar con las manifestantes y les pidió que abandonaran el lugar -a lo que se negaron- y les aseguró que nadie les iba a hacer nada.

Sin embargo, después de la medianoche y al ver que las manifestantes no se iban a retirar del lugar, aseguraron que García hizo una seña ante la que los hombres que habían visto durante la tarde las cercaron y las atacaron.

Además, relataron que llegó también una camioneta gris de la que se bajaron personas con armas largas. Dijeron que había alrededor de 200 hombres atacándolas.

“Fuimos golpeadas con palos, golpeadas por grupos de hombre que nos aventaron (lanzaron) una reja encima, nos gasearon, nos rompieron los celulares y los megáfonos y las casas (tiendas) de campaña”, agregaron.

Las manifestantes consideraron que la intención de los policías era “causar muchos daños”, ya que una de ellas terminó con un brazo roto que necesita ser operado, otra con cuatro costillas rotas y todas ellas con contusiones en distintas partes del cuerpo.

“Responsabilizamos a las autoridades federales y a las estatales de cualquier cosa que le pase a Irene y a su hija o a nosotras”, expresaron.

A %d blogueros les gusta esto: