fbpx
16 mayo, 2022

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

Sin perspectiva de género política penitenciaria: CNDH

Por. La Redacción.
20:30 hrs.
Ciudad de México/ Cimac. 1 abril, 2022 .- Tras visitar y solicitar información a los centros penitenciarios del país sobre la condición de vida de las mujeres en situación de reclusión, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) encontró que no existe una política pública penitenciaria diseñada con perspectiva de género, interseccional y con enfoque de Derechos Humanos, además de que persisten deficiencias “importantes” en la supervisión penitenciaria diaria que deben realizar las personas a cargo de dichos establecimientos.

Así se concluyó en el” Informe Diagnóstico sobre las condiciones de vida de las mujeres privadas de libertad desde un enfoque intersecciona”l, que presentó este 31 de marzo la CNDH y el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres).

Tras oir las experiencias dentro de los centros penitenciarios la CNDH concluyó que “queda claro que a ellas, a las mujeres en reclusión, se les añaden condiciones de ‘sufrimiento adicional’ a su sentencia, y advirtió que si el Estado Mexicano no garantiza acciones transversales, asegurar el acceso a una vida libre de violencia, a la igualdad y la no discriminación, los centros penitenciarios solo continuarán prolongando la violencia estructural en la vida de las mujeres”.

También se encontró que persisten “deficiencias importantes” en la supervisión penitenciaria diaria que deben realizar las personas a cargo de dichos establecimientos, lo cual no permite la implementación de un mecanismo de monitoreo específico para evaluar la condición de vida de las mujeres en contextos penitenciarios, a partir de una visión institucional que conozca y se adentre a las necesidades específicas y diferenciadas de su población”.

El informe contiene información estadística y testimonial sobre características generales de la población, condición por etnia y por discapacidad, violencia de género, economía del cuidado, trabajo, educación, religión, gestión menstrual, sexualidad, diversidad, etc.

En el tema de salud, por ejemplo, el informe señaló que sobre la disponibilidad del servicio ginecológico, 33.82 por ciento de las mujeres dijeron que sí tienen acceso, mientras que 51.7 por ciento dijo que no; 34.3 por ciento de las mujeres consideró que este servicio era bueno pero 42 por ciento lo calificó como regular.

Y con respecto a la economía al interior de las cárceles, tres mujeres del CEFERESO No 16 en Morelos relataron: “los precios de los insumos son muy altos (en las tiendas) y no permiten que nos envíen productos para aseo personal y la comida no es suficiente (la ración)”, “todo debe comprarse en la tienda, crema, shampoo, desodorante, toallas sanitarias, comida y los precios son muy altos en tienda” y que “lo necesario me lo proporciona el centro, y qué bueno porque no cuento con visita ni apoyo familiar para resolver mis necesidades”.

Al presentar el informe, la titular de la CNDH, Rosario Ibarra, dijo que de manera reiterada y sistemática las mujeres han sido invisibilizadas en sus necesidades específicas de género, en un sistema penitenciario que ha sido “patriarcal y androcéntrico”.

La funcionaria también señaló que durante las visitas que se han hecho a centros penitenciarios de todo el país, incluyendo los de zonas rurales o semiurbanos, se encontró que varios centros no tenían las estructuras necesarios, había menos
espacio para las mujeres y el estado de la infraestructura ponía en riesgo su integridad, así como de sus hijas e hijos.

Ibarra recordó que desde que inició su administración al frente de la CNDH, este organismo ha emitido 19 recomendaciones respecto a la inadecuada atención que reciben las mujeres en los centros penitenciarios, principalmente los mixtos, además de que las acciones, gestiones y políticas públicas diseñadas en el marco penitenciario han estado enfocadas a las mujeres que viven con sus hijas e hijos, a su rol reproductivo o a los roles construidos culturalmente a partir de sexo, invisibilizando que muchas mujeres viven contextos distintos a partir de su origen étnico, orientación sexual, edad, discapacidad, situación social, educación.

De acuerdo con otras evaluaciones de la CNDH, en promedio los centros femeniles estatales obtienen calificaciones de 7.60, en tanto que los anexos femeniles en los centros mixtos estatales reciben calificaciones que van desde 6.40 con tendencia a la baja.

A %d blogueros les gusta esto: