fbpx
24 enero, 2022

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

Francisca y la esterilización forzada de mujeres con VIH en América Latina

Imagen retomada del Centro de Derechos Reproductivos.

Por. Hazel Zamora.
17:45 hrs.
Ciudad de México/ Cimac. 2 de diciembre de 2021.- Francisca es una mujer chilena que conoció que era portadora del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) cuando presentó un embarazo. Al momento de parir, en 2002, sufrió una esterilización sin su consentimiento, pero su caso no es el único en América Latina y el Caribe, es muestra de las expresiones más extremas de la discriminación que viven las mujeres con VIH.

En este 1 de diciembre, Día Mundial de la Lucha contra el VIH/SIDA, la gerenta regional del Centro de Derechos Reproductivos, Carmen Cecilia Martínez López, habló en entrevista para el programa Latiendo Libres, sobre el caso de Francisca y su impacto para las mujeres seropositivas en la región.

El caso de Francisca fue presentado en 2009 a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por el “Centro de Derechos Reproductivos y Vivo Positivo”, una organización de servicios para el VIH/Sida con sede en Chile. Para entonces la justicia chilena había desestimado una denuncia penal contra el cirujano que practicó la esterilización forzada a Francisca.

Las organizaciones denunciaron que el Estado chileno infringió los derechos de Francisca a la no discriminación, a decidir el número e intervalo de sus hijos, a vivir libre de violencia y al acceso a la justicia, todos ellos establecidos en la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra la Mujer (Convención Belém do Pará).

La esterilización forzada contra Francisca ocurrió en un hospital de Chile en 2002, porque el personal médico pensaba que era irresponsable que una mujer seropositiva tuviera más hijos. Además, desde que Francisca supo del diagnóstico de VIH no le informaron sobre los riesgos de transmisión, ni las formas de anticoncepción, sólo le indicaron tomar los antirretrovirales, indicaciones que Francisca siguió y su hijo nació libre del virus.


Fue hasta 2017 cuando el Estado chileno reconoció que violó los Derechos Humanos de Francisca y finalmente, en agosto de este año, firmaron un “acuerdo amistoso”, en el cual se establece la reparación de daño a Francisca, reformar las políticas de protección contra la esterilización forzada y la discriminación de las personas que viven con el VIH en Chile.

La violencia que enfrentó Francisca no se trata de un hecho aislado, Carmen Martínez López, señaló que es común que las mujeres que viven con VIH sean víctimas de violencias en los servicios de salud, particularmente los referentes a su salud sexual y reproductiva.

“Con frecuencia pueden ser esterilizadas forzosamente o sin consentimiento, con el objetivo de evitar que queden embarazadas, pues se piensa que continúan transmitiendo el VIH al feto y se las culpa de irresponsables en relación con su autonomía y sus libertades sexuales. Todo esto por supuesto son estereotipos negativos de género”, dijo.

Actualmente el uso de medicamentos contra el VIH han ayudado a reducir el riesgo de la transmisión perinatal del VIH (de madre a hijo) hasta menos del dos por ciento. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), 20 países de las Américas comunicaron en 2017 datos que indican la eliminación de la transmisión materno-infantil del VIH, de los cuales, siete recibieron la validación de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, se estima que todavía 3 mil 500 niños nacen o contraen el VIH de sus madres cada año en América Latina y el Caribe.

La gerente regional del Centro de Derechos Reproductivos destacó que en el caso de Francisca hubo condiciones que agravaron la violación a sus Derechos Humanos y su autonomía para decir sobre sobre su cuerpo: ser mujer, vivir con VIH, estar en situación de pobreza y habitar en una zona rural.

Casos similares al de Francisca se repiten a lo largo de América Latina y el Caribe, por ejemplo, en El Salvador llegó en 2015 a la Corte Suprema del país el caso de una menor de edad portadora de VIH, a quién se le practicó una esterilización forzada antes de parir.

En la Corte se comprobó que no tenía la capacidad plena para otorgar su consentimiento informado para ser esterilizada por el hecho de tener entonces 17 años de edad, y que se violentaron sus derechos fundamentales a la salud reproductiva, a la autodeterminación reproductiva y a la integridad personal.

En 2016, la organización civil Balance también encontró en el “Estudio técnico-jurídico de las violaciones a los derechos reproductivos de mujeres con VIH en cuatro países de Mesoamérica”, que del total de 337 mujeres con VIH entrevistadas, 20 de ellas reportaron haber sido presionadas u obligadas para esterilizarse en México, siete en Nicaragua, seis en Honduras y 10 en El Salvador.

Otras formas de discriminación documentadas en los sistemas de salud contra las mujeres que viven con VIH son la negativa a procedimiento médicos (por ejemplo, no se les atiende en citas ginecológicas), el personal médico les habla detrás de las puertas, o reciben consejería que pugna por la idea de que las mujeres seropositivas no deben embarazarse.
Carmen Martínez concluyó que el caso de Francisca ante la CIDH contribuye a que se refuerce en América Latina y el Caribe la información en los servicios de salud sobre el consentimiento previo, libre e informado, especialmente en intervenciones quirúrgicas como la reversión de la capacidad reproductiva de las personas. Martínez López indicó que esta información debe darse por medio de campañas de información y capacitación de servidores públicos. 

Asimismo, proveer la educación sexual y reproductiva en toda la curricula escolar de los países de América Latina y el Caribe, donde se contemplen los derechos que deben ser garantizados cuando se trata de la toma de decisiones sobre servicios de salud sexual y reproductiva.

Latiendo Libres es un programa radiofónico de Comunicación e Información de la Mujer A.C. (CIMAC) y el Mecanismo de Seguimiento de la Convención de Belém do Pará (Mesecvi) de la Organización de los Estados Americanos (OEA), donde hablamos sobre el derecho de las mujeres a vivir libres de violencia en América Latina y el Caribe. Escucha cada jueves un episodio nuevo en Spotify, Google Podcast, o bien, en tu plataforma de podcast preferida.

A %d blogueros les gusta esto: