fbpx
19 agosto, 2022

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

TOLUCA: NAVARRO LUNA EN LA CUERDA FLOJA, DETIENEN A DOS DE SUS ESBIRROS

• «El Perci» y Brand Cruz, comandantes de GTO en capilla
• Presunto jefe de plaza en Naucalpan los aventó
• Se tambalea Coordinador de Grupos Tácticos Operativos

Por J. MARTÍN PONCE R.

TOLUCA, Méx.-Gabriel Navarro Luna, el truculento y corrupto coordinador de Grupos Tácticos Operativos (GTO), está de rodillas frente al verdugo que habrá de accionar la guillotina para cortar su cabeza. Sólo es cuestión de horas para que la Fiscalía General de Justicia del Estado de México decida la suerte del alto funcionario, quien en vano intento por salvar su pellejo, se lavó las manos luego de la detención de dos de sus principales operadores o esbirros.

Este nuevo escándalo que se pretende guardar bajo llave y que involucra al propio Navarro Luna y a su gente de confianza adscrita a GTO, se ha manejado con total hermetismo, pero el sol no se puede tapar con un dedo y menos en esa putrefacta área que goza de mala reputación.

El pasado lunes agentes destacados en la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la misma FGJEM detuvieron a los comandantes Pharcifal Isai Juárez Portillo y Luis Alberto Brand Cruz, ambos gente de confianza del maestro Navarro Luna, aún coordinador de Grupos Tácticos Operativos en la entidad mexiquense.

Tan pronto fue enterado Navarro Luna de los hechos dijo desconocer las actividades ilicitas de sus allegados, hoy detenidos, por lo cual se justificó al indicar «tener las manos limpias»; pero sin embargo todo mundo en la FGJEM sabe de qué pie cojea dicho funcionario, por lo que la detención de sus «muchachitos» lo dejan mal parado y, sobre todo, al filo de la navaja. Hay voces que aseguran que ya le fue solicitada la renuncia a Navarro Luna.

Fuentes de la FGJEM dijeron que el otrora poderoso Navarro Luna tendrá que afrontar las consecuencias, debido a que todo lo que venía ocurriendo en su esfera de competencia -GTO-, era su responsabilidad, por más que intente sacar los pies del lodo.

Las mismas fuentes advirtieron que el propio Alejandro Jaime Gómez Sánchez, titular de la FGJEM, tiene la obligación moral de aplicar la ley, sin distingos, en contra de Navarro Luna si no desea que su institución, deteriorada por el escándalo y la corrupción, siga hundida en el lodazal y, sobre todo, aparecer él mismo como alcahuete o tapadera del coordinador de Grupos Tácticos Operativos, quien de inmediato debe ser separado del cargo, renunciado o enviado a prisión junto con sus comandantes hoy sujetos a investigación.

LOS AVENTARON

El motivo de la detención de Juárez Portillo, apodado «El Perci» y Brand Cruz se debió a que días previos se había rastreado, ubicado y aprehendido a presunto jefe de plaza en Naucalpan, quien sin tanta presión, confesó que entregaba fuertes cantidades de dinero para que ambos jefes policiacos lo dejarán trabajar.

Se sabe de buena fuente que un alto funcionario de la FGJEM, al enterarse de tales hechos, interrogó personalmente al delincuente, quien en todo momento se mantuvo en su dicho y señaló que «El Perci» y Brand Cruz, hoy en capilla, estaban al tanto de sus ilicitas actividades y por ello recibían fuertes cañonazos de dinero.

Se afirma que en dicho interrogatorio salieron a relucir muchas cosas turbias, entre ellas la forma en que venía operando dicho jefe de plaza, qué policías estaban en la nómina y, presuntamente, pormenores del homicidio de Juan Cruz Guardián, quien fuera coordinador del GTO en Naucalpan, ejecutado en ese mismo municipio hace algunas semanas.

Cabe subrayar que, precisamente, uno de los comandantes detenidos, Brand Cruz, había sido designado hace algunos meses por Navarro Luna como segundo de a bordo del hoy desaparecido Cruz Guardián, quien fuera descubierto sin vida el pasado día 9 de noviembre en la colonia Ricardo Flores Magón.

El alto funcionario de GTO fue localizado a un costado del vehículo oficial Ford Fussion, color negro, placas de circulación NTC-71-49, presentaba varios impactos de arma de fuego en la cabeza y su cadáver permanecia enmedio de un charco de sangre, mientras la portezuela del conductor estaba abierta.

Desde un principio dicho crimen movió a todo tipo de especulaciones, incluso se llegó a decir que «alguien» lo había puesto, versión que no resulta nada descabellada debido a los millonarios intereses que actualmente se vienen manejando en la Coordinación de Grupos Tácticos Operativos a cargo del maestro Navarro Luna, quien hasta el momento -afirman- se «tambalea del cargo».

Para nadie es secreto en GTO que tanto «El Perci» como Brand Cruz eran los encargados de recaudar el dinero sucio proveniente de los diferentes puntos de droga del estado de México.

«El Perci» en otros tiempos había pertenecido a la policía estatal, destacamentado al área de Inteligencia en el Valle de México. Posteriormente ingresó a la Policía de Investigación, donde Navarro Luna lo asignó como jefe de grupo de GTO en Naucalpan, quien por ser conocedor del teje y maneje del turbio negocio de rentear delincuentes y puntos de droga, era de los allegados del maestro Navarro Luna.

Por otra parte el comandante Brand Cruz, inicialmente jefaturaba un grupo «especial» de agentes del maestro Navarro Luna en Ecatepec y, más tarde, como ya se anotó líneas arriba, fue removido a Naucalpan. Hasta el momento ambos jefes policiacos están detenidos en Toluca, en espera de que hoy miércoles se cumpla el término constitucional que marca la ley para que, en su defecto, el ministerio público los ponga a disposición de un juez de control, o les otorgue la libertad por «falta de elementos», cosa que podría ocurrir en un intento para evitar el escándalo, y echarle tierra al asunto.

Mientras el lodo se desparrama en la dependencia que encabeza Alejandro Jaime Gómez Sánchez, la suerte del maestro Gabriel Navarro Luna, está en manos del verdugo quien le cortará la cabeza o de plano, lo que es peor, le perdone la vida, y continúe al frente de los temibles y corruptos Grupos Tácticos Operativos.

A %d blogueros les gusta esto: