fbpx
21 septiembre, 2021

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

UN PARTICULAR SE QUIERE ADUEÑAR DE VAQUERÍAS PROPIEDAD DEL SINDICATO ÚNICO DE LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE PUEBLA

IMG-20210825-WA0281

8:58 horas

 En el Estado de Puebla se está a punto de consumar un descomunal atraco como resultado de la corrupción existente en los órganos encargados de impartir justicia.

En efecto, los representantes de un ambicioso e inescrupuloso particular pretenden recurrir al uso de la fuerza pública para desalojar del predio Vaquerías adquirido en propiedad en 1983 mediante operación de compra-venta por el Sindicato Unitario de Trabajadores de la Universidad Autónoma de Puebla (SUNTUAP) y ubicado al sur de la ciudad de Puebla.

IMG-20210825-WA0277

El juez tercero de lo civil del Estado de Puebla, Hugo Isaac Arzola Muñoz resolvió otorgar la propiedad del mencionado predio Vaquerías a José Luis Espinoza Vega  (EV),  quien promovió el embargo de dicho inmueble supuestamente valorado en un millón ochocientos mil pesos.

Pero sin considerar que el valor catastral era de 170 millones de pesos, a través de un juicio mercantil en contra del SUNTUAP como propietario por un adeudo que data de 1994 por la cantidad de $ 61,264.00 con un interés usurario del 10% mensual, contraído por un ex secretario general de la organización sindical. 

Para combatir legalmente estas y otras irregularidades del juicio mercantil promovido por EV, desde 1994, salvo un breve período de 2000-2001 durante el cual el Comité Ejecutivo de entonces contó con la toma de nota, las autoridades del poder judicial del estado y federal le han privado al SUNTUAP de defensa jurídica por carecer de personalidad legal  de nuestras directivas sindicales, ya que teóricamente es la Junta Local de Conciliación y Arbitraje del Estado de Puebla, (JLCA) quien otorga la toma de nota, pero que por la corrupción imperante en este tribunal laboral, denunciada por el mismo Presidente de la República López Obrador, así como por intereses políticos de los cuatro últimos rectores de la BUAP, se nos ha negado sistemáticamente.

La falta de toma de nota ha impedido ejercer la titularidad del contrato colectivo de trabajo ratificado en los recuentos de 1994 frente a los sindicatos auspiciados por los rectores y gobiernos priistas y defender jurídicamente nuestro patrimonio sindical.

IMG-20210825-WA0274

Cabe hacer notar que los últimos cuatro rectores de la BUAP son quienes han nombrado a dos de los tres representantes (un representante patronal y otro supuesto representante de los trabajadores, más un tercer representante del gobierno) ante la Junta Especial Número Cinco de la local de Conciliación y Arbitraje único tribunal, de acuerdo a la obsoleta Ley Federal del Trabajo para resolver sobre solicitudes de registro y tomas de nota de sindicatos universitarios, pero que de acuerdo a la Reforma Laboral aprobada en mayo de 2019 a iniciativa del presidente López Obrador, la JLCA dejará de tener estas facultades en el Estado de Puebla a partir del mes de octubre de este año, siendo el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL) quien asumirá sus funciones registrales y de verificación.

Hasta ahora los únicos sindicatos que cuentan con registro y toma de nota ante la JLCA son los creados y promovidos por los mencionados rectores de la BUAP, quienes a través de sus personeros sin escrúpulo alguno intervienen en el nombramiento de los dirigentes de estas agrupaciones y presionan a los trabajadores universitarios para que se afilien a estos sindicatos blancos. Esto ha dado como resultado que a los trabajadores universitarios se nos haya mantenido en un estado de indefensión frente a la precarización laboral de más del 60% del personal docente contratado como profesores hora clase con míseros salarios y prestaciones.

Así como la contratación de trabajadores de limpieza y vigilancia a través de empresas subcontratistas en las que se benefician funcionarios universitarios y de los anteriores gobiernos priistas y panistas, así como la disminución de pensiones y prestaciones a los trabajadores jubilados.

Debido a que es inminente el otorgamiento de la toma de nota para el SUNTUAP por el CFCRL a partir del próximo mes de octubre y así estar en capacidad de defenderse legalmente ante este cúmulo de atropellos, los representantes de EV urgidos por tomar posesión del predio Vaquerías, se han dado a la tarea de convencer sin éxito a vecinos del predio Vaquerías a que acepten la entrega de supuestos títulos de propiedad a cambio de otorgar la posesión del resto del predio.

Afortunadamente los vecinos y miembros del SUNTUAP no se han dejado llevar por el canto de las sirenas y acordaron en Asamblea General de nuestra organización sindical no negociar con dichos representantes de EV y cerrar filas alrededor del Comité Ejecutivo para mantener la unidad ante este despojo en ciernes.

Hacemos un llamado a la sociedad poblana y del país, así como a las organizaciones sindicales y sociales hermanas a pronunciarse en contra de este atropello. 

A %d blogueros les gusta esto: