fbpx
29 noviembre, 2022

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

POR: JOSÉ ALBERTO ZEA.

17:20 hrs.
TEMAMATLA, Edoméx.- Sólo para los sacerdotes y la clase élite en los pueblos Mesoamericanos, fueron los únicos que, podían tomarlos en su mano y Saumar a las Deidades en la época prehispánica,  un caso claro del Chamán que, está grabado en la piedra del Conejo en Tomacoco, Amecameca.

A los Saumerios que conocemos en el Día de Muertos que, se instalan en las ofrendas, son pequeños a comparación de los Saumerios que utilizaban los grandes Sacerdotes para sus Divinidades.

De grandes proporciones , en cuanto a  medidas, durante las fiestas paganas, dichos Saumerios eran para limpiar las figuras,(Dioses), de la época precolombina, y sólo los Chamanes y la nobleza se daban el lujo de con dichos Saumerios elebavan el humo del incienso hacía las Divinidades.

En la piedra del Conejo en Tomacoco Amecameca, se ve un petrograbado con un Sacerdote, elevando su Saumerio hacia los volcanes, Popocatépetl e Ixtaccihuatl, también se podría describir que elevaba su oración hacia el Dios de la Lluvia y el Trueno, (TLALOC), que sin lugar a dudas era la Deidad de los agricultores de esa época.

En Casa de Cultura, en Temamatla , se pueden apreciar dichos Sumerios, junto con el Xipe-totec, el señor de los desollados, en la época de mesoamerica, algunos sacrificados les quitaban la piel desde la cabeza hasta los pies, ya cuando estaban listas las pieles humanas en sus ritos hacia sus deidades, los guerreros de ponían dicha piel humana y bailaban en los centros ceremoniales.

La historia es muy basta durante la época precolombina, ya que gracias a los campesinos que, en sus tierras de labor, han sacado diversas Deidades que en los pueblos mesoamericanos, eran adorados y que gritan porque tengan un lugar digno para seguir diciendo, «Aquí estoy no me olviden».

A %d blogueros les gusta esto: