fbpx
29 mayo, 2022

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

dav

OPINIÓN: LA CODHEM DEBE DE INTERVENIR EN LA AGRESIÓN A «EL MACRO» POR POLICÍAS DE TLALMANALCO

IMG-20210511-WA0109

RODRIGO DE SANTIAGO /Una colaboración para reporterosenmovimiento.com

14:30 horas

El PRD Edoméx intenta polítizar el caso de agresión de la policía municipal de Tlalmanalco contra un ciudadano, que efectivamente fue agredido por los uniformados de manera brutal, y por tanto no sólo debe de intervenir la Fiscalía de Amecameca, sino también la Comisión de Derechos Humanos del estado de México (CODHEM).

El afectado, Víctor Manuel  González Ruiz mejor conocido como  «Macro», debió de acudir de inmediato a cualquier instancia legal o institución de Justicia, para exigir que se investigue la agresión que sufrió el 28 de febrero y no esperara a que su partido, el PRD, politizara el abuso policial.

Creemos que no es el único caso de abuso policial en contra de ciudadanos de Tlalmanalco, por ello debe de intervenir la CODHEM y la Fiscalía para aclarar toda la situación y sancionar a los elementos que participaron en esta agresión a un ciudadano, más no a un candidato.

La mañana del martes 11 de mayo, Cristian Campuzano, presidente estatal del PRD expuso el problema y exigió la destitución de la alcaldesa con licencia, Gabriela Velázquez Quintero, tratando de confundir a los reporteros, diciendo que era una agresión contra su candidato a la diputación local por el distrito 28.

Por la tarde, la alcaldesa con licencia y aspirante a la reelección en Tlalmanalco, Gabriela Velázquez, convocó a sus «reporteros amigos» y pintó su raya sobre esa agresión que sufrió «El Macro», ya que ni estaba enterada.

Y hay que darle la razón a Gabriela, pues a veces ni sabe de los abusos que sufren los ciudadanos por parte de los policías municipales y de las extorsiones que hacen.

El caso de «El Macro» es una sola prueba de que en Tlalmanalco hay abuso policial de todos tamaños, y su alcaldesa – hoy con licencia – debió de evitar esas brutalidades policiacas.

Ella se «limpia las manos» por el abuso en contra de «El Macro», porque efectivamente Víctor Manuel ni era candidato del PRD el 28 de febrero, ni hay pruebas de que Gabriela Velázquez haya ordenado a la policía a cometer tal abuso.

Pero, la CODHEM y la Fiscalía de Amecameca deben de darle seguimiento a la brutal agresión contra el ciudadano Víctor Manuel y no dejarlo en el tintero de la política.

Sabemos que en Tlalmanalco sólo hay una ley y una mano que mueve los hilos políticos, se trata de él popular «Beto Billetes» – Alberto Álvarez Reyes – esposo de Gabriela Velázquez.

FB_IMG_1620847123189

Realmente «Beto Billetes» era el que quería ser presidente municipal de Tlalmanalco en el 2018, pero en el PRI – dónde ha servido- no lo dejaron pasar y tuvo que recurrir a su vieja amistad con Vicente Onofre Vázquez, ya que trabajó con él en la tesoreria de Chalco, cuando Onofre fue presidente.

Onofre llevaba el nombre de Alberto Álvarez en las negociaciones de los candidatos del PES en la región de los volcanes – hay que recordar que Vicente Onofre era presidente del PES Edoméx y tenía facultad para imponer candidatos-, «Beto Billetes» quería Tlalmanalco.

Pero en esas negociaciones, a Tlalmanalco le tocó postular por género mujer y «Beto Billete» ya no pudo ser candidato, así que puso a su esposa Gabriela Velázquez, una mujer alejada de la política y que ama su profesión pues es licenciada en enfermería.

Con la fuerza de Andrés Manuel López Obrador, El PES/Morena/PT ganó en la mayoría de los municipios de la región de los volcanes, Tlalmanalco no fue la excepción.

Ahora, no sabemos si Gabriela Velázquez, a través de Alberto Álvarez, haya gobernado bien o mal, el electorado decidirá el próximo 6 de junio, si le da continuidad a su gobierno.

En Tlalmanalco hay 49 mil 196 habitantes de acuerdo al censo del INEGI 2020, y al menos los que están registrados en el padrón electoral tendrán que tomar la decisión de qué candidato les conviene para ser alcalde a partir del 2022.

Ahí tenemos a Luis Sánchez Reyes, mejor conocido como «Wicho» por Movimiento Ciudadano y hermano de Raúl Sánchez, primer alcalde del PRD en Tlalmanalco y que murió de forma trágica después de estar en la cárcel por presuntamente estar ligado a la Familia Michoacana.

Aunque realmente el que estaba relacionado con ese grupo criminal fue Rodolfo Aboytes López, que había sido su jefe de prensa durante la administración de Raúl.

Rodolfo reconoció ser sicario de la Familia Michoacana y que estuvo involucrado en más de 60 asesinatos, pero de Raúl nada se supo, sólo que estuvo detenido por esa relación laboral con Aboytes.

Otra aspirante a la alcaldía es la doctora Guadalupe Fosado Marqués, del PRI, que de alguna manera es popular ya que da consulta en una fármacia del «Dr. Simi».

También la ex priísta Delfina Vázquez Dávila, que fue postulada por el partido Verde, así como, Víctor Espinosa Mendoza del PRD y que también denunció presuntas agresiones, amenazas a su persona y represión a su esposa que es regidora en Tlalmanalco.

Esperemos que, en Tlalmanalco los electores decidan bien por quién votar, pero no se vale que partidos como el PRD trate de polítizar una agresión a un ciudadano, para denostar en este caso la alcaldesa con licencia, Gabriela Velázquez.

Y si, se debe de revisar el actuar de esos policías que sometieron al ciudadano, «El Macro» , porque lo pudieron haber asfixiado con ese tipo de sometimiento. Ya tenemos dos casos a nivel mundial.

A %d blogueros les gusta esto: