fbpx
8 mayo, 2021

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

DISFRUTA PÚBLICO CIBERNAUTA DE CHARLA “LA LITERATURA DESDE EL CHISME”

10:57 a.m. horas

• Presenta Eduardo Campech Miranda una visión de la historia que hay detrás de las grandes obras de la literatura.
• Está disponible en Facebook y Twitter, en @CulturaEdomex.

#Toluca, #Estado de México, 14 de abril de 2021. Las actividades que presenta el programa Cultura, Turismo y Deporte en un Click 3.0 cuentan con invitados que atrapan al público compartiendo sus conocimientos, tal es el caso de Eduardo Campech Miranda, destacado escritor y promotor de la lectura.

Campech platicó sobre “La literatura desde el chisme”, donde adentró al público cibernauta en el mundo de las letras bajo la pregunta de ¿Qué sucedió para que se escribiera tal o cual obra?, haciendo un recorrido por varios poemas.

Inició desmenuzando el romántico poema “La niña de Guatemala”, de José Martí, que trata de la historia de amor entre Martí y María García Granados, a quien el poeta llamaba “Mi niña”, esta relación nació en Guatemala y era íntima, entrañable y amorosa.

Después de un viaje a México en 1877, José Martí contrajo nupcias con Carmen Zayas Bazán, y fue a principios de 1878 que volvió a Guatemala casado y María cayó en un estado depresivo muy fuerte y por ello murió de amor.

Asimismo, contó la historia detrás del poema “No me Condenes”, de Ramón López Velarde, que en este 2021 conmemora 100 años de su fallecimiento, fue en la época novohispana, una historia de amor con María que se ve dañada por los amoríos de López Velarde con otras jóvenes.

Con remordimiento ante la muerte de María, le escribe ese poema que dice: “¡Perdón, María! Novia triste, no me condenes; cuando oscile el quinqué y se abatan las ocho”.

El “Nocturno a Rosario”, de Manuel Acuña, cuenta la historia de un amor imposible entre el poeta y Rosario de la Peña, una mujer inteligente y muy bella, que lo rechazó y, él, en un acto desesperado se suicidó.

Este poema pasa a ser uno de los más emblemáticos de la lírica mexicana, Rosario de la Peña, confiesa años más tarde de este suceso, siguió odiando a Manuel porque debido a este poema la había estigmatizado y pasaría a la posteridad como Rosario la de Acuña y dejaría ser Rosario de la Peña.

Otros poemas citados fueron “Voy a dormir”, de Alfonsina Storni, y “Nanas de la cebolla”, de Miguel Hernández. Es así como estas bellas obras son escritas a partir de grandes historias que motivan a conocer y a reconocer estos personajes importantes que son parte de la historia de la literatura.

Una ponencia que invita a una segunda parte en la cual el público se sumó y que aún pueden consultar en las redes sociales de la Secretaría de Cultura y Turismo, en Facebook y Twitter @CulturaEdomex.

A %d blogueros les gusta esto: