fbpx
2 marzo, 2021

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

Deja afuera el PRI candidaturas de mujeres para diputaciones federales en Chiapas

CIMACFoto: Silvia Núñez Esquer.

Por. Sandra De Los Santos Chandomi

20: 50 hrs.

Tuxtla Gutiérrez, Chis.Méx. 15 de enero de 2021.- El Partido Revolucionario Institucional (PRI) dejó afuera a las mujeres en las candidaturas a la diputación federal; y uno de sus precandidatos es el ex dirigente del partido, Julián Názar Morales, quien tiene al interior del instituto político una denuncia por violencia política por razón de género.

Debido a que el PRI pretende irse en alianza con el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD), solo cinco de los 13 distritos electorales de Chiapas serán encabezados por candidaturas de militantes priístas, el resto se repartirán entre los otros institutos políticos.

En los cinco distritos se registraron precandidatos únicos lo cual significa que serán los candidatos a excepción de San Cristóbal de las Casas, en donde se registró una mujer, pero debido a que esa posición se define mediante usos y costumbres es altamente probable que no obtenga la candidatura porque tiene que ser indígena y no lo es.

Entre los precandidatos a la diputación federal se encuentra el ex dirigente del partido, Julián Názar Morales, quien tiene una denuncia por violencia política por razón de género al interior del propio instituto político.

La denuncia fue presentada desde hace año y medio por seis militantes priístas, todas ellas en ese entonces ocupaban distintos cargos, pero hasta ahora el PRI no ha resuelto la demanda. Hace una semana cinco de las seis demandantes solicitaron la intervención del Tribunal de Justicia Electoral del Estado para que ordenara al partido definir su postura en este tema.

Paulina Conde, una de las mujeres que presentó la denuncia externó su rechazo a que Julián Nazar ocupe una candidatura puesto que cuando se desempeñó como dirigente del PRI violó los derechos de las mujeres de ese partido.

“Nosotras supimos que fue la primera vez que se ha presentado una denuncia colectiva porque no solo fuimos nosotras también otras compañeras denunciaron porque él nos invisibilizó en nuestros cargos, en algunos casos suplantó a las compañeras, no ejerció nunca los fondos que tocaban al empoderamiento de los cuadros de mujeres” relató Paulina Conde.

Julián Názar fue sancionado en 2018 por violencia política por razón de género por tratar de impedir que mujeres en diferentes municipios (aunque solo dos presentaron denuncias) no ocuparan el cargo de regidoras.

Paulina Conde dijo que como muchas otras mujeres al interior del partido, están decepcionadas que hasta ahora el instituto político en el que militan no haya tomado una determinación en este caso y no las esté respaldando.

Dijo que junto con sus compañeras están impulsando un proyecto para dar acompañamiento a todas las mujeres que participen en el proceso electoral del 2021 y sus derechos no sean violentados.

La posición del PRI en contra de las mujeres orilló hace unos días a la diputada local, Ayda Guadalupe Jiménez Sesma a renunciar a ese partido político y declararse como independiente.

Dijo que el PRI, hasta ahora, solo ha tenido una postura de simulación en el tema del respeto a los derechos políticos de las mujeres ya que las sigue excluyendo en la toma de decisiones y la asignación de candidaturas.

El respeto a los derechos de las mujeres está solo en el discurso porque el partido las sigue enviando a participar en las candidaturas que no tienen posibilidades o solo deja participar a las que por razón de parentesco pertenecen a los grupos en el poder del partido.

En la legislación actual no se pueden registrar los aspirantes que hayan sido sancionados por violencia política por razón de género pues cabe recordar que con el fin de evitar que agresores de mujeres ocupen candidaturas en el proceso electoral de este año, el Instituto Nacional Electoral aprobó un documento que los aspirantes a ocupar algún cargo de elección deben firmar, bajo protesta de decir verdad, donde declaren no haber sido sancionados por ser deudores de pensión alimenticia, acosadores sexuales o agresores de mujeres en el ámbito familiar o político.

La propuesta conocida como #3De3VsViolencia, emanada de la sociedad civil e impulsada por diputadas federales, defensoras de los derechos políticos de las mujeres, la Red Nosotras Tenemos Otros Datos y Las Constituyentes Feministas fue incluida en los Lineamientos para que los partidos políticos nacionales prevengan, atiendan, sancionen, reparen y erradiquen la violencia política contra las mujeres en razón de género, aprobados en octubre de 2020.

A %d blogueros les gusta esto: