“APRENDE EN CASA II”, ESTRATEGIA ERRADA QUE TENDRÁ MALOS RESULTADOS Y NULOS APRENDIZAJES

Educación en Tiempos de la Pandemia:  

IMG-20200829-WA0150

(TERCERA DE TRES PARTES) 

Por JUAN CARLOS ROJAS IBARRA 

Nuestra exigencia debe ser que las autoridades educativas confíen en la creatividad y en la experiencia de los docentes. Los maestros debemos tomar los contenidos televisivos como una herramienta a la cual tendremos que agregar nuestro conocimiento y creatividad para lograr el interés de los educandos y así conseguir un mínimo de aprendizajes esenciales que puedan evitar la catástrofe.

Una posibilidad que miles de maestros encontraron durante esta etapa, fue la adopción del método del Aprendizaje con Base en Proyectos (ABP), que ha brindado tan excelentes resultados en Europa o Canadá y que ha sido puesto en práctica en muchos de nuestros planteles tanto de educación básica como en media superior. 

Es necesario, en todos los ámbitos, dejar el proceso enseñanza-aprendizaje más a la creatividad de los docentes, brindarles apoyos tecnológicos y capacitación para mejorar sus aptitudes técnicas. 

Debemos elaborar proyectos alternativos para enfrentar los retos. La tecnología debe ser solamente el medio, si acaso el vínculo, entre docentes y alumnos. Pero no debe substituir al docente en su relación con los educandos. 

Algo muy importante, que no debemos perder de vista, es disminuir y simplificar con mucha imaginación y mucha más creatividad los contenidos, las actividades diseñadas, los aprendizajes esperados y los procesos evaluativos.  

Estimular el trabajo en casa de los alumnos es imprescindible y es nuestra responsabilidad motivarlos. Hay que pensar también en diversas maneras de que los alumnos desarrollen el trabajo colaborativo, manteniéndolos vinculados y trabajando con sus compañeros. 

También es necesario brindar el acompañamiento adecuado a los estudiantes en las actividades planteadas (a través del chat, por ejemplo, personalizar el acompañamiento, apoyarnos en la familia, etc.) porque, cuando pedimos actividades que los alumnos no pueden hacer, entran en frustración y desánimo y es cuando viene la reprobación e incluso el abandono escolar. No hay que olvidar que estamos pasando por una de las peores catástrofes de aprendizaje en la historia, a nivel mundial.  

Debemos también analizar en colectivo los retos en tiempos de la pandemia y posteriormente, en lo que están denominando desde el gobierno federal como la “nueva normalidad”. No hay que soslayar la importancia de intercambiar las experiencias de los docentes y de los alumnos.  

Una propuesta interesante es la de realizar un conversatorio de docentes, alumnos y de padres de familia donde podamos expresar nuestro sentir y desahogar nuestras emociones. Se pueden elaborar cuestionarios y una metodología, a través de alguna plataforma como Zoom, Meet, Facebook, WhatsApp, etc. 

Debemos proponer al gobierno federal una estrategia que comprenda el internet gratuito para todos los estudiantes del país, para que puedan realizar el trabajo en casa sin limitaciones. Una alternativa viable es que el gobierno federal pueda instalar internet en todas las escuelas, bibliotecas, centros culturales y en las plazas públicas de todo el país. Debemos apoyar a los estudiantes con mayores desventajas porque son más vulnerables.  

Más que nunca se hace necesario que el gobierno federal y la misma SEP cumplan con la Agenda Digital Educativa “dirigiendo los modelos, planes, programas, iniciativas, acciones y proyectos pedagógicos y didácticos que permitan el aprovechamiento de las tecnologías de la información, comunicación, conocimiento y aprendizaje digital” y “fortaleciendo los sistemas de educación a distancia mediante el aprovechamiento de las multiplataformas digitales, la televisión educativa y las tecnologías de la información”. 

Para la Educación a distancia, pero también presencial, se requieren una gran infraestructura y amplia conectividad de banda ancha, la apropiación de tecnologías por parte de los docentes y los alumnos e incluso los padres de familia, la creación de plataformas digitales educativas en los diferentes campos disciplinares, generación de recursos educativos y de contenidos de calidad, comenzando por una muy amplia alfabetización digital a todos los niveles. 

No debemos soslayar el hecho de que, en el ámbito pedagógico, urge la reflexión en torno a temas como la escuela, el aula, el proceso de enseñanza-aprendizaje y los conocimientos en la era digital y de la globalización.

Un comentario

  • La verdad es que estamos afectados en todos los niveles, pero debemos estar preparados para nuestro futuro y la educación no debe faltar. Yo actualmente estoy cursando clases con profesores profesionales de la plataforma https://buscatuprofesor.es/ y estoy muy satisfecha con los objetivos que estoy alcanzando. 100%recomendable!

Deja un comentario