fbpx

Información sin censura

Pide grupo de protección animal «Alianza» no encerrar al oso negro de Chipinque en un zoológico

wp-1595472811595..jpg
* No debe quitársele su libertad.

20:00 hrs.
Nuevo León. México a 22 de julio del 2019.- Es reprobable que el oso negro o cualquier otro animal, que por el simple hecho de haber tenido un encuentro con humanos sea sacado de su hábitat y llevado a un Zoológico, como lo pretende AZCARM, significaría abrir la puerta para violentar los derechos de los animales no humanos y sienta un precedente de una mala política por parte del Gobierno estatal y federal, respecto al manejo de la fauna silvestre, afirmó la Alianza Un millón de Esperanzas.

 

wp-1595472839549..jpg

 

Esta Alianza que representa a más de 170 organizaciones protectoras de animales repartidas en 26 Estados de la República.
Tras el encuentro, entre tres jovencitas y el oso negro, se abrió un debate en redes sociales sobre qué hacer respecto a este tipo de sucesos, y sería penoso que dicho espécimen, así como cualquier otro haya sido extraído del Parque Ecológico Chipinque.
Ellos Creen que quienes deben ser controlados, son los visitantes, los cuales no deben ingresar a los hábitats, sin sus respectivos guías que ofrezcan seguridad ante todo, a los especímenes de ese Parque.
La Alianza hace un llamado a Profepa, Semarnat, al Parque y a AZCARM a que hagan lo correcto y dejen en paz en su hábitat al oso, y que mejoren los protocolos de incursiones a la zona y prohíban el acceso libre de los paseantes.
Es fundamental, que las políticas ambientales y las leyes hagan hincapié o se inclinen ya en favor del bienestar del medio ambiente y de los animales, y no en detrimento de los mismos.
Hacemos un llamado a que las autoridades no asuman las propuestas inmediatistas y comerciales para paliar este tipo de sucesos, sino que se base en los estudios de investigadores, ambientalistas y protectores de animales para dar solución a este tipo de acontecimientos.
Finalmente, queremos recordar al gobierno estatal, federal que ningún animal por el hecho de vivir en su hábitat puede ser objeto de ser encerrado en ningún Zoológico y condenado a un encierro, ni ser espectáculo de nadie, por dignidad y respeto a la vida, ese animal debe ser liberado y los humanos visitantes al Parque deben restringirse a ciertas áreas y protocolos de seguridad para que no pongan en riesgo, ni la vida ni la libertad de ningún espécimen.

A %d blogueros les gusta esto: