OBSERVANDO: MERCADO Y TIANGUIS DE SAN JUAN SIN CONTROL

images

Por: PEPE TOÑO
En la frontera de las alcaldías de Iztapalapa, Iztacalco y el municipio de Nezahualcóyotl se encuentra uno de los mercados de carne más grandes de la ciudad donde se expende a diario todo tipo de carnes este es llamado el mercado de Carnes de San Juan se encuentra localizado sobre el Periférico Oriente y la Calzada Ignacio Zaragoza, al oriente de la Ciudad de México y límites con Neza; así como los días domingos se instala a un costado uno de los tianguis más grandes de la zona oriente del rumbo que delimita a Nezahualcóyotl con la alcaldía de Iztapalapa este es llamado el tianguis de San Juan Juan. Ambos lugares fueron instalados desde los años setentas cuando iniciaban a poblarse las zonas y hasta la actualidad no han podido ser regularizados.

Todos los días, desde las dos de la mañana, cientos de trabajadores llegan al mercado de San Juan para cubrir turnos de ocho horas y atender a los clientes que de madrugada se surten de todo tipo de cortes: Arrachera, Rib eye, Sirloin, T-bone, Back Rib, Steak House o Bisteck. Y todo tipo de extremidades de animales: pierna, lomo, cola de res, costilla, oreja, trompa, patas de puerco y visceras (corazón, hígado, riñón). Nada se desperdicia, hasta la piel del puerco se convierte en chicharrón. También se venden jitomates, cebollas, chiles, lechugas, rábanos y maíz pozolero. Además de cazos para cocinar, parrillas, coladeras, anafres, cucharones, vaporeras y tablas para picar la carne.
Incluso aquí, según un censo hay por lo menos 850 locales, pero la realidad es que las calles están invadidas de puestos informales donde se pueden encontrar carnes de venado, culebra y otro tipo de animales de los que esta prohibido cazar o comercializar, incluso hasta carne de caballo o burro que son utilizados para la venta de tacos devido a que el producto ya esta triturado (molido).
De igual forma los días domingos se instala sobre la avenida Texcoco el tianguis de San Juan el más grande de la ciudad México.  Hay varios tianguis: el de El Salado en Santa Martha, el de Santa Cruz Meyehualco, el de Aztecas en Coyoacán, el de Las Torres de eje 6 y el del mismo nombre ubicado en Tláhuac, el de la Raza. Pero dos fueron los más grandes: el de la San Felipe ubicado en la Gustavo A Madero y el de San Juan.
La extensión de cada uno a través de los datos satelitales que ofrece Google Maps. El de San Juan mide 2.2 kilómetros, entre el inicio y el fin del tianguis. El de la San Felipe abarca 1.9 kilómetros. Sin embargo, además de la avenida principal por donde se extienden, ambos ocupan varias calles de los alrededores. Pero, de acuerdo con las fotografías aéreas, el de San Juan se expande por más calles y abarca más espacio a lo largo de éstas. Incluso, uno de sus brazos llega hasta la Calzada Ignacio Zaragoza y otro casi a la avenida Pantitlán, ya en el Estado de México.
En ambos sitios debe haber un líder que controle a los vendedores tanto formales como informales, pero la realidad es que no hay un control de su instalación incluso varios vendedores ya han invadido calles donde algunos ciudadanos han colocado cadenas para impedir sigan instalándose de una forma informales que cada vez surgen más comerciantes ante la falta de empleos.
Desde hace décadas estos lugares son famosos en el oriente de la ciudad porque se encuentra justo a la mitad de la alcaldía de Iztapalapa que pertenece a la CDMX y el municipio de Neza que pertenece al Estado de México. Dependiendo su ubicación un puesto puede estar en una jurisdicción territorial y el de enfrente, apenas a unos pasos, en otra. Ambas demarcaciones, se ubican en el top de las más pobladas en el país. Por ello este tianguis se atiborra de gente cada semana. Aquí —como dicen los comerciantes— para todos sale el sol.
Es así como además de ser una tradición en el oriente de la capital, este tianguis funciona como una opción de ingreso para los vecinos que viven por ahí o incluso para otros que llegan de otras partes del país. También es una alternativa para que los iztapalapenses, nezahualcoyotlenses y habitantes de la CDMX y sus alrededores se surtan de un sinfín de productos con distintos precios. Esto es parte de la historia de esta zona no podría contarse sin el desarrollo de este tianguis

 

Anuncios

Deja un comentario