POLICÍAS DE EDOMEX SUFREN «MODERNA ESCLAVITUD» DE SUS MANDOS

IMG-20191201-WA0111

• Tras laborar jornadas de 24 horas, los obligan a doblar turno sin pago y con la advertencia que de no cumplir la orden, serán removidos al sur de la entidad

Por J. MARTÍN PONCE R.

TOLUCA, Méx,- Elementos del Agrupamiento Fuerza de Apoyo y Reacción (FAR), acusan al subinspector Humberto Bautista Martínez, de obligarlos a doblar turnos bajo la amenaza de castigarlos enviándolos al sur de la entidad, vieja y corrupta argucia que da resultado porque, ir al sur de la entidad, es ir al infierno a morir en manos del crimen organizado, amén de que implica un largo y costoso traslado de los uniformados a dicha región.
Por esta y otras actitudes dignas de esclavitud moderna, los uniformados alzan la voz esperando que los escuche y atienda el gobernador Alfredo del Mazo Maza, porque, la situación interna en este agrupamiento, cada día es complicada porque, además, los elementos que cubren doble turno, no son remunerados como lo establece la ley laboral, de ahí el descontento.
Los afectados por estos abusos señalan como principal “capataz” al general Sergio Hernando Chávez García, subsecretario de la policía estatal quien protege de manera incondicional al subinspector Bautista Martínez, quien de manera prepotente y amenazadora ordena y les carga la mano, para que realicen “apoyos” que no son remunerados en la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM).
Los quejosos denunciaron que hay muchos eventos privados y ajenos a la seguridad pública, donde los uniformados son obligados a cubrir largas jornadas de trabajo, como ocurre en los partidos de futbol en el estadio Nemesio Diez en Toluca, donde son enviados luego de que ya cumplieron su jornada de trabajo, pero, como se dijo al principio, doblan turnos, pero no les pagan, aunque las empresas pagan dichos servicios de seguridad y el dinero, se lo “clavan” los altos mandos, ahí el gran negocio.
Ejemplo de todo ello, es que el pasado domingo 24 de noviembre alrededor de 35 elementos del Agrupamiento Fuerza de Apoyo y Reacción (FAR) Toluca se disponían a salir francos, cuando llegó la orden de permanecer en las instalaciones para apoyar la seguridad del partido de futbol entre los equipos Toluca y Santos Laguna. Elementos pertenecientes al Turno B se negaron a cumplir dicha orden debido a que ya había cubierto 24 horas de servicio continuo y sólo exigían su derecho de salir francos.

Durante ese cambio de turno el JT Juan Vásquez Loperena ordenó al comandante de Cuartel Dionisio García Quintero no desarmar ni recibir el equipo antimotín de los elementos, orden absurda que acató el armero Jesús Moreno Moreno, conocido como El Ardilla.

Ante dicha orden, los elementos exigían se respetaran sus derechos laborales, esto a que frecuentemente los obliga el subinspector Humberto Bautista Martínez, indicativo Negro I, a doblar turnos, sin el pago correspondiente, de ahí la inconformidad de los policías quienes aseguran que además de la prepotencia en las ordenes, son tratados peor que esclavos. Actualmente dicho agrupamiento cuenta con dos turnos: A y B con 125 elementos cada uno de ellos, pero, en la realidad sólo se presentan a trabajar 60 elementos por turno, esto, debido a que el resto de los ausentes andan “volando” y se presentan a cobrar los días de quincena y, de la cual, tienen que entregar algunos 3 mil y otros de a 3 mil 500 pesos para no ser molestados.

Ante la negativa de los 35 elementos el jefe de Servicios Bautista Martínez, los amenazó de que su negativa a doblar turno, tendría graves consecuencias y que esta rebeldía la pondría en conocimiento del general Chávez García, finalmente, tras hora y media de tenerlos ahí formados, los elementos se retiraron y no prestaron el servicio a que les estaban obligando.

Cabe señalar que el equipo antimotín que los elementos cargan está conformado por un escudo que pesa 15 kilos, casco de 2 kilos, bastón PR24, 800 gramos; sumándole el arma si es larga o corta, todo este peso termina por agotar al elemento quien carga este equipo todo el día, además del estrés, sed y hambre por las largas jornadas laborales que no les pagan. De ahí su negativa para doblar turno, respecto a si hay represalia, esto se informará en su momento.

IMG-20191201-WA0110Por lo pronto, el jefe de Servicios Bautista Martínez, funge como capataz y mano derecha del general Chávez García, de quien presume tener “línea directa”, pero, lo real, es que el gobernador Alfredo del Mazo debe conocer esta realidad, abuso y esclavitud en que laboran los elementos del agrupamiento FAR I-Toluca, de lo contrario, de no tomar cartas en el asunto, quedará claro que él es también cómplice y “tapadera” de Maribel Cervantes Guerrero, titular de la SSEM y del general Sergio Hernando Chávez García, subsecretario de la policía estatal.

Anuncios

2 comentarios

  • Josefa perez lopez

    Ojala y obtengan resultado esos policia xsu propio bien y no tomen represalia contra ellos

  • Justo Andrés Jiménez

    Para eso están los sindicatos policiales y su estatuto laboral, nadie puede obligarte y mucho menos trasladar tu destino sin previo aviso, y si no baja laboral, que valla a cubrir los puestos el general y los lameculo!.

Deja un comentario