TOLUCA: PLEITO VERBAL POR DINERO SUCIO ENFRENTA A MANDOS DE LA SSEM

IMG-20191115-WA0005

Por J. MARTIN PONCE R.

20:28 horas

TOLUCA, Méx.- La descarada e interminable corrupción policiaca exhibió a dos altos mandos, quienes ante la tropa discutieron sobre el dinero sucio, producto de policías “voladores” y las “rentas”.
El comisario Benito García Rojo, coordinador de subdirecciones en el Valle de Toluca, exigió más dinero e incremento en la nómina de policías voladores al ahora sub inspector Humberto Bautista Martínez, jefe de Servicios del Agrupamiento Fuerza de Apoyo y Reacción (FAR), quien estalló y denunció el caso ante el general Sergio Hernando Chávez García, pero, todo siguió igual. La corrupción e impunidad son sagradas en la Secretaría de Seguridad del Estado de México.
Policías, testigos de los hechos, informaron que este episodio se registró el pasado sábado 2 de noviembre al filo de las 8:30 horas de la mañana en el estacionamiento de Price Shoes, ubicado en Paseo Tollocan número 204, colonia Vértice en Toluca, en el que se encontraban 150 elementos adscritos a la primera región y 30 más del FAR Toluca.

IMG-20191115-WA0006
Ahí, ante el personal al momento de la práctica de marcha fue cuando el coordinador García Rojo exigió en corto al sub inspector Bautista Martínez, que le tenía que entrar con una cuota mayor, producto de lo que se recauda en la lista negra de policías voladores y rentas, ello suscitó la confrontación.
Al percatarse del espectáculo corrupto que daban ante la tropa, García Rojo ordenó a Bautista Martínez ir a las instalaciones del FAR ubicadas en la calle de Gómez Farías esquina Sandoval Vallarta, donde, a decir de otros policías que ahí se encontraban, continuó la guerra de dimes y diretes entre ambos mandos.
Bautista Martínez recriminó al coordinador que ya le había entregado en propia mano 20 mil pesos, incluso le había pagado el costo de la mudanza de sus bienes de la Coordinación Oriente a Toluca, hecho ocurrido el viernes 25 de octubre, cuando Benito García Rojo fue removido a la ciudad de Toluca.
Afirman que los gritos y mentadas de madre, trapitos al sol y hasta lo no contable, se dijeron ambos mandos. Al término, Benito García Rojo salió echando pestes y espuma por la boca, advirtiendo que a partir de ese momento “Negro 1” –la clave de Bautista Martínez, quedaba a disposición de la subdirección operativa Regional Valle de Toluca.
Al filo de las 9:30 horas llegó hasta las instalaciones del FAR el comisario jefe Marco Antonio Balderas Diaz, encargado de la Dirección General de Seguridad Pública y Tránsito del Estado de México (DGSPyTEM), iba acompañado del licenciado Igor Mendoza Ruiz, jefe la Unidad de Asuntos Jurídicos de la SSEM de quienes se pensó que le iniciarían acta administrativa al jefe de servicios del FAR, sin embargo, la presencia de ambos funcionarios según la tropa sólo fue “puro teatro”.
Sin embargo, horas más tarde el comisario García Rojo y Negro 1 se volvieron a enfrascar en nueva discusión, ahora en las instalaciones de la Coordinación Valle de Toluca, ubicadas en la avenida Baja Velocidad en la colonia Santa Ana Tepaltitlán en Toluca.
El enfrentamiento verbal subió de tono al grado de que García Rojo corrió de su oficina al sub inspector Bautista Martínez, ahí terminó el escándalo. Benito García Rojo perdió los estribos, salió de la oficina y en su paso, se topó con la oficial Luz Verónica Castro Reyes, jefa de Servicios del V Agrupamiento, quien en ese momento hablaba por teléfono celular, cuando inesperadamente García Rojo pasó junto de ella y de un manotazo le tiró el celular. Esto generó un oleaje de indignación entre los ahí presentes, quienes advirtieron que “Benito está loco, enfermo de poder”.
Humberto Bautista Martínez de inmediato fue a ver al general Chávez García para contarle a su manera, lo ocurrido y que, el motivo de la controversia había sido el dinero sucio producto de policías voladores y “rentas” en gasolinerías y otros negocios. Ambos sabían de que hablaban, de los nexos y complicidades por lo cual, el general Chávez García le dio el espaldarazo a Negro 1, quien ahora se jacta que ya no le “entra” con Benito sino directamente con el general Chávez García porque éste le dio línea directa.
Esta situación es un claro ejemplo de la suciedad que hay dentro de la Secretaría de Seguridad del Estado de México, donde su titular Maribel Cervantes Guerrero, hace como que no ve, como que no sabe, pero, bien que estira la mano.

Anuncios

Deja un comentario