ASEGURAN QUE EN CASO DE ALGÚN DESASTRE NATURAL NO HABRÁ RECURSOS ECONÓMICOS PARA APOYAR A LA CIUDADANÍA

* Sin dinero el Fonden y Fopreden para lo que resta del año: Reséndiz Hernández

 

Ciudad de México, a 8 de agosto de 2019.-
La presidenta de la Comisión de Protección Civil y Prevención de Desastres, Nancy Claudia Reséndiz Hernández, calificó como preocupante la situación de los fondos Nacional de Desastres Naturales (Fonden) y para la Prevención de Desastres Naturales (Fopreden) porque no existen recursos para lo que queda del año.

“En el presupuesto aprobado decíamos que se metieran recursos a la prevención, porque estamos gastando en reconstrucción y el siguiente año seguirá pasando lo mismo”, sostuvo.

Durante los trabajos de la Conferencia para la Redacción del Proyecto de Iniciativa de la Ley General para la Gestión Integral de Riesgos de Desastres y de Protección Civil, que abordó el tema de instrumentos financieros, la legisladora de Encuentro Social puntualizó que “no queremos meter el pie al gobierno; somos aliados y buscamos ahorrar mucho dinero enfocándonos en la prevención”.

Si bien la función de la Cámara de Diputados es legislativa, nada impide a este Poder revisar la entrega de recursos e insumos a las entidades afectadas por algún fenómeno natural.

Explicó que muchas veces el dinero aprobado para el rubro no se aplica en donde se necesita; “debemos presionar para que se llegue al objetivo”, enfatizó.

En otro tema, dijo que desconocer el avance en el proceso de reconstrucción de los sismos de 2017, por lo que, subrayó, estaremos pendientes respecto en qué se usaron los recursos asignados con este fin.

La diputada Margarita García García (PT), secretaria de la comisión, lamentó que los desastres naturales han sido usados por algunas personas para enriquecerse y hacer campaña política;, en el tema de la reconstrucción, especialmente en el caso de Oaxaca, no se han esclarecido dónde quedaron los recursos.

Enfatizó que no se trata de llegar sólo con colchonetas, laminas o material a lugares afectados, lo que se busca son medidas preventivas, en lo cual, sostuvo, ya se está trabajando.

“No se debe seguir siendo rehén de los desastres naturales, ni de que los recursos sean sólo para unos cuántos”, expresó.

Brisna Michelle Beltrán Pulido, directora general para la Gestión de Riesgos de la Comisión Nacional de Protección Civil, informó que para este año sólo tienen 5 mil millones de pesos para el Fonden, mientras que para el Fopreden 322 millones de pesos, de los cuales “prácticamente no queda ya nada por ejercer en los proyectos que se tenían”.

Se tienen 40 proyectos preventivos identificados que requieren 10 mil 956 millones de pesos, lo que ayudarían a disminuir los montos de reconstrucción y pérdida de vidas humanas, pero ya no cuentan con recursos.

Alertó que, ante la temporada de huracanes, se necesitan 25 mil 324.5 MDP para atender las Declaratorias de Desastre durante la segunda mitad del año en curso.

Criticó que se prefiera invertir en restauración que en prevención, ya que por cada peso que se invierte en prevención se ahorran siete en reconstrucción, por lo que, dijo, se deben cambiar las prioridades.

Es necesario revisar y fortalecer los mecanismos de supervisión de entrega de montos a entidades federativas, así como mecanismos de rendición de cuentas.

Recaredo Arias Jiménez, director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguro (Amis), precisó que sólo 6.5 de las viviendas en México están aseguradas de manera voluntaria, no obstante que nuestro país tiene una de las coberturas ante riesgos hidro-meteorológicos más moderna del mundo.

Agregó que otro 20 por ciento de las viviendas cuenta con un seguro ligado a un crédito, que se suma a que el 41 por ciento del territorio nacional está expuesto a desastres naturales, mientras que el 31 por ciento de la población está en riesgo de los mismos.

El caso de los afectados en los sismos de 2017, llegaron a la cifra de 250 mil personas que perdieron su hogar, mientras que 130 mil viviendas resultaron seriamente afectadas, para lo cual, dijo, “se requiere de una política pública que llegue a la gestión de riesgos en todos los niveles de gobierno”.

Propuso fortalecer el segmento de reconstrucción de vivienda, ampliando el que protege el Fonden, para que haya resarcimiento completo de viviendas y reubicación cuando estas estén en zonas de alto riesgo.

De igual forma pidió establecer un seguro de vivienda obligatorio ligado al predial, micro seguros para población en situación vulnerable. No se trata de que la ley esté escrita, sino que se cumpla.

En el encuentro, efectuado en San Lázaro, representantes de aseguradoras y expertos, se pronunciaron a favor de fortalecer la prevención, así como facilitar el acceso a pólizas que aseguren la vivienda urbana, rural y la infraestructura.

Anuncios

Deja un comentario