TEMEN QUE ESTE AÑO AUMENTE LA TEMPERATURA Y SE FORMEN MAS CICLONES DE LO NORMAL EN MEXICO

 

096b6c4406497031c62a41312def1bd6a8e8bd6bc1091d154fa4a00be76bd0fd.png

 

* El cambio Climático, principal factor influyente.

* Inicia temporada de Ciclones.

* La CONAGUA dice estar preparada para cualquier desastre.

Ixtapa Zihuatanejo, Gro., Méx. 15 de mayo de 2019.- Durante la Reunión Nacional de Protección Civil para la Temporada de Lluvias y Ciclones Tropicales 2019, Blanca Jiménez Cisneros, Directora General de la Comisión Nacional del Agua estableció que existe la posibilidad de que este año haya un incremento en las temperaturas y la posible formación de más ciclones.

 

04166502a192dc05af70433c6e923e8500d04cdec2718e4be9e78642671e208b.png

 

Blanca Jiménez aclaró que sin los efectos del cambio climático, actualmente todos los países enfrentan retos por desastres hidrometeorológicos. De acuerdo con el Foro Económico Mundial, para 2018 los eventos climáticos extremos causaron pérdidas superiores a 165 mil millones de dólares.

Eso representa a que todos y cada uno de nosotros en este planeta pagara 22 dólares. Es bastante, ¿no? 2018 fue uno de los años más calurosos a nivel mundial. Por ello se incrementó de manera generalizada la temperatura del mar. Este incremento en la temperatura ocasiona la formación de ciclones tropicales, siendo 96 en este año, 10 más que el promedio histórico.

Para México este mismo año fue el tercero más caluroso y en abril se registraron las mayores temperaturas y la mayor afectación por sequía se presentó en el sureste. Al cierre de la temporada de huracanes pasada se presentaron 37 sistemas, 22 en el océano Pacífico y 15 por el Atlántico, lo que llevó a clasificar al año de muy activo, con 10 ciclones tropicales por arriba del promedio y 11 huracanes de categoría 3 o mayor. De estos sistemas, 12 se aproximaron a menos de 100 kilómetros del territorio nacional y 6 impactaron nuestras costas.

El último en entrar al país fue el huracán Willa, el único ciclón del Pacífico Oriental que alcanzó la categoría 5 en la escala Saffir-Simpson y afectó los estados de Nayarit y Sinaloa.

Después de tomar posesión, «una de las primeras instrucciones que recibimos del Presidente Andrés Manuel López Obrador, fue atender de forma inmediata a las familias afectadas por estos eventos así como la infraestructura dañada por este huracán», externó.

Cumpliendo con las instrucciones, la Conagua procedió a restituir bordos y a revestir 72 kilómetros de caminos rurales en las márgenes de los ríos Acaponeta y San Pedro, con una inversión de un poco más de 148 millones de pesos, beneficiando así a 205 mil habitantes. Además, su área se encarga de organizar las obras de reconstrucción de infraestructura dañada y de limpieza de tipo hidráulico y el desazolve de 157 kilómetros de cauce.

En lo que va de 2019 ha llovido 25 por ciento menos que el promedio histórico. El mayor déficit se presenta en algunos estados del sureste, occidente y centro del país, en particular Chiapas, Tabasco y Veracruz y comienza a ser ya notorio para el estado de Guerrero.

Las sequías y las altas temperaturas, como ustedes lo saben, han favorecido también la ocurrencia de múltiples incendios forestales a lo largo del país.

Pronóstico de la temporada de lluvias.

Aunque de acuerdo con los pronósticos se espera que la temporada de lluvias de este año se comporte de manera semejante al promedio histórico, tenemos un fenómeno de Niño débil, por lo que se espera que esto podría influir en el incremento de las temperaturas y la posible formación de más ciclones.

Temporada de ciclones 2019, el pronóstico.

Para 2019 el pronóstico indica que se presentarán 33 sistemas, 6 por arriba del promedio histórico, 19 ocurrirán por el océano Pacífico, de los cuales 8 se espera sean tormentas tropicales, 5 huracanes categoría 1 a 2, 6 huracanes categoría 3.

Por el océano Atlántico se pronostican 14, 6 tormentas tropicales, 5 huracanes categoría 1 a 2, 3 huracanes categoría 3 o mayor. Es probable, muy probable, que de estos ciclones tropicales, de 4 a 6 impacten a nuestro país.

Ante el riesgo potencial que representan estos fenómenos para México, la Conagua cuenta con un plan de actuación en tres etapas: antes, durante y después de los fenómenos climáticos. De esta manera estamos contribuyendo para que la próxima temporada de lluvias y ciclones tropicales cuente con un México más preparado.

Durante la etapa 1, previo a la temporada de lluvias, a través del Servicio Meteorológico Nacional, la Conagua se ocupa de vigilar y monitorear los fenómenos climáticos que pudieran afectar al país. Para ello trabajamos 24 horas al día. También contamos con un Comité Nacional de Grandes Presas, que se encarga de analizar las condiciones meteorológicas, pero también las hidrológicas, para adelantarse a sus posibles efectos. Este órgano colegiado, que les pertenece a todos ustedes, cuenta con expertos que proponen medidas de operación de presas y obras de infraestructura hidráulica durante crecientes pero también durante sequías.

En este comité participan la Sedena, la Semar, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, la Comisión Federal de Electricidad, el Centro Nacional de Control de Energías, el Centro Nacional de Prevención de Desastres y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Además, también contamos con participantes del sector académico se encuentra la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Politécnico Nacional, la Universidad Autónoma Metropolitana y el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua.

En este sexenio, por primera vez también participan los titulares de Protección Civil en este comité. Hay que destacar que este comité se reúnen todos los martes desde hace 21 años y se hemos ya realizado mil 392 sesiones.

Indicó que gracias a este comité se cuenta con 205 políticas de operación de presas validadas y actualizadas que nos permite darle mayor seguridad a la población, definir cuándo y cómo desfogar y avisarle a la población en forma oportuna. Así mismo, y todavía en la primera etapa de la actuación de la Conagua, estamos facultados para convocar a trece dependencias más que integran la Comisión Intersecretarial de Atención a Sequías e Inundaciones para coordinar esfuerzos, salvad vidas, cuidar de las actividades productivas, también, proteger el patrimonio de las familias y del Estado Mexicano.

En la etapa 2, durante los eventos, para dar un mejor servicio incrementamos la frecuencia de nuestro monitoreo atmosférico y actualizamos los pronósticos. También mantenemos vigilancia y operación de las obras hidráulicas y de los cuerpos de agua. La Conagua es la única dependencia facultada para avisar de manera oficial a Protección Civil y a la Población de la ocurrencia de un fenómeno climático que pudiera poner en riesgo su integridad, para ello hemos implementado diversas formas de comunicación a través de radio, televisión, periódico, mensajes de texto por celular, sitios de internet y redes sociales. Además, estamos iniciando un programa junto con el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas para dar avisos y mensajes en diferentes lenguas autóctonas.

También se trabaja de manera coordinada con Protección Civil en el despliegue de personal capacitado, para ello la Conagua cuenta con maquinaria y equipos especializados en 21 Centros Regionales de Atención a Emergencias (CRAE). Un ejemplo es el CRAE de Cárdenas, Tabasco, el cual cuenta con equipo y personal capacitado para evacuar personas en zonas de riesgo, bombear agua de zonas inundadas, dar saneamiento y desinfección, suministrar agua potable, limpiar y desazolvar redes de drenaje y dar agua a las zonas agrícolas.

Debido a que el 60% del equipo de atención a emergencias en el país estaba fuera de servicio por falta de mantenimiento, actualmente el propio personal de la Conagua está procediendo a rehabilitarlo.

Después de los incidentes, ¿qué hacemos? A partir de la solicitud formal de los Gobiernos de los Estados durante la etapa de atención y reconstrucción, la Conagua realiza un dictamen técnico e corroboración. A partir de este Protección Civil publica la declaratoria de emergencias en el Diario Oficial de la Federación, así los estados pueden acceder a los recursos del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN). También participamos en mesas de trabajo para determinar acciones inmediatas y de mediano plazo para restablecer los servicios a la población.

Finalmente, destacó que apoyan con obras de reconstrucción a través de limpieza y desazolve de cauces y ríos, rehabilitación de presas, diagnóstico y proyectos para destruir diversas estructuras hidráulicas, reconstruimos bordos y caminos rurales. Por cierto, la Conagua cuenta con 179 mil kilómetros de caminos rurales, habría que ver, como dice un personaje famoso de nuestro país, como tarea a los medios que averigüen cuál es el total de los caminos rurales para dimensionar el monto que tiene la Conagua.

Los efectos del cambio climático han dejado de ser una amenaza lejana para convertirse en una realidad cotidiana, ante ello, de manera coordinada con otras dependencias implementamos acciones contundentes para reducir las afectaciones a las familias mexicanas y en particular de las familias más pobres.

Para la Conagua esto incluye la protección de la población ante los fenómenos climáticos y también a participar con un corazón más grande y, como lo dijo el coordinador, con amor en el Sistema Nacional de Protección Civil.

Anuncios

Deja un comentario