EMMANUEL EN TEXCOCO, TODA LA VIDA, NO SIEMPRE

Alex Sanciprián
Texcoco, Edomex.- A Emanuel lo conocí en los noventa.

Una noche turbia en Polanco. Quería, en apariencia, ayudar en un pleito de pareja. Paró su majestuoso vehículo rojo y bajó. Pensó que con su presencia iba a detener el desaguisado. Una pareja discutía. Algunos vecinos a la expectativa, en la esquina de Shakespeare y Darwin.

Emanuel entendió. No era bronca suya. Un amor en grisura, en rompimiento.

Saludó, y se largó.

No era su problema. Pero traía varios en su corazón.

Años después lo vi, varias veces, acudir al confesionario de la principal iglesia de Polanco. No importaba si era ceremonia de quince años o boda o algo así. Tenía espacio y tiempo para el proceso de la confesión. Yo lo vi, varias veces, nunca lo abordé en esos trances.

Ahora en esta tarde gris en Texcoco igual se ha aparecido ante mi. No quiero incomodarlo.
Han pasado tantos años. Además, él viene a amenizar acá en Texcoco.

Él me la debe. Con sus canciones me enamoré. Con sus apariciones mañaneras en el noticiero de Memo Ochoa sí pude comentarle: “oye Emmanuel, ¿siempre has sido tan dadivoso con la gente que sufre. Yo te vi hace poco en una bronca de pareja en Polanco, y para qué. No era broncae tuya”. Yo trabajaba en el sttaf . Me sonrió. Y se fue. A bote pronto.

Ahora, en Texcoco, Emannuel me ha sorprendido. Todo de negro, con chaquetón dorado, tirándole a tiguirillo, ha realizado un espectáculo cumplidor.

Inicia con ronda percusionista que augura, en una de esa, el requinto de Carlos Santa Ana. Pero no.

Pardea la tarde.

Más bien, anochece..

Sigue la percusión. Y de pronto apareces: “corazón de mello”.

Y sí traes Orquesta de mediano relumbrón. Luis Miguel y Juan Gabriel te lo criticarían.

Y en ese guion no escrito el público grita.

Asumes el tumulto.

Ya te la sabes.

Acostumbrado a sitios exclusivos de no más de 250 personas o más espléndido al Auditorio Nacional, has ido, estás en Texcoco, y te la voy a cobrar.

Dime tú , Emannuel, ¿para que te metiste en un pleito de pareja en Polanco en los noventa?

De ahí nació Toda la Vida y Chica de humo, y aún no puedo recuperarla!

Anuncios

Deja un comentario