OPINIÓN: GOBIERNO FIFÍ

Tabasqueño

Hasta ahora las acciones del gobierno tienen tanto de fifí como las ha criticado en sus conferencias el presidente, porque en los hechos las promueve y acepta como se ven en sus iniciativas, como lo señaló en su momento Benito Juárez: “malditos aquellos que con sus palabras defienden al pueblo y con los hechos los traicionan”. Parece estar pasando esto y el pueblo debe estar atento

Si bien el hecho de que el personal del gobierno federal sigue siendo el mismo que ha trabajado en los sexenios neoliberales, esto no implica que por inercia se sigan los usos y costumbres de la burocracia gubernamental, pero la falta de planeación y de definición de que es la Cuarta Transformación reduce a solo una frase lo que aducen que van a realizar.

¿Cómo? Nadie sabe, a casi 5 meses de iniciar la administración todavía no hay Plan Nacional de Desarrollo, pese a que tuvieron 5 meses después del triunfo electoral para bosquejarlo y ahora con 5 meses más de gobierno ya lo estuvieran implementando, lo cierto que seguimos viviendo en la inseguridad y la violencia, hay menos empleos y los impuestos que cada mes pagamos los mexicanos al fisco, se regala sin metas a lograr a mediano plazo.

Hasta tricolores poco honorables como Rubén Moreira de Coahuila, cuestionan que la reforma laboral aprobada no eliminara el outsourcing, que ha sido una demanda de la izquierda y solo se limitó a legislar por la libertad sindical que como trabajadores tendremos para escoger el sindicato de nuestra preferencia, a que exista democracia sindical para elegir a sus dirigentes.

Los impulsores de la libertad y democracia sindical son nada menos que Napito, que nunca en su vida a trabajado, ni conoce el tiro de una mina, porque el sindicato se lo heredó su padre, así que nunca estuvo con su casco minero en el fondo del socavón, ni ganó democráticamente la elección para ser líder de un seccional y de ahí pasar hasta convertirse en líder nacional minero.

El impulsor de la nueva CTM ahora de la Cuarta Transformación, llamada CATEM, es alguien igual que Napito que tampoco en su vida ha trabajado como lo hacemos millones de mexicanos todos los días desde temprana hora. Sobrino de sindicalistas heredó un sindicato, nació en pañales de seda en la central obrera oficial, sobrino de Leonardo “la güera” Rodríguez, amigo de Javier Duarte en el que se vio involucrado en desaparición de recursos, amigo de José Murat, ese es Pedro Haces.

Controla organizaciones de limpieza, de transporte de valores, de seguridad privada, de taxistas y hasta quiere tener el control de la prensa en su confederación, como me lo hizo saber uno de sus seguidores que acudió al Senado a aplaudir su arribo al escaño como senador para suplir al propietario que pidió licencia para irse al gobierno federal, cuando me propuso, al estilo de la “democracia de la Cuarta Transformación”, formar uno.

“Porque no formas un sindicato de periodistas, tú serás el dirigente y comienza a organizarlos para tener a todos los comunicadores en una organización. Te recomiendo con Pedro Haces y así vamos participando”, fue la ‘tentadora’ oferta del nuevo sindicalismo guinda o morena.

Es claro que, con iniciativas a medias como la reforma laboral, o neoliberales como la de entregar los ahorros de los trabajadores a las administradoras de las Afores, así como la negativa a abrogar la reforma educativa en su totalidad para mantener el control de los maestros con régimen de excepción, deja mucho que desear.

Es aquí donde los mexicanos y en especial sus seguidores, deben ejercer el control de las acciones del gobierno para que no haya más decepciones como la de los cafetaleros de Veracruz que serán explotados por la Nestlé, por orden presidencial; la de los ambientalistas ignorados en Morelos para abrir una termoeléctrica.

 

SALARIOS DE HAMBRE

Fortalecer el poder adquisitivo es la vía para lograr elevar la calidad de vida de los trabajadores, terminando con la subcontratación que deja sin derechos y a salarios precarios a miles de trabajadores que así son contratados.

La reforma laboral no está completa si no viene resuelto el tema de la subcontratación, afirmó el coordinador del PT, Reginaldo Sandoval, por lo que urge promover un análisis amplio, así como una discusión franca y abierta, a fin de eliminar el outsourcing de los esquemas de contratación del país, para revertir la precaria situación que atraviesan los empleados a 12 pesos la hora.

Llamó a las fracciones parlamentarias a concretar la profunda transformación que el pueblo espera del Poder Legislativo. “Para nuestra bancada es inadmisible que una de cada cuatro personas que se emplean por su cuenta lo hagan bajo el outsourcing, pues es reflejo de que un pequeño grupo de empresarios se está haciendo rico con el esfuerzo de la mayoría”, destacó.

Bajo este esquema de contratación miles de trabajadores dan lo mejor de su vida a través de un tercero, sin contar con los derechos básicos que les dan bienestar a sus familias, son prácticas engañosas que además laceran las finanzas de México, pues evaden las aportaciones al Seguro Social y al Infonavit, subrayó.

Para el PT es necesario fortalecer el poder adquisitivo de la clase asalariada, ya que esa es la vía para lograr elevar la calidad de vida de los trabajadores y ser más competitivos a nivel mundial.

“Entendemos la importancia de las remuneraciones, a través de ellas se aspira al bienestar de las familias mexicanas; por ello, manifestamos nuestro enérgico rechazo al outsourcing, lo consideramos una herramienta que convierte al trabajador en un instrumento más, en una figura desechable”, afirmó.

Para el PT está claro que una reforma laboral no está completa si no viene resuelto el tema de la subcontratación y en este caso vemos un documento sí con algunos avances, pero incompleto, pues no se deroga el outsourcing, que es un esquema laboral dañino para la clase trabajadora. “Seguiremos dando la batalla por el bienestar del pueblo de México. Los trabajadores son personas”.

Los sindicatos gringos pedían 52 dólares la hora en industria automotriz en el tratado; allá el mínimo es de 10 dólares la hora.

 

CONSERVADORES

Los fifís del gobierno son conservadores aun cuando el presidente acepta la crítica y lo ha declarado que eso es parte de la democracia que antes no ocurría porque no teníamos esa cercanía para poder cuestionar el ejecutivo federal, además de que era “mal visto” por sus corifeos que lo adulan a placer y creen que esa es la costumbre para defender como lo han hecho contra la prensa.

Por ello y sabemos que el presidente lo sabe, de quien debe cuidarse no es de quienes lo criticamos, sino de quienes lo creen rey que debe ser adorado, besándole la mano y los pies porque entre muchos proverbios del pueblo sabio está éste: “Cuídate de los que te alaban mucho, están apelando a tus emociones para obtener un beneficio de tu parte”, y algo quieren sus bots y blogueros.

Jorge Ramos es un destacado periodista que tuvo que dejar su país para poder ejercer la libertad de expresión que en México no tiene vigencia hasta ahora, ya que no quiso ser de los conductores de Televisa al servicio del gobierno en turno.

Así es como debe preguntarse al gobernante de cualquier nivel, para que la sociedad pueda enterarse de lo que en verdad ocurre en el país, ya que con el fin del laicismo que promueve el gobierno al concesionar medios a las iglesias, luego se dirá que en un mes fueron ejecutados 2 mil 400 personas, pero esa fue la “voluntad de Dios”, así que no exijamos justicia ni castigo a los responsables, “Dios así lo quiso”. Hay que prepararnos entonces para sermones.

Comentarios a uliseshj@hotmail.com

Visita www.legislativotv.com.mx

Anuncios

Deja un comentario