SE MANTIENEN CONFLICTOS EN BACHAJÓN, CHIAPAS POR SEDE DE UNIVERSIDAD

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

11:00 horas. CHIAPAS. 29 de marzo de 2019. Fue el pasado 27 de marzo cuando agentes municipales y delegados del barrio de Bachajón incitaron a una turba para realizar una ataque en contra de la Universidad de Bachajon (UBACH), en especial contra América Vanesa Hernández Gutiérrez, directora del Instituto mencionado, y Alejandro Jiménez Jarquin, Delegado de Gobierno de Yajalón, culpándolos de ser los responsables de que no se llevará a cabo la instalación de la Universidad Pública Federal Benito Juárez en dicha comunidad.

El enojo de este grupo particular se debió al fallido intento del presidente municipal de Chilon, Carlos Ildefonso Jiménez Trujillo, de trasladar el proyecto de la Universidad Pública Federal al poblado de Bachajon sabiendo que las autoridades federales habían designado de antemano el proyecto a la cabecera de Chilón. Al ver que había fallado, decidieron culpar al Delegado y su esposa.

La disputa llegó a tal nivel que Gobierno Federal, a través de Raquel Sosa Elizaga (Encargada Nacional del tema de las Universidades Públicas) tuvo una reunión con líderes locales para aclarar el asunto.

No obstante la aclaración, el Presidente Municipal de Chilón no comunicó debidamente la información a sus agentes municipales, causando con dicha omisión que se concretará el ataque planeado el 27 de marzo de 2019 a las 7 p.m.

El ataque a la universidad se llevó a cabo por una turba de aproximadamente 200 personas. Estuvo por culminar en el linchamiento de 16 personas que se resguardaron en el interior del recinto: 13 mujeres, 3 hombres, 4 jóvenes (hombres y mujeres) y 4 bebés.

Los daños materiales en la universidad son evidentes e incluso, se rumoraba de un nuevo ataque con miras a quemar el plantel completo.

De igual manera, el mismo 27 de marzo de 2019, alrededor de las 8:00 p.m. parte de la turba que atacó a la universidad, liderada aún por los agentes y delegados de barrio mencionados, se dirigió a la casa del Delegado Alejandro Jiménez Jarquin, ubicada en el barrio San Juan. Ahí apedrearon su casa, quemaron dos coches (el del Delegado y el de su esposa) e intentaron hacer lo mismo con la casa, siendo que el Delegado se encontraba dentro, resguardado, junto con su hija de 6 años de edad. El grupo de atacantes estaba formado tanto por los líderes mencionados cómo por menores de edad y jóvenes de varias edades.

Por la intervención de diversos actores locales, se movilizaron las instituciones del Estado para tomar las medidas precautorias. Sin embargo, el municipio no reacciono sino hasta después de 3 horas, logrando sacar al Delegado Alejandro Jiménez Jarquin y su hija menor, quienes fueron resguardados.

Anuncios

Deja un comentario