“Ni un paso atrás a derechos de mujeres”, le recuerdan feministas a AMLO

1552105095644875285897.jpg

Cimacfoto. Lucía Lagunes

* Presidente pide no abrir debate de despenalización del aborto

 Por: la Redacción

10:20 hrs.
Cimacnoticias/Ciudad de México. 8 de marzo de 2019.- Este Día Internacional de la Mujer las feministas reconocieron los aportes que han hecho para el desarrollo de México e hicieron frente en su primera ceremonia por la efeméride, al presidente Andrés Manuel López Obrador, para que en la Cuarta Transformación, no haya retrocesos en los derechos ganados.

Durante el discurso de López Obrador en el evento conmemorativo de este 8 de marzo en Palacio Nacional, mientras un grupo de mujeres encabezado por la diputada Martha Tagle, portaban una pancarta con la consigna “Por los derechos de las mujeres, ni un paso atrás”, otras más clamaban “¡Abajo el patriarcado!”, otras asistentes se levantaban de sus asientos para aplaudir al “señor presidente”.

Previamente, en la conferencia matutina, López Obrador evadió los cuestionamientos de periodistas respecto a la iniciativa que presentó ayer en el Senado el legislador Eruviel Ávila Villegas para “proteger la vida desde la concepción” a fin de criminalizar a las mujeres que desean interrumpir un embarazo, así como las intenciones que manifestó la senadora del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Lily Téllez, de presentar una propuesta similar.

Ante la insistencia de la prensa, Obrador sólo contestó “Yo creo que no debemos de abrir esos debates. Vamos a serenar el país”, terminando así por hablar de la corrupción.

Más tarde, en el evento gubernamental para conmemorar el 8 de marzo, poco profundizó sobre los derechos de las mujeres, se refirió a los programas asistencialistas que ha impulsado su administración como “tandas para el bienestar” y los apoyos para personas adultas mayores, en los que dijo, las principales beneficiarias son mujeres.

La pancarta con la que encararon al presidente es porque a 100 días de su administración (que se cumplen el próximo domingo) el movimiento amplio de mujeres ha tenido que librar algunas de sus políticas que afectan directo a la población femenina. Desde los recortes al presupuesto para la igualad del Anexo 13, la instauración de la Guardia Nacional, la eliminación de las estancias infantiles y de los refugios que atienden a mujeres víctimas de violencia extrema, que hasta ahora han logrado frenar.

La recién nombrada presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Nadine Gasman Zylbermann, se encargó de abrir la serie de discursos en la ceremonia. Dio un panorama de las violencias y discriminación que actualmente viven las mexicanas: en tres años 30 mil niñas se convirtieron en madres como consecuencia de la violencia sexual, 25 de cada 100 mexicanas tienen las mejores credenciales educativas pero la discriminación de género no las deja crecer y llegar a los puestos más altos, las mujeres tienen 25 por ciento menos de remuneración por el mismo trabajo que los hombres, además de la invisibilización del trabajo doméstico no remunerado.

Gasman mencionó el “programa de emergencia” presentado el pasado 6 de marzo por las autoridades gubernamentales para atender la situación de feminicidio, desaparición y violencias que viven las mexicanas.

En el pódium del evento estuvieron mujeres representando diversos oficios: una bombera, una policía, una joven estudiante, una doctora. Todas hablaron de los aportes que han hecho sus antecesoras que hoy les permiten disfrutar de ciertos derechos al tiempo que pidieron al presidente mirar la violencia que todavía enfrentan en sus comunidades y espacios laborales.

Deja un comentario