VICTIMA DE ROBO EN EL TRANSPORTE PÚBLICO NARRA SU EXPERIENCIA

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

16:45 horas. CDMX. 8 de febrero de 2019. El día de hoy 5 de febrero a las 6:15 AM de camino a la universidad, iba en el transporte público sobre Av. Río Churubusco a la altura de Eje 6, al incorporarse a los carriles centrales del puente que cruza Fco. Del Paso y Troncoso, de entre los pasajeros se levantan tres sujetos de sus asientos, dos hombres y una mujer, el más joven de aproximadamente 18-20 años de edad, moreno, delgado, vestido completamente de blanco; la mujer morena clara, cabello teñido rojo, de aprox. 25-28 años de edad, de lentes y chamarra verde estilo cazadora; y el tercero un hombre robusto, de piel clara, como de 40 años, de gorra roja y chamarra gris, comienzan a amenazarnos y a despojarnos de nuestras pertenencias, quitándome mi teléfono celular y mi mochila con mi instrumental y material odontológico, así como mi cartera con identificaciones, tarjetas y efectivo.

Al pedirle al sujeto que me quitó mis cosas (el más joven) que me dejara sacar mis identificaciones, se niega y le dice a su cómplice (al que no logré ver) que me estaba pasando de “pendejo”, textualmente, este sujeto me golpea con la empuñadora de la pistola en la cabeza, diciéndome que me quedara quieto y poniéndome como ejemplo para los demás pasajeros y amenazándolos diciendo que al siguiente no sólo le iban a “desmadrar la cabeza” con un golpe, sino con un “plomazo”.

Al final se salieron con la suya, se llevaron todas nuestras pertenencias y me dejaron herido en el camión, con una lesión de 4 cm en la región parietal.

Estas tres personas no colaboran solas, al parecer hay alguien en un vehículo que los transporta a diferentes puntos, ya que, revisando cámaras de seguridad, pocos minutos después y en otro punto muy lejano al primero, estos mismos sujetos abordan otra unidad para cometer otro asalto.

Mi propósito de esto es querer platicarles mi experiencia, decirles que estén alerta siempre, que no lleven cosas de valor a la vista y que nunca intenten pedir o tratar de dialogar con esos bastardos infelices, porque son seres inhumanos que no entienden razones, actúan sin importar las consecuencias de sus actos y mucho menos son empáticos con el miedo y el dolor ajeno.

Hice lo correspondiente y denuncié ante el MP, esperando que estos malditos que el día de hoy me lastimaron a mí, no lastimen a nadie más el día de mañana y que paguen por sus actos.

Sabemos que los trámites gubernamentales son eternos y fastidiosos, te ponen tantas trabas que pareciera que no quieren que continúes con tu denuncia, que muchas veces te tratan como a “uno más”, pero DEBEMOS DENUNCIAR, tal vez no recuperemos nuestras pertenencias, pero sí podemos evitar que sigan dañando y robando a otras personas.

Es horrible salir de casa y andar con miedo a que te violen, te secuestren, te roben o te agredan.
¡NO MÁS VIOLENCIA!

Anuncios

Deja un comentario