A INGRID ADEMÁS DE ASALTARLA EN LA COLECTIVA, LA QUERÍAN RAPTAR

IMG_20181214_125701

Por reporterosenmovimiento

12:58

ECATEPEC, Edomex., 14 de diciembre del 2018.- Ingrid, vivió uno de los peores episodios de su vida la tarde-noche de este jueves, cuando regresaba de su trabajo, pues fue asaltada en la unidad de transporte público en la que viajaba, pero además los sujetos armados intentaron raptarla.

Ingrid señala que alrededor de las 19:15 horas, iba en una unidad de transporte público por la autopista a Texcoco, pero a la altura de la unidad los Héroes primera sección, subieron tres sujetos armados que comenzaron a despojarlos de sus pertenecías en una forma muy violenta.
“Nos llevaron hasta la central de abastos y entre gritos y golpes, le pidieron al chofer que parara enfrente de la estación del mexibús”, narró

Cuando ellos estaban por bajar, la jalaron de la chamarra y comenzaron a jalonearla para llevársela con ellos.

Para la joven, que además de vivir el susto por el asalto, aumentó el terror, porque: “en ese momento un carro blanco se nos emparejó y comenzamos a pelear para que no me bajaran de la combi”.

Un joven que iba a un lado, la ayudaba jalándola hacia ella, para evitar que la bajarán y se la llevarán los asaltantes,

“Entre todos los jaloneos, estos perros comenzaron a golpearme porque no podían bajarme de la combi”, pero mientras forcejeaban un tipo estaba apuntando al chofer para que no avanzara.

“Yo no podía dejar de pensar que tal vez nunca llegaría a mi casa”, expresó Ingrid, quienes muestra en su cara las huellas de los golpes de los sujetos que la pretendían raptar, pero a no ser los pasajeros de la combi, nadie se metía, solo los carros que venían detrás de nosotros comenzaron a tocar los claxons para que avanzarán, “solo así estos me soltaron y se fueron”.

“Les cuento todo esto porque creo que ha sido una de las cosas más graves que he vivido. Y porque yo sé que no todas corremos con la misma suerte de que alguien nos ayuden a librarla”, expresó con valentía la joven, quien señalara que no puede dejar de pensar donde estaría o si seguiría viva.

“Pero aquí estoy y aún tienen mucha Ingrid para vivirla”.
Haciendo uso de toda su fortaleza tras el amargo episodio, Ingrid señala: “Esto de ninguna manera me va a detener a vivir. Sí, uno aprende a vivir con más precaución, pero jamás viviré con miedo, porque entonces no viviría”.
Ingrid hizo su denuncia en redes sociales para alertar a la ciudadanía, porque dice que aunque se denuncie ante las autoridades, estás solo hacen perder el tiempo y no hacen nada por acabar con la delincuencia.

Anuncios

Un comentario

  • si denuncias nada mas pierdes el tiempo, los choferes ya saben quienes son esos perros,
    y así les hacen la parada, cuídate que te repongas de los golpes

Deja un comentario