OPINIÓN: PRIVILEGIOS EN DISPUTA

Tabasqueño

Llevamos una semana de la 4ª Transformación y los que oponen al cambio de régimen que hemos vivido en el último siglo están dentro; las fuerzas conservadoras son de tal magnitud y están también en los puestos de decisión, dentro de los tres poderes de la Unión y de los tres niveles de gobierno, así que el reto es mayúsculo, sobre todo cuando el que dirige el movimiento no cuenta en su interior con la comunión de todos en lo sustancial.
Una cosa es que de palabra lo aclamen y lo alaben y otra que sus intereses sean los de la Nación y de acuerdo con la política que el nuevo gobierno ha implementado con la finalidad de que esto no quede en solo un cambio de estafeta gubernamental, sino en un cambio profundo de las instituciones del país. Solo no puede.
Y es que el movimiento que lo llevó al triunfo es tan heterogéneo y disímil que, en tiempos en que no hay línea, una vez acomodada sus piezas cada grupo, aunque no quieran que existan, mueve su propia agenda con la finalidad de conseguir más posiciones al paso de la administración y definir las del próximo sexenio desde ahora.
Ciertamente obtuvo más de 30 millones de votos para comenzar la transformación, pero los que no votaron por el cambio son los que están en las estructuras del poder ejecutivo, legislativo y judicial, así como de las alcaldías y gubernaturas, son la casta dorada que apuesta a que todo siga igual para no perder sus privilegios y altos salarios, simular es su negocio, no hacer justicia.
Y esto ya lo comprobó el presidente en Nayarit, donde su delegado sigue los mismos pasos de sus antecesores del anterior gobierno al momento de censar a los damnificados por la naturaleza.
El que porten una camiseta de un color determinado ahora, no exime a nadie de la cultura y acciones que en el pasado realizaba o tenía, al contrario, muchas veces estos son los que se oponen a la transformación. Por ejemplo, ahora muchos se preguntan qué harán con el viejo abogado tricolor poblano que los “chuchos” rescataron e hicieron coordinador de su bancada y después Morena su abanderado por la gubernatura camotera, una vez que la Corte conservadora falló en su contra y no será gobernador.
Porque lo mejor para Morena es que fuera gobernador de Puebla y ahí que se hiciera bolas con su gente, pero todo indica es que, al viejo estilo tricolor, pierdes, pero ganas, le darán un cargo de consolación para que rumie su derrota y sirva para algo como delegado u operador político. Nada nuevo, nada cambia.
No cabe duda de que se necesita una reingeniería de los tres poderes y los tres niveles de gobierno para poder pensar en un cambio de régimen y una verdadera transformación de las instituciones del país, porque los intereses y agendas particulares de los actores políticos del nuevo gobierno y de los que se oponen a él, en muchos casos coinciden y son contrarios a los del presidente.
Lo vemos en el Poder Legislativo que comenzó a operar tres meses antes del nuevo Ejecutivo, donde las denuncias contra el reparto de cargos hechos por la anterior triada: PRI, PAN y PRD, ahora está en manos de la nueva mayoría que a su manera se despacha los puestos, aun cuando en algunos casos no tengan el perfil para ocuparlos, salvo el de la lealtad personal al viejo estilo.
Una semana con un nuevo estilo de hacer política y gobernar un país que sigue hundido en la inseguridad y la violencia, los feminicidios y asesinatos de periodistas, con nuevos gobernadores con negro pasado y próximamente con cientos de alcaldes de oscuro historial y las cosas podrían ser peores si no solo se ponen la camiseta, sino que sigan el ejemplo del presidente. Al tiempo.

OBREROS DEL ESTADO
Hace tres décadas cuando Heberto Castillo era candidato del PMS a la presidencia de la república, al ser cuestionado por su crítica al socialismo real, decía que, si viviera en uno de esos países entonces socialista, seguramente estaría en la cárcel por oponerse a los abusos de la burocracia partidaria que sustituía la voluntad de los trabajadores en el gobierno y que vivían con privilegios de toda índole sin importarles el pueblo trabajador.
Y las cosas no han cambiado en los países que de palabra se autodenominan socialistas todavía en el mundo, en particular mi segunda patria que es Cuba, donde lo social para sus habitantes solo está en lo educativo y la salud, lo demás es más capitalista que la tercera vía, donde el mayor capitalista es el gobierno de la isla.
Si la salud y la educación fueron los logros de la revolución, nada mejor que explotar para beneficio de los gobernantes cubanos, esa fuerza de médicos y educadores en otros países, de donde obtienen canonjías económicas o en especie -petróleo, por ejemplo- para la contención social y el gobierno de la isla.
Los médicos por ejemplo son enviados a países amigos, en Venezuela hay muchos, donde los remiten a zonas inhóspitas donde son sometidos a trabajo esclavizante durante horas para brindar atenciones a familias de escasos recursos. Desde Hugo Chávez, el gobierno pagaba en especie y en petróleo a la isla por esos servicios y los oficiales cubanos pagaban a los médicos de acuerdo con los bajos salarios acostumbrados a sus médicos.
Todos encerrados en un mismo lugar para pernoctar y hacer sus trabajos de salud sin posibilidad siquiera de conocer los mejores sitios de Venezuela, antes de que Maduro lo echara todo a perder. Familiares cubanos nunca conocieron la Colonia Tovar en la punta de lo más alto de Caracas, antes de que los devolvieran a la isla. Mejor les platiqué lo que conocí en 2001 en Venezuela y ellos lo mucho que hicieron y lo poco que conocieron como médicos.
Canadá acostumbrada a explotar las riquezas de América, lo hace con el níquel en Cuba; cuando se hizo cargo de la minera de Moa en Holguín, quiso pagarles, así como lo piden en el TLC, los mismos salarios que sus mineros a los mineros cubanos y el gobierno cubano pegó el grito en el cielo de que eso no era posible porque los pondría como los mejores pagados en la isla donde 20 dólares al mes es el salario de los trabajadores del gobierno, no esa cantidad por hora como la ganan los mineros canadienses.
Así que Canadá le paga al gobierno por la explotación del níquel y estos les pagan los bajos salarios a los mineros, lo demás se lo quedan, así me lo contó un familiar ahora jubilado de la minera.
Una prima casada con un ministro cubano, hace dos décadas me contaba que en el Palacio de la Revolución se recibía a todos los mandatarios extranjeros con comida traída de todo el mundo, para los más exquisitos paladares y después recorríamos los mercados habaneros para el pueblo cubano y me decía: “mira, aquí los cubanos no tienen nada para comer, ni yucas ni malangas hay en ocasiones” y ciertamente lucían vacíos de productos. Pero en las tiendas de divisas se podía encontrar más cosas, claro si tenían con qué comprarlas, ganando 20 dólares mensuales, ni para un kilo.
Ni que decir de Nicaragua, donde una familia explota y asesina a los nicaragüenses cansados ya de su mal gobierno, esto no lo ven.

ECATEPEC SIN RUMBO
No echemos las campanas al vuelo porque en Ecatepec gracias a mi paisano, un delincuente gobernará los próximos tres años ese municipio mexiquense, conocida su familia por los vecinos como la de despojadores de predios, intolerantes y represores, afectos a no cumplir las normas y ser parte de la mafia en el poder local a la cual se supone deberían combatir y garantizar la 4ª transformación.
Líder de taxistas piratas, comerciante de la basura, servicio público que ha sido su negocio también y que ahora manejará como alcalde. Tierra de ejecuciones y feminicidios. ¿A dónde va?
Comentarios a uliseshj@hotmail.com
Visita www.legislativotv.com.mx

Anuncios

Deja un comentario