PREPARAN LA SEGUNDA CONSULTA DE AMLO

images (3)

La consulta realizará los días 24 y 25 de noviembre
Buscamos que el pueblo empiece a tener confianza en su gobierno: Calderón Alzati
Tren Maya y programas sociales, entre los temas consultados
Se presentarán resultados el lunes 26
Mil 102 mesas de votación serán instaladas
Será financiada con aportaciones voluntarias de legisladores
En curso, proceso de consulta y diálogo con pueblos indígenas: Ramírez Cuevas
Habrá más mesas de votación en regiones donde se ubicarán las obras

Ciudad de México, 16 de noviembre de 2018.- El presidente, electo Andrés Manuel López Obrador, convoca a todos los mexicanos participar en la Segunda Consulta Nacional Ciudadana que se llevará a cabo los días 24 y 25 de noviembre para conocer su opinión sobre obras de infraestructura y programas sociales propuestos por el nuevo gobierno federal.
Así lo informaron el próximo coordinador general de Comunicación Social, Jesús Ramírez Cuevas, y el presidente de la Fundación Arturo Rosenblueth, Enrique Calderón Alzati, durante la presentación de los pormenores de la consulta.
“Se realizará esta segunda consulta donde el señor presidente está pidiendo la opinión de los ciudadanos sobre los temas referentes a los programas sociales y económicos que tienen el propósito de beneficiar a la población”, señaló Calderón Alzati al mencionar que los mexicanos serán consultados sobre las obras de infraestructura prioritarias para el nuevo gobierno federal, entre las que se incluye el Tren Maya, el tren interoceánico entre Salina cruz y Coatzacoalcos y la siembra de un millón de árboles frutales y maderables en el sureste.
Además, López Obrador preguntará sobre los programas sociales que beneficiarán a las personas adultas mayores, personas con discapacidad y estudiantes de nivel medio superior, así como el plan para conectar a internet gratuito las carreteras, plazas públicas, centros de salud y hospitales del país, así como hacer universal el derecho a la salud establecido en la Constitución.
“¿Por qué se hacen estas preguntas? Porque esto se hace con el presupuesto del gobierno que, al final de cuentas, es financiado con los recursos de los ciudadanos, entonces las preguntas se le hacen a la población para saber si están de acuerdo en que los recursos nacionales se utilicen en estas causas”, explicó el presidente de la fundación responsable de la consulta.
Por lo que respecta a la logística de las mesas de votación y lugares donde se ubicarán, señaló: “Se pondrán mesas prácticamente en todos los lugares que cubrió la consulta anterior, de manera que la gente ya sepa dónde están, ya sea porque participaron o porque, si no participaron, vieron en dónde estaban o tienen algún conocido que sepa, de manera que haya mayor afluencia”.
Agregó que los resultados serán informados el lunes 26 de noviembre: “Calculamos que el conteo de las respuestas va a llevar más tiempo que la consulta anterior y, por este motivo, los resultados no los podremos dar el domingo en la noche, sino que esto se estará procesando durante en la noche y el lunes en la mañana tener los resultados”.
Calderón Alzati respondió sobre las medidas de seguridad que serán tomadas para evitar posibles errores: “Esperamos que estén resueltos los problemas de la vez pasada, en especial hubo problemas de la gente que podría votar dos veces, esto se debió a que los celulares no tienen conectividad en todo el país y sobre todo depende mucho de la compañía con la que tiene contratado su servicio”.
A ello agregó que desde el inicio de la consulta se contará con tinta de genciana (también conocida como violeta de genciana o cristal violeta) en las mesas de votación para aplicar a los ciudadanos una vez que sufragaron.
Durante su intervención, Jesús Ramírez dijo: “Esperamos una participación similar a la que ya tuvimos de millón de ciudadanos, nos parece una participación importante. Se están tomando medidas para resolver las dificultades que se tuvieron en la primera consulta, mayor capacitación a quienes están en las mesas”.
Respecto a la conectividad de la aplicación que será usada en las mesas de votación, Ramírez Cuevas señaló que “incluso en la Ciudad de México, que es el lugar más conectado del país, hay huecos y momentos en los que se suspende la propia señal del celular, entonces puede haber momentos, estos pequeños vados en la señal que impida que se registre inmediatamente, pero serán excepcionales, no va a ser la tónica de la consulta”.
Habrá más mesas de votación en regiones donde se ubicarán las obras
Jesús Ramírez añadió que la única diferencia en la distribución de las mesas de votación radica en que esta vez se dispondrá de más lugares para votar en las zonas directamente implicadas en las obras de infraestructura:
“Como la anterior consulta estaba enfatizada en relación con el aeropuerto de Texcoco y de Santa Lucía, se dispusieron más mesas ahí para que los municipios pudieran participar. En este caso, el énfasis estará donde estarán las obras de infraestructura, en este caso el Tren Maya que abarca cinco estados del sureste; la región del Istmo, que abarca dos estados, Veracruz y Oaxaca, y el tema de la refinería en Dos Bocas, Tabasco. Entonces va a haber mil 102 casillas o mesas de votación.”
Agregó que la boleta presentará 10 temas con sus respectivas preguntas, para lo cual se ofrecerá información. Por ejemplo, en el caso del Tren Maya, “se va a informar que no va a afectar el medio ambiente, que se construirá sobre los derechos de vía, no se van a afectar los derechos de los campesinos, ni de los pequeños propietarios ni de las comunidades indígenas, se va a hacer un plan de mitigación, en fin, se va a explicar para que la gente tenga más información”, afirmó.
Respecto a las inquietudes de que este tipo de ejercicios podrían tratarse de una simulación, Ramírez Cuevas respondió: “En la primera consulta también se planteó que ya estaba todo decidido de antemano y que era un ejercicio casi como simulación, pero la propia realización de la consulta, la forma en que la gente acudió y el resultado mismo demostró que no había dados cargados ni una decisión de antemano”.
El monto de la consulta será prácticamente el mismo que la vez anterior y será financiada con colaboraciones de legisladores, “mayoritariamente senadores, pero también diputados federales y hasta locales. Este es un ejercicio que no se hace con recursos públicos, sino con aportaciones voluntarias de legisladores que forman parte de la Cuarta Transformación”, expuso Ramírez Cuevas.
Sobre al mismo tema, Calderón Alzati respondió: ”Estamos acostumbrados a gobiernos en donde todo lo que se hacía eran simulaciones, donde nos proponían una cosa y se hacía otra. Lo que estamos buscando con estas consultas es que el pueblo empiece a tener confianza en su gobierno. Empezamos con duda, pero en la medida que estas consultas se hagan y se vean los beneficios y las respuestas que se van a lograr gracias a la participación ciudadana, los mexicanos estaremos aprendiendo a confiar en el gobierno”.
En curso, proceso de consulta y diálogo con pueblos indígenas
Jesús Ramírez afirmó que las comunidades y los pueblos indígenas tendrán un papel protagónico en la toma de decisiones del nuevo gobierno de López Obrador, por lo que esta consulta ya inició en este sector mediante varios procesos simultáneos de diálogo:
“Los derechos indígenas han sido negados históricamente, y el derecho a la consulta es el principal derecho que les ha sido negado… Estamos iniciando un proceso de diálogo. La consulta no es solamente preguntar en urnas, de acuerdo con el Convenio 169 de la OIT debe ser informada, previa, pertinente culturalmente y hay muchas formas desde presentar la información, hacer llegar los proyectos y solicitar la opinión de las comunidades en sus asambleas, a través de sus autoridades, acordes con sus formas de democracia comunitaria. Vamos a respetar esos procesos, esto ya está, ya empezó hace unas semanas este acercamiento, las exposiciones en los ejidos, en las comunidades.”
Agregó que el nuevo gobierno trabajará para formalizar los procesos de consulta en las comunidades indígenas: “Se ha planteado hacer una ley de consulta indígena, porque no está legislado que se hagan las consultas indígenas, no se llevan a cabo en este país y, por lo tanto, cuando hay un conflicto con los pueblos indígenas tiene que haber un peritaje leal para determinar si son indígenas o no, casi como hace 500 años los españoles hacían análisis para ver si los indígenas eran personas”.
Por ello, dijo que esta consulta a los pueblos indígenas integra un procedimiento que será dado a conocer al mismo tiempo que los resultados, pero adelantó: “Tenemos mapeados a todos los sujetos agrarios y sociales involucrados en el caso del Tren Maya y se ha iniciado un proceso de diálogo que es paralelo al que estamos llevando a cabo hoy, como un ejercicio ciudadano nacional, para expresar la opinión no sólo del Tren Maya, sino los otros proyectos estratégicos y prioritarios del próximo gobierno”, concluyó.

Deja un comentario