Unidades de género no deben desaparecer sino fortalecerse

15418214217661947125518.jpg

CIMACFoto: Rosario Nieto

* Llaman a gobierno electo a reconsiderar medida

Por: la Redacción

Cimacnoticias/Ciudad de México, 9 de noviembre de 2018.-  Ante la propuesta de eliminar las Unidades de Género de la administración pública federal, la académica y ombudsperson del Senado de la República, Cynthia Galicia Mendoza, manifestó en una carta pública que éstas deben subsistir y fortalecerse.

En el escrito la maestra en Estudios de Género afirmó que estas unidades responden a mandatos internacionales que exigen la institucionalización y la transversalización de la perspectiva de género y aclaró que si bien son perfectibles, evaluables y mejorables, son un logro de un movimiento organizado de mujeres.

La carta se difundió días después de que en redes sociales y en medios circulara un documento titulado “Guía y criterios para el inicio y continuidad de la administración” donde como medida de austeridad el gobierno entrante llama a las dependencias y órganos desconcentrados a eliminar las áreas de equidad y género.

En su escrito, Cynthia Galicia Mendoza aseguró que la política pública que crea las unidades de género tiene como fin impulsar el adelanto de las mujeres y terminar con la misoginia institucional en todas las entidades de los gobiernos de todos los niveles.

Su principal objetivo es lograr la transversalización de género en el diseño, programación, presupuestación, ejecución y evaluación de las políticas públicas; y lograr la articulación y coherencia en la institucionalización de la perspectiva de género en el quehacer del Estado, hasta el logro de la igualdad sustantiva.

Para la especialista en género, la existencia de estas unidades debe ser evaluada por las mujeres que forman parte de la administración pública federal, quienes pueden dar testimonio de la importancia que tienen.

Recordó que estas instancias han hecho posible contar con datos exactos de las brechas salariales, laboral y de porcentajes de mujeres que ocupan mandos en los gobiernos, la falta de corresponsabilidad familiar, y han construido espacios para atender la violencia contra las mujeres, salas de lactancia, espacios de convivencia familiar, entre otras acciones.

La académica reconoció que si bien falta mucho y hay que evaluar su desempeño, queda claro que deben subsistir y fortalecerse porque su fin de “lograr la implantación e institucionalización de la perspectiva y transversalidad de género en la APF” sigue vigente.

Agregó que en lugar de desaparecerlas se deben establecer criterios de quién, cómo y con qué recursos y poderes va a realizar el trabajo que hasta ahora han hecho a favor de las mujeres, de sus derechos. Por esa razón llamó al nuevo gobierno a tomar en cuenta el punto de vista de las mujeres y del movimiento feminista, sobre las políticas que les atañen.

Deja un comentario