ACTOR CARLOS BRACHO PRESENTA SU FACETA DE ESCRITOR EN MUSEO DE TOLUCA

337979c1-6566-480c-a268-6c7eafb687b9

TOLUCA, Edomex. 9 de noviembre de 2018. En el Museo-Taller “Luis Nishizawa” se realizó la presentación del libro “Los muertos hablan”, cuya idea y edición estuvieron a cargo de Carlos Bracho, reconocido por su trayectoria como actor de cine, teatro y televisión.

Declaró que él es “escribidor” antes de ser actor, que fue alumno de Juan José Arreola y Vicente Leñero. Su pasión es leer y, también, escribir. De ahí que en 2017 junto con Ignacio Trejo, estando en una cantina y disfrutando de un buen tequila, nació la idea que ahora ve la luz en un tomo publicado por SéLector.

Este libro contiene 15 entrevistas apócrifas a personajes como Jesucristo, La Malinche, La Gioconda, Verónica Franco, Ángela Peralta, Rosario Castellanos y Fiódor Dostoyevski, entre otros personajes que han pasado a la historia por su genialidad.

Carlos Bracho dijo que los entrevistadores se enfrentaron a un reto, ya que las respuestas de estas personas –que ya están fallecidas– debían corresponder a declaraciones vertidas a través de sus textos. Aunque no fue una tarea fácil resultó algo divertido e ilustrativo para las y los lectores.

Con un desenvolvimiento tan agradable, se dijo lector de Carlos Marx y admirador de los personajes de la historia de México, invitó a las y los presentes a estudiarlos y creer en ellos porque han realizado una gran labor para formar a las sociedades actuales.

Además, dijo que los papeles que ha interpretado como actor y que más le han impactado como persona son José Ma. Morelos, José Vasconcelos e Ignacio Allende. En tono de simpatía dijo que uno de sus grandes recuerdos como actor son los besos de María Félix.

ae3a86a9-11e9-4fac-bd64-fdb2c92fabdf

Algunos de los vivos que preguntan son Margarita Aguilar, Héctor Anaya, Juan José Rodríguez, Alberto Ruy Sánchez, Betty Zanolli, Virgilio López, Hernesto Herrera, Claudia Marcucetti, Jorge Ruiz Dueñas y Carlo Di Giovanni, este último seudónimo de Carlos Bracho.

Deja un comentario